Golazo Gales > Inglaterra > Reino Unido

HACIA EL MARTES 29/11

Fútbol no es sólo Fútbol: Gales vs. Inglaterra

El martes 29/11 juegan en Qatar 2022 las selecciones de Gales e Inglaterra. Para Gales no será sólo fútbol, quizás porque el fútbol no es sólo un deporte.

Gales (en galés, Cymru) se ubica en una península de la isla de Gran Bretaña. Nación de cultura celta, se conformó tras la retirada del Imperio Romano. Pero Eduardo I, de Inglaterra, en el siglo 13, inició los siglos de ocupación inglesa. El territorio fue anexado a Inglaterra en 1284 y más tarde por el Acta de Unión de 1536 ingresó a lo que hoy se conoce como Reino Unido. En 1955, Cardiff fue elegida capital y en 1999 se creó la Asamblea Nacional de Gales, que atiende asuntos internos.

La selección de Gales es 1 de las 4 selecciones de fútbol que tiene el Reino Unido, junto a las de Escocia, Inglaterra e Irlanda del Norte.

El difunto historiador británico Eric Hobsbawm escribió en su libro "Nations and Nationalism', de 1992:

Lo que ha hecho del fútbol un medio tan singularmente efectivo para inculcar sentimientos nacionales resulta porque la (...) comunidad imaginada de millones de habitantes parece más real con un equipo de 11 personas con nombre y apellido. Lo que ha hecho del fútbol un medio tan singularmente efectivo para inculcar sentimientos nacionales resulta porque la (...) comunidad imaginada de millones de habitantes parece más real con un equipo de 11 personas con nombre y apellido.

Gales había llegado a un Mundial FIFA sólo en Suecia 1958, pero fue eliminada por Brasil: 0-1 con gol de Pelé (Edson Arantes do Nascimento). Brasil ganó aquella Copa.

Su entrenador es Robert John Page, galés ex jugador de Watford Football Club, Sheffield United, Cardiff City, Coventry City, Huddersfield y Chesterfield.

Su jugador estrella es quien 'fabricó' y marcó el gol del empate ante la selección estadounidense, Gareth Bale, su capitán y mayor goleador histórico (hoy jugador de Los Angeles FC, en la MLS).

El martes 29/11 juegan en Qatar 2022, las selecciones de Gales e Inglaterra. El fútbol es mucho más que fútbol.

bandera de gales.jpg
Bandera de Gales.

Bandera de Gales.

La historia

Ishaan Tharoor y Sammy Westfall en The Washington Post:

"(...) más que cualquier otro deporte, el fútbol es el juego global y, como tal, un punto de apoyo para todo tipo de simbolismo político y mitos de pertenencia. Los jugadores que componen el equipo de un país dado invariablemente provienen de una muestra representativa de la sociedad, a menudo emergiendo de entornos más pobres y humildes para ganar fama y fortuna mundial. Para los incontables millones de personas que los animan, soportan una pesada carga. Estas “11 personas nombradas” encarnan el anhelo de prestigio de una nación y la ansiedad por el fracaso.

Hay pocas escenas más vinculantes de identidad nacional que cuando las estrellas del equipo de un país se alinean en el campo antes del comienzo del partido, sus rostros tensos por la emoción mientras los fanáticos en las gradas rugen al son del himno nacional. El espectáculo se repite constantemente en las Copas del Mundo; lo que podría parecer vergonzoso y patriotero en otros contextos se convierte aquí en un poderoso ritual. Hay pocas escenas más vinculantes de identidad nacional que cuando las estrellas del equipo de un país se alinean en el campo antes del comienzo del partido, sus rostros tensos por la emoción mientras los fanáticos en las gradas rugen al son del himno nacional. El espectáculo se repite constantemente en las Copas del Mundo; lo que podría parecer vergonzoso y patriotero en otros contextos se convierte aquí en un poderoso ritual.

Considere la intensidad creciente de los italianos en camino a ganarlo todo en 2006. O el fervor incontenible de los chilenos en 2014. O el momento de sorprendente vulnerabilidad en 2010 cuando el principal delantero de Corea del Norte rompió a llorar con el himno a todo volumen del Estado paria aislado.

Este año, todos los ojos y oídos estarán puestos en un equipo poco probable: Gales. El país, que, al igual que las otras 'naciones de origen' que integran el Reino Unido, participa de forma independiente en una serie de deportes. Gales no estuvo en la Copa del Mundo desde 1958. Generaciones sucesivas de equipos galeses, incluidos varios talentos legendarios, han intentado clasificarse para el torneo sin éxito. Pero por pura fuerza de voluntad y no poca habilidad, Gales finalmente lo logró este año (...).

“Que una nación de 3 millones de personas esté en uno de los escenarios deportivos más importantes del mundo es muy importante para el pueblo de Gales, que ha estado esperando 64 años para que esto suceda”, dijo el primer ministro de Gales, Mark Drakeford, máximo responsable político oficial en el país.

Su llegada a Qatar se ha vuelto aún más tentadora por el grupo en el que competirán: después de USA (N. de la R.: fue empate 1 a 1), Gales juega contra Irán y luego contra su vecino, Inglaterra. Son posibles perdedores en ese último juego, pero las historias ya están llenas de tensión y drama. El actor galés Michael Sheen pronunció recientemente un monólogo conmovedor que se volvió viral, burlándose de una larga historia de los ingleses menospreciando e intimidando a los galeses mientras declaraba que “una tormenta roja se acercaba a las puertas de Qatar”.

La bravura de Sheen llevó al resurgimiento de una declaración política que pronunció hace media década a raíz del voto británico a favor del Brexit, cuando lamentó la desindustrialización y el declive rural del país, el ocaso de sus yacimientos de carbón y fundiciones de hierro, el legado de amargas huelgas mineras en la década de 1980 y cómo "las deslumbrantes promesas que hizo la oferta británica parecían sonar cada vez más huecas cada día que pasaba (...)".

La historia del lugar de Gales en la Copa del Mundo es inseparable de su propio viaje irregular como Nación sin Estado. “El auge de Gales como una fuerza del fútbol europeo durante la última década también coincidió con el resurgimiento de la nación después de décadas, si no siglos, de represión política y cultural, en gran parte autoinfligida”, escribió Dave Sheinin, en The Washington Post: “(...) dado que el éxito del equipo encarna el auge del nacionalismo galés, la sed de la ciudadanía por la afirmación externa de su singularidad galesa se ha visto envuelta en las fortunas deportivas de un par de docenas de jugadores de fútbol”. La historia del lugar de Gales en la Copa del Mundo es inseparable de su propio viaje irregular como Nación sin Estado. “El auge de Gales como una fuerza del fútbol europeo durante la última década también coincidió con el resurgimiento de la nación después de décadas, si no siglos, de represión política y cultural, en gran parte autoinfligida”, escribió Dave Sheinin, en The Washington Post: “(...) dado que el éxito del equipo encarna el auge del nacionalismo galés, la sed de la ciudadanía por la afirmación externa de su singularidad galesa se ha visto envuelta en las fortunas deportivas de un par de docenas de jugadores de fútbol”.

gareth bale.jpg
Gareth Bale es el capitán de la selección de Gales.

Gareth Bale es el capitán de la selección de Gales.

Las encuestas de opinión muestran que el apoyo a la independencia en Gales sigue siendo una preocupación minoritaria, aunque el sentimiento a favor ha crecido considerablemente en los últimos años. La devolución política a fines de la década de 1990 le dio a Gales un mayor grado de autonomía y autogobierno a través de su propia legislatura elegida. Pero el nacionalismo galés no se trataba solo de derechos políticos, sino también de identidad cultural, con generaciones de activistas que luchaban por preservar y expandir el uso del idioma galés

Sheinin destaca los esfuerzos de Dafydd Iwan, un cantante de folk que se convirtió en una de las figuras más destacadas de esta batalla. Antes de un partido de clasificación crucial contra Austria, Iwan salió a cantar "Yma o Hyd", cuyo coro entusiasta en galés se traduce como "¡A pesar de todos y de todo, todavía estamos aquí!" Una 'pared roja' de simpatizantes galeses cantó con él y lo repitió cuando Gales derrotó a Ucrania para asegurar su lugar en Qatar.

“Cuando se unieron”, dijo Iwan a The Washington Post, “fue como una fuerza poderosa. Había tanta pasión en el canto que no pude resistir el llanto. … He estado cantando esa canción durante 40 años, y es casi como si hubiera estado ensayando para este momento”.

Iwan, quien había sido arrestado varias veces como activista por los derechos del idioma galés en la década de 1970 y dirigió Plaid Cymru, un partido independentista galés, entre 2003 y 2010, escribió la canción en 1983 en un momento en que Gales estaba lidiando con el peso aplastante de la agenda neoliberal de la primera ministra Margaret Thatcher. (...) Cuando decenas de miles de personas la cantaron en Cardiff, marcó una especie de momento decisivo, una nueva era de la identidad y la política galesas. (...)".

Sheinin Delyth Jewell, miembro del parlamento galés (Senedd):

Puedo ver cómo desde fuera parecería absolutamente asombroso. (...) Pero lo que en realidad ha sido bastante revolucionario es que, a causa del éxito del equipo de fútbol y el hecho de que hayan adoptado esa canción, muestra que la nación galesa ha madurado mucho, en términos de sentirse cómodo consigo mismo y adoptar el idioma. Puedo ver cómo desde fuera parecería absolutamente asombroso. (...) Pero lo que en realidad ha sido bastante revolucionario es que, a causa del éxito del equipo de fútbol y el hecho de que hayan adoptado esa canción, muestra que la nación galesa ha madurado mucho, en términos de sentirse cómodo consigo mismo y adoptar el idioma.

-----------------------

Más contenido en Urgente24:

Qatar 2022: Habló Lionel Messi tras la foto del tobillo 'hinchado'

Arranca Qatar 2022, ojo con el corazón: 9 consejos médicos para ver partidos

Caída récord: 250 mil nacimientos menos por año en la Argentina

Las 15 mejores películas de todos los tiempos, según IMDb

9 alimentos que nunca debes guardar en el freezer

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario