Golazo Argentina > Lionel Scaloni > Qatar 2022

ASÍ LLEGARÁN TÍTULOS

Argentina: un proyecto de cantera que nutre a la mayor

La Selección Argentina tiene, desde hace años, un camino marcado: potenciar a las selecciones juveniles, inculcar valores y nutrir a la mayor. El detalle del trayecto.

Desde hace años, la Selección Argentina sostiene un proyecto que involucra a los jugadores más chicos de las juveniles. La transmisión de valores es uno de los aspectos fundamentales que sostienen quienes comandan los equipos. Las críticas a la mayor por haber perdido tres finales distintas generó una hecatombe. Ahora, desde la llegada de Lionel Scaloni como entrenador y Pablo Aimar y Diego Placente oficiando de conductores de los jóvenes, la albiceleste mira hacia adelante tratando de fortalecer sus bases. El Mundial de Qatar 2022 podría ser el moño que envuelve el regalo, pero el proceso está más allá de ese certamen.

El viaje comenzó a mediados de 2017 con Claudio Tapia como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino desde marzo. En julio de ese año, Hermes Desio asumió como Coordinador de Selecciones Juveniles y le propuso a Aimar y Placente sumarse al proyecto. Aceptaron y se transformaron en entrenadores de la sub-17 y sub-15, respectivamente. Argentina trabaja con sus jóvenes futbolistas hace casi cinco años y con antelación a lo que significó el Mundial de Rusia.

Le damos mucha prioridad a los valores. Que sean gente respetuosa, comprometida y que les guste la camiseta y el fútbol. Buscamos volver a la idea del jugador de selección como un todo y no como alguien que solo juega bien en la cancha”, explicó Aimar en ese entonces. Por su parte, Placente expresó: “Uno como técnico quiere que los chicos vivan lo que nosotros vivimos y aprendan los valores que tuvimos con (José) Pékerman. Trataremos de que vuelvan a tener esa identidad de respeto. Ser jugador de selección no es solo jugar bien, sino también tener una base para el futuro, para representar al país ”. El verbo “volver” como horizonte. ¿Contradictorio? Para nada. Es un retroceder para poder avanzar. Transmitir las enseñanzas que Pékerman le inculcó a la generación campeona en Malasia 1997.

AIMAR SCALONI MANA.jpg
Pablo Aimar, Matías Manna y Lionel Scaloni.

Pablo Aimar, Matías Manna y Lionel Scaloni.

El tren comenzaba su marcha. En el recorrido, Sudamericanos como el sub-17 de 2019, en el que el equipo de Aimar —campeón del certamen— contó con Rocco Ríos Novo, Kevin Lomónaco, Julián Aude, Cristian Medina, Matías Palacios, Franco Orozco, Alan Velasco, Matías Godoy, Ezequiel Zeballos y Santiago Simón para sacar boleto al Mundial de la categoría de ese año —sin los nombres propios que se repasaron a cargo de las juveniles, Argentina no se había clasificado al de 2017—, que contó con esos apellidos más Equi Fernández y Tomás Lecanda. Previamente, Placente comandó a fines de 2017 en el Sudamericano a la sub-15 con muchos de esos apellidos y fueron campeones. En el de 2019 llegaron a la final contra Brasil. En sus filas estaban Valentín Barco, Luka Romero y Federico Gómez Gerth. Hoy son futbolistas que debutan en la Primera de su equipo o que ya han emigrado a distintos países.

sub15.jpg
Argentina, campeón del Sudamericano sub-15 de 2017.

Argentina, campeón del Sudamericano sub-15 de 2017.

“He escuchado, y escucho todavía, que en Argentina ya no salen tantos jugadores de fútbol. Puede ser que en algún momento haya pasado eso, pero los entrenadores nos tenemos que hacer cargo de eso. Por esto me encantó la idea de trabajar con jóvenes”, escribió Aimar para el sitio The Coache’s Voice en una nota titulada “Donde quiero estar”. Y destacó los valores que se le inculca a los jóvenes como el respeto, la convivencia y el sentido de pertenencia por la camiseta argentina. Influencia Pékerman 100%.

Rubén Rossi, campeón mundial juvenil en 1979 junto a Diego Maradona y formador que pasó por Unión, River, Quilmes y Colón, dijo alguna vez: “El formador primero tiene que ser un vocacional y un enamorado de esto, no utilizar las divisiones inferiores para convertirse en un técnico de primera división”. Quienes hoy dirigen las raíces de la Selección son enamorados. Lo de Scaloni fue distinto: comenzó en juveniles y luego llegó a un interinato que se transformó en permanencia a base de resultados. Pero, a pesar de cómo haya asumido el cargo, es beneficioso el proceso generacional que llevó a cabo.

La sub-20 estuvo a cargo de Fernando Batista. Los apellidos serán distinguidos al instante. En el sudamericano de hace 3 años, los convocados fueron Nehuén Pérez, Fausto Vera, Esequiel Barco, Leonardo Balerdi, Agustín Almendra, Facundo Mura, Pedro de la Vega, Facundo Colidio, Lautaro Morales, Aníbal Moreno, Santiago Sosa, Julián Álvarez, Adolfo Gaich, Thiago Almada y Maximiliano Romero. Argentina fue subcampeona del certamen. En el Mundial que se disputó finalizando 2019, casi los mismos citados más Gonzalo Maroni, Marcelo Weigandt, Agustín Urzi, Tomás Chancalay y Cristian Ferreira. Esta vez el sueño se acabó rápido: afuera en octavos de final contra Malí, pero la gran medalla es que sus carreras no se estaquen.

bocha.jpg
Fernando Batista.

Fernando Batista.

En el trayecto del viaje, la vuelta a la selección de César Luis Menotti, que asumió como director de Selecciones Nacionales en enero de 2019. Mientras todo esto transcurría en las raíces blanquicelestes, las cámaras apuntaban a la eliminación de Argentina en octavos de final del Mundial de Rusia en 2018 y las dudas sobre Lionel Scaloni como entrenador de la mayor, con un tercer puesto en la Copa América de Brasil en 2019. Ningún resultado trastocó los planes.

GettyImages-1063934780.jpg
Scaloni y Aimar.

Scaloni y Aimar.

Finalizando ese año, Desio dejó su cargo por cuestiones personales y en enero de 2020 asumió Bernardo Romeo, luego de ser Manager de San Lorenzo entre 2012 y 2017. Convirtió 99 goles con el Ciclón como jugador y compartió equipo con Scaloni, Aimar y Placente en Malasia ’97 y afirmó que debería “coordinar las juveniles pregonando el buen juego y la disciplina”. Algo no menor: deslizó la idea de llevar a las selecciones al interior del país para “seguir por la línea de la federalización”. En su balance del 2021 —pandemia y entrenamientos virtuales mediante, trabajó solo 2 meses en “normalidad”— destacó las charlas con todos los clubes de Primera para recabar información de futbolistas y la gira de la sub-17 a Santa Fe, en la que jugaron amistosos contra Colón y Unión. Además, la misma categoría viajó a Córdoba en estos días, donde enfrentaron en dos partidos a un combinado de Banfield.

El camino continúa y los resultados del equipo dirigido por Scaloni, como se ha evidenciado, no parecen modificar las ideas. Una buena señal. Las juveniles nutriendo a la mayor. Hoy Argentina está integrada por exjugadores que pisaron el predio y conocen lo que es vestir la camiseta. Quizá, las puertas se sigan abriendo para quienes, de a poco, irán finalizando sus historias con la selección. Qué mejor. Todo esto tiene un cometido y Aimar se encarga de transmitirlo: “Deseo profundamente que la selección sea una fábrica de talentos en el tiempo que estemos nosotros”

Más contenidos en Urgente24

Dólar Sale: Cómo comprar más barato fuera de los bancos

El té que reduce azúcar alta y se toma después de la comida

Este peligroso hábito aumenta tu riesgo de demencia

Cristina Kirchner se desnudó: El PRO y la UCR boquiabiertos

¿Alberto Fernández se va de vacaciones con Fabiola Yañez?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario