FOCO Día Mundial de los Animales > en extinción > animal

RIESGO ARGENTINO

Día Mundial de los Animales: Los que están en extinción

La pérdida de fauna es un riesgo argentino no financiero enorme. En el Día Mundial de los Animales es clave recordar a los que están en peligro de extinción.

Cada 04/10 se celebra el Día Mundial de los Animales por iniciativa del Organización Mundial de Protección Animal en 1929. El objetivo del congreso de Viena (Austria) fue el de generar conciencia y buscar soluciones al problema de las especies en extinción.

La elección del 4 de octubre para esta festividad fue establecida en conmemoración de San Francisco de Asís, cuya iconografía se presenta en toda ocasión junto a un perro, en recordación de su devoción por esta especie, y cuyo mensaje señaló enfáticamente, la necesidad comprender cuál es nuestro lugar en la Tierra, ya que el bienestar de todos está integrado al bienestar de todos los animales y del medio ambiente y recordar la importancia de la protección de la fauna, sobre la cual la humanidad ejerce mayordomía.

En ese marco, en 1980 el papa Juan Pablo II declaró al Padre Francisco patrono de los animales y de los ecologistas. Fue en ese momento cuando el Día Mundial de los Animales tomó mayor notoriedad a nivel internacional.

ballena franca.jpg
Ballena franca, en peligro.

Ballena franca, en peligro.

Peligro de extinción y amenaza

El ‘Día Mundial de los Animales’, nos interpela a dar respuesta de varios interrogantes en torno de la relación que los humanos hemos establecido con ellos; entre otros, ¿Cuáles son las especies bajo amenaza de extinción en nuestro país?

En la Argentina, la ley protege a los animales del maltrato y la crueldad de las personas. A su vez, la fauna silvestre, que tanto temporal como permanentemente habita el territorio argentino, está declarada de interés público, así como la protección, conservación, propagación, repoblación y aprovechamiento racional.

Según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, al menos 4 especies en amenaza recibieron por ley del Congreso de la Nación la categoría de Monumento Natural Nacional, que representa "las máximas categorías de protección": el yaguareté, la taruca, la ballena franca austral y el huemul.

El yaguareté es el predador terrestre más grande de América y fue declarado Monumento Natural en el año 2001. De acuerdo a la información oficial, antiguamente también habitaba el sudoeste de Estados Unidos hasta las orillas de Río Negro en Argentina. La taruca, que habita las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán y La Rioja, fue designada Monumento Natural en 1996.

La ballena franca austral fue nombrada Monumento Natural en 1984 y actualmente su especie se encuentra en recuperación, teniendo cría las hembras una vez cada tres años. En cuanto al huemul, su población se ha reducido de manera significativa y habitan en los Parques Nacionales Nahuel Huapi, Lago Puelo, Los Alerces, Perito Moreno y Los Glaciares. Este ciervo fue declarado Monumento Natural Nacional en 1996.

yaguarete-corrientes.jpg
Yauareté en la Provincia de Corrientes.

Yauareté en la Provincia de Corrientes.

El Arca de Noé, esperanza por analogía

La vida en cautiverio, no es lo ideal; sin embargo, a veces puede revelarse un milagro. En Portugal, por ejemplo, en el parque zoológico de Lisboa ha nacido una cría de Orix de cimitarra, una especie animal extinguidas en su hábitat natural; es decir en las regiones subdesérticas del Sahel, al sur del Sáhara. Diogo Gomes, biólogo del zoo de Lisboa, explica que salvar especies de la extinción es una de las misiones del zoológico, pero que lo propio no debe entenderse como definitivo.

"El zoológico tiene un papel muy importante, casi como si fuera un Arca de Noé. Aquí hay machos y hembras y tenemos la oportunidad, después de la catástrofe que es la extinción de este animal en su hábitat, de tener una última esperanza para esta especie", reflexiona el mismo profesional, y agrega que el cautiverio jamás puede ser el objetivo; sino un paso adelante hacia la restauración de las especies en peligro sobre la tierra.

La idea es elegir los animales que podrán sobrevivir en su hábitat natural para, devolverlos a la naturaleza, siempre que sea posible, y tratar así de revertir el proceso de extinción de la especie.

taruca.jpg
Taruca o venado andino, otro en riesgo.

Taruca o venado andino, otro en riesgo.

La reeducación al medio salvaje

Numerosos estudios señalan que, si bien, las especies deben estar bajo nuestro cuidado y mayordomía, muchas de éstas están representadas por animales salvajes que necesitan preservar su comportamiento salvaje. Para lograr la meta de recuperación y reinserción al hábitat natural, se aplican procedimientos y protocolos de cuidado, mediante técnicas de enriquecimiento ambiental, que son fundamentales para que luego se pueda llevar a estos animales al lugar de su pertenencia.

La premisa en la que los biólogos coinciden reza que, si no se desarrollan como animales salvajes, no podrán adaptarse y sobrevivir en un nuevo hábitat, por tanto, deben volver a su verdadero hogar; único medio de asegurar la reproducción y la sostenibilidad de la especie.

En este 4 de octubre, Día Mundial de los Animales, los biólogos advierten de una grave amenaza sobre la biodiversidad. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, hay más de 41.000 especies de animales y plantas amenazadas, es decir, el 28% de todas las existentes.

La alternativa no es la clonación

Algunos científicos apuestan por técnicas más radicales como la clonación... en San Diego, Estados Unidos, se ha clonado una rara especie de caballo y en China un lobo ártico, técnicas que según los especialistas sólo deberían utilizarse cuando la reproducción sea difícil o imposible.

----------------------

Más noticias de Urgente24

33% de los electores 2027 serán pobres for ever (y enojados)

Agonía K: Lula da Silva en balotaje desespera por abstenciones

Arde JxC: fuerte choque entre Patricia Bullrich y la UCR

Federico Fellini, Fernando Sabag Montiel y el metaverso K

Dejá tu comentario