DINERO electores > pobres > Argentina

MALDITA CASTA

33% de los electores 2027 serán pobres for ever (y enojados)

La sociedad argentina se asoma a un futuro espantoso: el 33% de sus electores serán pobres y sin la educación de sus abuelos: informe de Idesa.

El fracaso del Estado argentino es horrible: ni la educación ni la salud ni el desarrollo social han cumplido su labor pese a la enorme cantidad de dinero aplicada. El ladriprogresismo ha destrozado a la Argentina. Cristina Fernández de Kirchner se horroriza porque algunos marginales la desprecian y decidieron asesinarla. Sin embargo, hay señales peores en el horizonte argentino. Los electores 2027 pueden provocar un resultado ni imaginable en 2022/2023. Cuando los niños y adolescentes pobres para siempre se incorporen al padron, a prepararse para una Argentina muy difícil.

  • 50% de los niños menores de 14 años viven en hogares pobres.
  • 70% de los niños pobres no saben interpretar textos, quizás ni siquiera escribir, y tampoco sumar ni restar. Están condenados a ser mano de obra descartable. Salarios paupérrimos. Quizás subsidios toda la vida.
  • A esta altura muy dificilmente puedan recuperar el tiempo perdido.

Corolario 1: Señora CFK: el gasto público fue un mal gasto que provocó inflación y no cumplió ninguno de los objetivos. Basta que predicar un Estado inservible, frustrante y oneroso para enriquecer a la Casta.

6 de cada 10 chicos argentinos son pobres
¿Qué sucederá cuando estos chicos sean ciudadanos electores?

¿Qué sucederá cuando estos chicos sean ciudadanos electores?

Corolario 2: ¿Por qué la Casta cree que esos futuros ciudadanos estará feliz con su condición? ¿Por qué no creer que los acompaña una profunda frustración y decepción? ¿Por qué no imaginar que el odio hacia la Casta, a la que culparán por sus insatisfacciones estructurales, marcará gran parte de sus decisiones? ¡A cuidarse, señores!

Vamos al informe de Idesa:

Un estudio reciente de UNICEF señala que a finales del año 2015 el 32% de los niños y adolescentes en Argentina eran pobres.
¿Qué pasará cuando este futuro ciudadano elector perciba que nunca podrá cambiar su condición?

¿Qué pasará cuando este futuro ciudadano elector perciba que nunca podrá cambiar su condición?

El gasto público social tiene por principal objetivo la equidad y evitar la marginalidad social. Destinando fondos públicos a educación y asistencia social, además de vivienda, agua, cloacas y salud pública, tiene por principal objetivo evitar la pobreza y equilibrar la distribución de oportunidades.

A comienzos del Siglo 21, el gasto público social (excluyendo el gasto previsional y universidades) en Argentina era de 12% del PBI.

En la actualidad, se ubica en alrededor del 15% del PBI.

La Constitución Nacional establece que la Nación sólo se encarga de funciones taxativamente enumeradas y las que las provincias le hayan delegado expresamente. Como las funciones sociales no fueron asignadas a la Nación, ni tampoco delegadas, las provincias con sus municipios son los responsables de gestionar los servicios sociales.

Sin perjuicio de ello, la Nación concentra recursos impositivos y se entromete en estas funciones que no le competen. A comienzos del Siglo 21, la Nación invertía un 3% del PBI en estas funciones y actualmente un 5% del PBI. Esto se materializa a través de transferencias a las provincias y gastos administrados centralizadamente.

¿Qué resultados se alcanzaron con estas intervenciones de los 3 niveles de gobierno? Con información aportada por las pruebas Aprender y el INdEC se puede trazar el siguiente cuadro de situación:

  • El 50% de los niños menores de 14 años forman parte de los hogares pobres.
  • El 70% de los niños pobres tienen bajo desempeño en lengua y matemática.
  • Esto implica que el 35% de los niños en Argentina son pobres con dificultades para leer, escribir, sumar y restar.

Estos datos muestran el rotundo fracaso de las intromisiones de la Nación en funciones provinciales.

Que 1 de cada 3 niños termine siendo pobre y le falte educación implica que 1/3 parte de la población ya está condenada de por vida a la pobreza. Cuando estos niños sean adultos, sin educación, el daño social es irreversible.

Por esto, no es tremendismo afirmar que en Argentina la informalidad y el asistencialismo vinieron para quedarse por muchas décadas más.

La solución no pasa por aumentar el gasto público social (que de hecho ocurrió) sino en mejorar la gestión del gasto.

Por eso resulta decisivo el ordenamiento del Estado. Particularmente importante es replantear los roles entre jurisdicciones.

La Nación debe dejar de superponerse interfiriendo en el financiamiento y la gestión de funciones provinciales y municipales. Esto no implica desentenderse del tema sino concentrar esfuerzos en medir y hacer públicos los resultados de las provincias para que las dirigencias locales sientan la presión de dar respuesta a los vecinos por mejorar la gestión. La Nación debe dejar de superponerse interfiriendo en el financiamiento y la gestión de funciones provinciales y municipales. Esto no implica desentenderse del tema sino concentrar esfuerzos en medir y hacer públicos los resultados de las provincias para que las dirigencias locales sientan la presión de dar respuesta a los vecinos por mejorar la gestión.

Esta es la mejor contribución que la Nación puede hacer al desarrollo social.

idesa-pobres.jpg
Que 1 de cada 3 niños termine siendo pobre y le falte educación implica que 1/3 parte de la población ya está condenada de por vida a la pobreza. Cuando estos niños sean adultos, sin educación, el daño social es irreversible.

Que 1 de cada 3 niños termine siendo pobre y le falte educación implica que 1/3 parte de la población ya está condenada de por vida a la pobreza. Cuando estos niños sean adultos, sin educación, el daño social es irreversible.

  • Parece un cambio muy disruptivo. Pero es la forma en que operan los países federales con excelentes resultados sociales, como Canadá y Australia.
  • Canadá tiene uno de los mejores sistemas de educación del mundo y no tiene Ministerio de Educación nacional.
  • Cada provincia gestiona su propio sistema de educación y rinde cuentas a su población por los resultados.

En el mundo, también es muy valorado el sistema de salud de Canadá. En este caso, hay un ministerio de salud nacional, pero no se dedica a ayudar a las provincias en el financiamiento y la gestión de los hospitales públicos provinciales, sino a coordinar lineamientos de políticas, investigación, medición de resultados sanitarios e información a la población. Tener ministerios nacionales que se entrometen en funciones locales es una desviación del federalismo argentino que contribuye a la pésima gestión pública.

Con el recrudecimiento de la crisis económica aumentan las presiones sobre el gobierno para un ajuste fiscal. El ajuste puede morigerar el descalabro macroeconómico en el corto plazo, pero a costa de profundizar el mal funcionamiento del Estado.

Para salir de la decadencia se necesita un ordenamiento integral del Estado que lleve al equilibrio fiscal junto con una sustancial mejora en la calidad de la gestión pública.

----------------------

Más contenido en Urgente24:

Ofensiva de Lula da Silva y Bolsonaro busca a Neymar

Paramount + repite sangre con The handmaid's tale

Tenso cruce de Massa con los diputados de izquierda: "El que mintió fue Crespo"

Ministro de Ucrania pide ayuda de los medios de occidente

¿Se puede ahorrar energía trabajando en la nube?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario