FOCO Ramón Ayala > argentino > Misiones

NATALICIO MUSICAL

85 años de Don Ramón Ayala, 'El Mensú'

Don Ramón Ayala nació en 1937, en Garupá, Misiones. Poeta, escritor, pintor y compositor, cultor de la estética pujante del Litoral argentino.

Ramón Gumercindo Cidade, don Ramón Ayala, nacido en la localidad de Garupá, provincia de Misiones un 10/03/1937, cantautor, escritor, poeta y pintor y compositor de las más entrañables composiciones del litoral argentino, así en la música como en la pintura, la poesía y la semántica y la rítmica. ¿La semántica y la rítmica? Sí.

Don Ramón Ayala fue el creador de ritmos musicales que revolucionaron la estructura estética y el estilismo de la música litoraleña y también, fue quien incorporó al léxico palabras íntimamente connotativas del sociolecto de las relaciones del trabajo que se cultivan en el campo (valga la analogía).

Don Ramón es uno de los máximos representantes de la música litoraleña argentina y posee una de las trayectorias más extensas en el mundo artístico sudamericano. Ayala es uno de los pocos folcloristas que acostumbra actuar con su atuendo de gaucho argentino, que consiste de un sombrero, bombacha, guitarra y botas. La mención de la guitarra, como indumentaria, es la resultante de una composición estética del ‘Mensú’. Sin ella, se vería desnudo.

Una biografía inacabada

Ayala nació en el pueblo de Garupá el 10 de marzo de 1937, el cual queda 15 km al sureste de la ciudad de Posadas (capital de la provincia de Misiones), frente al río Paraná, y en la frontera con la República del Paraguay. Es hijo de Umbercindo Cidade, un argentino nacido en Yapeyú (el lugar de nacimiento del general argentino José de San Martín, en la provincia de Corrientes), que fue cónsul argentino en San Borja (Brasil), y después tuvo una panadería y proveeduría ‘al por mayor’, en el pueblo de Santo Tomé (Corrientes).

Ayala es el mayor de cinco hermanos: Vicente José (que es un músico violinista), Osvaldo, Julieta y Julio Cambá (alias ‘Negro’). Cuando tenía 4 años de edad se mudó con su familia desde Santo Tomé (Corrientes) a Posadas. Al morir su padre vivieron los cinco niños con su madre en una casa ‘asombrada’ (embrujada) que pertenecía a la familia Grau, en la calle Rademacher en Villa Urquiza (barrio de la ciudad de Posadas. Aún niño, se mudó con su madre a la ciudad de Buenos Aires.

Ramón Gumercindo Cidade3.jpg
Ramón Gumercindo Cidade, don Ramón Ayala.

Ramón Gumercindo Cidade, don Ramón Ayala.

Foco

Siempre se interesó en las canciones regionales guaraníes, y a los 14 años comenzó a tocar la guitarra. Luego se relacionó con el músico paraguayo Herminio Giménez, creador de polcas paraguayas y guaranias, y director de la Orquesta Folclórica de la Provincia de Corrientes. Comenzó tocando con el mendocino Félix Dardo Palorma (1918-1994), el correntino Rulito González (años 1920-1979) y el rosarino Damasio Esquivel (1919-2004). Con este último chamamecero debutó en radio Rivadavia y el Palermo Palace.

En 1957, el cantante Horacio Guaraní (1925-2017) difundió en Radio Belgrano (de la ciudad de Buenos Aires) la canción «El Mensú», de Ramón Ayala, consiguiendo que se difundiera por las radios.

Desde allí comenzó a trabajar con Emilio Biggi, Juan Escobar, Samuel Aguayo, Mauricio Valenzuela y otros. Trabajó en el grupo musical de la cantante catamarqueña Margarita Palacios. Viajaron por el Noroeste argentino y la Patagonia. Más tarde cantó y tocó la guitarra con Arturo Sánchez y Amadeo Monjes, en el trío Sánchez-Monjes-Ayala.

Ramón Gumercindo Cidade6.jpg
'El Mensú'.

'El Mensú'.

El creador

Hacia 1960 creó el ritmo llamado ‘gualambao’ con la idea de darle un estilo propio y único a su provincia, ya que Misiones carece de un ritmo peculiar o exclusivo de su locación.

El ritmo está formado por dos ritmos de polca encadenados por una permanente síncopa que le confiere una fisonomía particular. Se escribe en compás de 12/8 (doce octavos), es decir que cada compás posee 12 corcheas distribuidas entre 4 tiempos.

Ayala acuñó la palabra ‘mensú’, para designar al peón de campo, guitarrero, montador de a caballo y poeta del trabajo y de los amores furtivos, intensos y con un tinte claramente erótico –y revolucionario para su época- . Ese mimo personaje, le canta a esos amores con un lenguaje ataviado tiernamente en el amarillo de los lapachos en ciernes, que doran la provincia que fuera su cuna.

Tanto se lo asoció al personaje, que quedó como su propio pseudónimo.

----------------------

Lee más noticias en Urgente24

"El dilema Lionel Messi": ¿Mejor con o sin Champions League?

Alarma: El mundo se dirige a una gran crisis de alimentos

"Momento decisivo": ¿Pedido de Alberto Fernández a CFK?

Default en Rusia: Bonos soberanos en el subsuelo

Evita efectos secundarios de las semillas de chía: Haz esto

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario