DINERO Gobierno > minería > Criptomonedas

CRIPTOMONEDAS

Gobierno de Kosovo ataca a la industria, y la minería emigra

El gobierno de Kosovo, uno de los países más pobres de Europa, atacan la minería a través de prohibiciones debido al consumo de energía y las fallas del sistema

Con el auge de las criptomonedas, las cuales surgieron como una oportunidad para reemplazar a las monedas tradicionales emitidas por un gobierno por aquellas monedas privadas y digitales con las cuales realizar transacciones inmediatas y seguras, también surgió la oportunidad para muchos usuarios de poder generar ingresos a través del proceso de validación de tales transacciones que se llevan a cabo con un ordenador. Pero los gobiernos comienzan a ver con recelo tales iniciativas, no porque estén en contra de las transacciones en sí, sino por el excesivo costo energético que se necesita para llevarlo a cabo, los cuales pueden causar apagones masivos o gastos cuantiosos en subsidios.

mineria bitcoin.jpg
El Gobierno de Kosovo avanza contra la industria de las criptomonedas, y ahuyenta a la minería.

El Gobierno de Kosovo avanza contra la industria de las criptomonedas, y ahuyenta a la minería.

La minería de criptomonedas atraviesa un momento bastante particular, los gobiernos del mundo comienzan a ver a tal proceso de validación como una amenaza a la matriz energética de cada país, y esto se debe a la cuantiosa cantidad de energía que utilizan para validad transacciones de criptomonedas. El proceso es simple, un ordenador compite entre los millones de ordenadores del mundo en resolver una operación matemática de gran complejidad, y el primero de ellos que llega al resultado correcto se hace de la oportunidad para validad una transacción que se lleva a cabo entre un usuario A y un usuario B. A cambio de tal validación, el dueño del ordenador se lleva una recompensa en criptomonedas.

En esta ocasión, fue el gobierno de Kosovo el cual optó por avanzar en contra de las grandes granjas de minado como así también de pequeños minadores, primero, incrementando el costo de la energía, y luego, atacando de manera directa a los usuarios que se dedican a esta actividad confiscando sus equipos. Como consecuencia, aquellas personas que se dedican a esta actividad acabaron por abandonar el país para establecerse en otro con energía relativamente barata, o incluso, algunos optan por vender sus equipamientos y abandonar del todo tal iniciativa.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario