DINERO Edesur > Edenor > Gobierno

CORTES DE LUZ

Edenor/Edesur y una ecuación rota que pagan los usuarios

Ni el Gobierno, ni Edenor, ni Edesur se responsabilizaron por los cortes de luz que anticipaba el pronóstico de calor extremo, y una ecuación rota hace tiempo.

Con solo dos días de altas temperaturas, el sistema eléctrico colapsó y miles de usuarios quedaron sin suministro. Y mientras se prevé que el calor continuará, nadie se hace cargo de los cortes: ni el Gobierno ni Edenor ni Edesur.

Según datos publicados por el portal del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que se cayó durante varios momentos de la tarde, Edenor registró picos de 150 mil usuarios sin luz, mientras que Edesur alcanzó aproximadamente los 60 mil durante el día.

Ambas empresas intentaron desligarse de sus responsabilidades en el apagón general eléctrico: Edesur adujo razones externas y Edenor, que un incendio en una vivienda particular provocó la caída del servicio. Hubo también hubo comunicado oficial del ENRE.

Pero lo cierto es que cada vez que el calor pega en el AMBA, son Edenor y Edesur las que quedan en medio de las miradas. En efecto, son los que operan la última parte del cable, pero son también las grandes perjudicadas por una política oficial: el congelamiento de tarifas, que acumula años, con una breve interrupción durante el gobierno de Mauricio Macri.

"Las empresas de distribución de energía, como Edesur, son muy intensivas en inversiones. No existe otra forma de sostener la mejora del servicio que requieren nuestros clientes, sin recursos tarifarios o subsidios", dijo en un comunicado Claudio Cunha, CFO de Enel en Argentina.

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) sancionó hace una semana atrás a Edesur con una multa de casi 240 millones de pesos por distintas deficiencias en la prestación del servicio eléctrico.

En un comunicado publicado en su sitio web, el ENRE explicó que una de las multas es de $105,514,298.25 "por incumplimiento en el deber de informar las interrupciones de servicio".

El Enre, intervenido, volverá a hacerse cargo del control de Edenor y Edesur.
Edenor, Edesur y el Gobierno, ¿quién se hace cargo de los cortes de luz que hasta un ciego podía anticipar?

Edenor, Edesur y el Gobierno, ¿quién se hace cargo de los cortes de luz que hasta un ciego podía anticipar?

"En relación a la sanción por la atención las oficinas comerciales ascienden a un total de 25.845.000kWh ($133,773,720), por incumplimientos de las obligaciones establecidas en el Contrato de Concesión, respecto del trato digno a las personas usuarias", agrega el comunicado.

Además, decidió nombrarse un veedor en Edesur, y el Gobierno prometía seguir analizando nuevas medidas contra la distribuidora de electricidad luego de los cortes del suministro que afectó a casi 100.000 usuarios durante los últimos días del 2021 en algunas zonas del AMBA.

Como la mayoría de quienes se quedaron sin luz en ese momento correspondía a la zona a cargo de la compañía propiedad del grupo italiano Enel, las medidas más drásticas que se anunciarían recaerían precisamente sobre Edesur y no en contra de Edenor, actualmente propiedad de la sociedad creada por los empresarios Daniel Vila; José Luis Manzano y Mauricio Filibertti.

Es que ambas compañías presentan diferencias: Mientras Edesur se mantiene en cabeza de los históricos dueños, los dueños de Edenor están recién llegados al mundo regulado.

En diciembre de 2020, Manzano, Vila y Filiberti cerraron una operación que incluyó el traspaso de todas las acciones que estaban en manos de Pampa Energía, la empresa de Marcelo Mindlin, y que representan el 51% del capital social de Edenor. Las sociedades compradoras son Empresa de Energía del Cono Sur e Integra Capital, todas controladas por los tres socios.

Según se informó entonces a la bolsa porteña, la operación se cerró en US$100 millones, de los cuales US$60 millones fueron desembolsados en el momento del cierre de la venta y los restantes US$40 millones se financiaron en un plazo de un año.

Aquella operación se leyó en medio de un importante telón político. Sucede que ese negocio depende de cuánto es el cuadro tarifario que autorice el Gobierno. Al momento de comprarla, más allá del precio de saldo, los nuevos dueños sabían que no hay manera de hacer rentable el negocio si no hay aumento tarifario. Otra de las certezas es que tampoco hay dinero para las inversiones necesarias, menos aún en momentos donde la demanda se escapa, sobre todo, por el precio bajo.

El verano pasado, entre la cuarentena y las inversiones que maduraron de la mano de los aumentos de tarifas que autorizó el gobierno de Cambiemos, la empresa no tuvo mayores problemas. Pero un año después, se desató un verdadero colapso ante el primero de varios días en los que se pronostica calor extremo en el Área Metropolitana.

"La sociedad continúa registrando capital de trabajo negativo, situación que se vio agravada fundamentalmente por la suspensión de la actualización de la tarifa desde febrero 2019 y la imposibilidad de captar el cobro a clientes cuya deuda se generase durante la declaración del Aislamiento Preventivo y Obligatorio ('ASPO'), continuado por el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio ('DISPO')", escribió Edenor en sus estados contables, según recordó hace poco el diario 'La Nación'.

Sin caja, la deuda de la empresa con el vendedor de electricidad (Cammesa), se disparó: son casi $33.000 millones y la compañía fue vendida en $2000 millones. Con esos números no le fue difícil a ese medio especular con que:

Sólo se puede comprar una empresa en semejante estado si se tiene confianza en poder refinanciar la deuda. Y el acreedor es el Estado Sólo se puede comprar una empresa en semejante estado si se tiene confianza en poder refinanciar la deuda. Y el acreedor es el Estado

La concesión de Edesur

En cuanto a Edesur, Soledad Manín, interventora del Ente Nacional de Electricidad (ENRE), al anticipar hace unos días la multa económica, afirmaba también: "analizaremos qué otras medidas vamos a tomar desde el organismo una vez que tengamos toda la información de la empresa" que brinda servicio en 12 partidos bonaerenses y la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires.

edesur.jpg
Tras los cortes de fin de año, no se descartó la posibilidad de finalizar antes de tiempo el contrato de Edesur...

Tras los cortes de fin de año, no se descartó la posibilidad de finalizar antes de tiempo el contrato de Edesur...

La funcionaria explicó las funciones que se le encomendaron a la veedora en la empresa, Merzi Silvia Carmen, quien además es la Jefa del Área de Aplicación y Administración de Normas Regulatorias del ENRE.

"Tendrá acceso a toda la información que necesite, a partir de la cual analizaremos las medidas que vamos a tomar", agregó la funcionaria que desembarcó como interventora del ENRE en marzo del 2020 y que ya posee en su despacho informes anteriores donde se cuestiona la continuidad de la concesión de Edesur y se acusa a la compañía de numerosos incumplimientos del contrato y hasta de falta de inversiones suficientes como para sostener el servicio.

Con ello no se descartaba que hasta analicen la posibilidad de finalizar antes de tiempo con el contrato que vence en el 2087, de acuerdo a la Resolución Nº 170 de 1992 firmada por Carlos Manuel Bastos, entonces secretario de Energía Eléctrica del gobierno de Carlos Menem.

Sin embargo también establece que el plazo de concesión se se dividirá en períodos de gestión, el primero de los cuales se extendió por 15 años tras la toma de posesión, y los restantes por 10 años a partir del vencimiento de cada lapso anterior.

En ese marco, se faculta también al Gobierno a llamar a concurso público internacional para la venta del paquete accionario y a aplicar una serie importante de sanciones por incumplimiento reiterado de las obligaciones o por acumulación de multas que superen el 20% de su facturación anual, entre otras.

En ambos supuestos, el ENRE puede hasta finalizar la concesión de manera anticipada, escenario que la propia Manín dejó flotando en el aire con sus declaraciones pero que desde sectores cercanos a la vicepresidenta Cristina Kirchner reclaman.

De hecho, en el Instituto Patria se preguntaron si no es momento de revisar las privatizaciones de los servicios públicos... De hecho, en el Instituto Patria se preguntaron si no es momento de revisar las privatizaciones de los servicios públicos...

"Con aumentos del 3.000% durante los años anteriores, solo utilizaron la recomposición del RTI para sacar dividendos fuera del país, ganancias declaradas en balances de un tenor increíble y pago de dividendos y royalty que salieron de la explotación usuraria a los ciudadanos", acusaron.

Ya a mediados del 2020, un importante grupo de intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires reclamó la caducidad de la concesión.

Lo hizo a partir de las conclusiones de un informe de casi 30 páginas elaborado por la Defensoría del Pueblo bonaerense que concluye con la necesidad de rescindir "la concesión de prestación de distribución del servicio público de electricidad a la empresa Edesur".

El reclamo se basa en las multas ya aplicadas a Edesur por incumplimientos varios; las obras que esta empresa no llevó a cabo y la falta de inversiones para prestar el servicio El reclamo se basa en las multas ya aplicadas a Edesur por incumplimientos varios; las obras que esta empresa no llevó a cabo y la falta de inversiones para prestar el servicio

En este sentido, la propia Manín acusó a Edesur de haber dejado de invertir en su zona desde el 2014 y aseguró que durante el gobierno de Mauricio Macri no hubo nuevos desembolsos. "Si no hay inversión suficiente suceden estas cosas, más cuando hay altas temperaturas", agregaba la interventora del ENRE.

Tarifa-inversión

Andrés Chambouleyron, ex titular del ENRE, a cargo del ente regulador entre enero de 2018 y enero de 2020, a través de la designación de Mauricio Macri, explicó en un artículo publicado hoy en Clarín que " la relación entre tarifas, inversiones, calidad de servicio y penalizaciones quedó desvirtuada por el congelamiento de tarifas y la inflación", y que así " el esquema actual hace inevitables los cortes".

Según el experto, junto a la suspensión de la actualización por inflación de las tarifas de distribución y transmisión, se suspendió también la actualización por inflación de las multas por calidad de servicio, y ello sumado al deterioro macroeconómico con un salto de más de 3 veces en el tipo de cambio con el dólar y una inflación acumulada de más del 100%, alteraron por completo los incentivos de las empresas a invertir.

"Al encarecerse la inversión y abaratarse las multas era cuestión de tiempo hasta que las empresas decidieran dejar de invertir degradando la calidad del servicio, aceptando además pagar las multas que ahora son relativamente mucho más baratas que las inversiones", afirmó antes de sintetizar: "la ecuación que minimiza los costos para las empresas hoy es inversión nula, muchas multas y calidad de servicio en caída libre. Era cuestión de tiempo."

Mientras, los usuarios lamentan que lo que no pagan por un lado, lo terminen pagando por otro... Pero siempre pagan.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario