DINERO Criptomonedas > bitcoin > blockchain

ABC

Criptomonedas: ¿Qué son y cómo funcionan?

Seguramente más de una vez escucharon historias de gente que se ganó millones con las criptomonedas. Pero, ¿Qué son y cómo funcionan?

Seguramente más de una vez escucharon historias de gente que se ganó millones con las criptomonedas. Pero, ¿Qué son y cómo funcionan?

Las criptomonedas, más que una moneda, deberían ser consideradas como un sistema monetario. Esto se debe a que su valor no depende del material del que están hechas, como ocurre con el oro y la plata. No dependen de ningún gobierno o institución, si no mera oferta y demanda de los usuarios. Se podría decir que el valor de las criptomonedas se lo dan las personas que la utilizan. Por lo tanto, igual que en otro tipo de activos, a mayor número de personas interesadas, mayor será su valor.

La primera en existir y dominar en todo el sector fue el bitcoin -BTC-. Pero en la actualidad existen varios cientos de criptomonedas. Se le puso este nombre por su naturaleza encriptada, es decir, protegida a través de una serie de claves, esto las convierte en muy atractivas porque las hace casi imposibles de robar o hackear.

Hacer transacciones con dinero corriente -fiat- tiene costos y varios intermediarios, pero con estos activos digitales el costo es bajo y la operación inmediata. Aparte de esto, las transacciones son anónimas. Se cree que todo surgió por de la crisis financiera de 2008, una persona que se hace llamar Satoshi Sakamoto, tuvo la idea de unir tecnología e internet para intentar salir del sistema bancario tradicional, y parece que lo consiguió.

Algunos consideran el descubrimiento de bitcoin como la Revolución del Internet. El dinero electrónico ya existía, pero para pasar dinero de unas personas a otras siempre se necesitaron bancos, que se quedan con una comisión. Por eso las criptomonedas usan la tecnología conocida como cadena de bloques o blockchain.

¿Cómo funcionan?

Es un sistema descentralizado. A cada transacción que se hace se le llama bloque y tiene un código único e irrepetible. Ese bloque o transacción queda registrada en la blockchain, con toda la información relacionada. La red de usuarios que están usando ese sistema lo registra y válida. Y es fácil porque cualquier usuario puede tener instalado blockchain en su computadora. Es decir, cualquiera puede ver esas operaciones y dar fé de que ese “dinero” si existe. Ese bloque se une a otros bloques existentes y forman la cadena. De esta forma los usuarios sustituyen a esas entidades intermediarias, se trata de miles de ordenadores conectados alrededor del mundo. La criptografía se basa en las matemáticas. Podría ser que una persona validara por error una transacción, pero como son miles de usuarios al mismo tiempo, tanto eso como la posibilidad de que un hacker se salga con la suya, es mínima.

Blockchain tiene esa red descentralizada de ordenadores que van validando operaciones y cada una de las personas que lo hacen son conocidas como mineros. Al final le están dando el "poder" a la gente, porque todo el mundo puede bajárselo y ponerlo a producir, por eso la descentralización. Al principio minar bitcoins era sencillo, pero con el tiempo y el aumento de usuarios la cosa se fue complicando.

Aun así, no todas son buenas noticias, lo peor que tiene bitcoin es su alta volatilidad. Y así se dio a lo largo de su historia. Nació en el 2009 con un precio de US$ 0,01 por cada bitcoin. Al principio fueron pocos los que invirtieron, pero poco a poco fue creciendo. Su crecimiento fue tal que, en mayo de 2011, llegaron a un precio de US$ 35. Luego volvieron a descender y se estabilizaron entre US$ 2 y US$ 15 en 2012. Después de eso, la moneda digital se hizo famosa en el continente asiático, lo que volvió a situarla al alza. Llegó a tener un precio de US$ 202 en junio de 2013. Y ese no fue su pico, porque en septiembre del mismo año llegó a US$ 1203 y ahí se derrumbó.

Algo similar ocurrió en el último tiempo, luego de haber alcanzado la marca de los US$ 68.000 a fines de 2021, la criptomoneda rey se desplomó y cotiza ahora, 22 de septiembre de 2022, por debajo de los US$ 20.000.

image.png

Aun así, es importante remarcar que por todo esto las criptomonedas no pueden ser consideradas como monedas, dado que no cumple todos los requisitos estrictos de las mismas:

  1. Medio de pago universalmente aceptado: Es el activo aceptado por todos para comprar bienes y servicios.
  2. Unidad de Cuenta (referencia): Es el patrón que utilizan productores y consumidores para establecer precios y registrar las deudas. El precio de Bitcoin está expresado en dólares, el dólar sí cumple como unidad de cuenta.
  3. Depósito de valor: Es un activo financiero que utilizan los individuos para transferir poder adquisitivo del presente al futuro (a través del ahorro). Requisito que no cumplen las criptos por su alta volatilidad.

Más contenido en Urgente24

Fracaso del PO por neumáticos: Rompen el paro y Pirelli advierte despidos

"Fascista": La oposición estalló contra Alberto Fernández

Ajustaron el cepo, pero se ensancha la brecha: Los motivos

A Béliz le volvió el alma al cuerpo: Explotó el BID y Claver-Carone tiene las horas contadas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Últimas Noticias