DINERO China > Evergrande Group > Wall Street

NUEVA ÉPOCA

China intenta una reforma acelerada: el Lado B de Evergrande

China fue el pulmotor de Wall Street durante años. Ahora que China decidió cambiar sus reglas para empresas, no sólo golpea a Hong Kong sino a Wall Street.

Wall Street padece que en China uno de los principales constructores chinas de viviendas, Evergrande Group, está al borde del colapso, y la ventas de propiedades está en crisis en muchos lugares, después del intento de Beijing de

  • frenar la construcción financiada con el endeudamiento de los promotores inmobiliarios y
  • controlar el aumento de los precios de la vivienda.

Durante 2020 y lo que va de 2021, China ha tomado numerosas medidas regulatorias , incluidas multas y sanciones, que afectan a una variedad de industrias mientras intenta

  1. reducir la desigualdad,
  2. controlar el endeudamiento excesivo y
  3. obligar a las empresas a ceñirse a los lineamientos a largo plazo del Partido Comunista.

Los funcionarios de Beijing señalaron que la fuerte recuperación del país luego de la pandemia de Covid-19 ofrece oportunidades para abordar reformas estructurales que blinden a China en la 'Guerra Fría' que le inició USA con Donald Trump y que ha decidido continuar Joe Biden.

El Partido Comunista Chino considera que el modelo demasiado parecido a Occidente conduce a desequilibrios sociales y económicos, que deben corregirse sin descarrilar la trayectoria de crecimiento general.

Las medidas enérgicas de alto perfil de China contra los promotores inmobiliarios, las empresas de tecnología y otras empresas privadas están comenzando a pesar sobre la actividad comercial y aumentar los riesgos financieros en el país, lo que aumenta la posibilidad de que las campañas de Beijing puedan dañar la economía en general.

Sin embargo, a medida que la acción del Gobierno chino se intensifica, los daños colaterales crecen y alcanza a las bolsas occidentales que financiaron a las empresas chinas ahora condicionadas por Beijing.

Nuevas previsiones

Bank of America redujo su pronóstico para el crecimiento del Producto Interno Bruto de China a 8% y 5,3% en 2021 y 2022, por debajo del 8,3% y 6,2% previsto con anterioridad, citando razones que incluyen condiciones crediticias más estrictas y el riesgo de que Beijing maneje mal los problemas en Evergrande.

La situación es complicada. Por ejemplo, los empleados del sector tecnológico (Alibaba, Tencent, ByteDance, etc.) se enfrentan a recortes salariales y posibles despidos después de que los reguladores apretaran la correa de la industria. Los inversores extranjeros se han vuelto más escépticos acerca de invertir dinero en algunas partes de la economía de China.

El gasto del consumidor se tambaleó en agosto, creciendo solo 2,5% respecto al año anterior en el marco de los esfuerzos para contener los brotes de la variante Delta del nuevo coronavirus, que llevó a restricciones en las industrias de servicios.

Los precios más altos de las materias primas y las materias primas han reducido las ganancias de los fabricantes, reduciendo su apetito por la inversión.

No obstante, muchos economistas dicen que las preocupaciones son exageradas y que China aún puede alcanzar un crecimiento del 8% en 20211, superando el objetivo oficial de más del 6%.

Los problemas que los reguladores chinos tratan de abordar, incluida la pesada carga de la deuda empresarial y la estructura monopólica en varias actividades, así como el control de las emisiones de carbono, requieren medidas que son populares.

evergrande.jpeg
Evergrande Group creó una burbuja de crecimiento con deuda. No caerá pero sí se achicará.

Evergrande Group creó una burbuja de crecimiento con deuda. No caerá pero sí se achicará.

Evergrande

China limitó el apalancamiento financiero de algunos desarrolladores altamente endeudados bajo una campaña conocida como las "3 líneas rojas". Algunas ciudades tomaron sus propias medidas, incluida Shenzhen, que intentó limitar los aumentos de precios en las casas existentes, lo que provocó que las transacciones del mercado cayeran drásticamente.

Algunos analistas han dicho que las medidas del gobierno podrían empujar a empresas como Evergrande, que violó las 3 líneas rojas de Beijing, a incumplir el pago de la deuda. Eso ha generado temores entre los inversores internacionales, en parte porque muchos desarrolladores chinos han recaudado fondos del mercado de bonos extraterritoriales.

También podría generar pérdidas para los proveedores de Evergrande y las instituciones financieras chinas que hacen negocios con la empresa y generar otros impactos imprevistos.

El gobierno de Beijing tiene recursos para rescatar a las empresas de desarrollo inmobiliario u otras empresas si los riesgos financieros aumentan demasiado, y el banco central de China tiene un amplio margen para flexibilizar la política monetaria si es necesario. El problema es qué desea hacer Beijing.

Muchas de las mayores preocupaciones entre los economistas giran en torno al sector inmobiliario de China. Su fuerza inesperada en 2020 ayudó a la economía a recuperarse de Covid-19, contribuyendo con el 7,3% del PIB de China, en comparación con el 2,3% en 2010, según datos oficiales.

Pero ha aumentado la preocupación entre los legisladores chinos de que los precios de las viviendas han subido demasiado rápido, saliendo del alcance de muchas familias jóvenes y haciéndolas menos dispuestas a tener hijos, al tiempo que agregan riesgos al sistema financiero.

Carol Liao, economista para China de PIMCO, una firma de gestión de inversiones:

Todavía no es un punto de inflexión para la relajación de la política regulatoria, ya que el control de la pandemia, la estabilidad de los precios de las propiedades y la descarbonización siguen encabezando la lista de tareas del gobierno. Todavía no es un punto de inflexión para la relajación de la política regulatoria, ya que el control de la pandemia, la estabilidad de los precios de las propiedades y la descarbonización siguen encabezando la lista de tareas del gobierno.

Los límites

Evergrande dijo el 14/09 que había contratado asesores financieros, una medida que la acerca a una reestructuración, luego de que las ventas de sus departamentos se desaceleraron y los planes de disposición de activos no se materializaron.

Al interrumpir el Gobierno la financiación para algunos desarrolladores, presionados a vender propiedades con grandes descuentos para recuperar liquidez, los precios de las viviendas entran en una espiral descendente pero provoca una licuación del patrimonio de las familias propietarias. La vivienda representa 74% de la riqueza de los hogares en China, según un estudio de 2019 del banco central de China.

Desde agosto, en al menos 6 ciudades chinas más pequeñas, las autoridades locales han advertido a los desarrolladores que no reduzcan demasiado los precios de las viviendas. La oficina de vivienda en Yueyang, una ciudad de 3er. nivel en el centro de China, puso un piso a los precios de las nuevas viviendas residenciales y dijo que detendría las transacciones de viviendas que cotizan por debajo de los precios estipulados por el gobierno.

Goldman Sachs argumentó, según The Wall Street Journal, que la ventana de oportunidad de China para acciones regulatorias ya se ha cerrado porque el crecimiento se desacelera como resultado de la demanda de exportación en aumento, los riesgos de la variante Delta y otros factores.

Goldman Sachs:

Creemos que es imperativo que el gobierno proporcione una comunicación clara sobre el plan con respecto a Evergrande y que refuerce la confianza entre los compradores de viviendas, proveedores y contratistas, bancos y otras instituciones financieras no bancarias. Creemos que es imperativo que el gobierno proporcione una comunicación clara sobre el plan con respecto a Evergrande y que refuerce la confianza entre los compradores de viviendas, proveedores y contratistas, bancos y otras instituciones financieras no bancarias.

Si bien el desempleo urbano sigue siendo bajo en general, es más alto para los jóvenes, incluidos los graduados universitarios del país, cuyas cifras se elevaron a un récord de más de 9 millones este año.

Las acciones de China, que incluyen tratar de reducir las largas horas de trabajo, también están perjudicando sus perspectivas laborales en las empresas de tecnología, tradicionalmente entre los empleadores más deseables para los jóvenes chinos.

Una explicación

El líder Xi Jinping tiene una bandera: "una prosperidad común", que supone reducir la desigualdad. Es el eje de los acontecimientos.

Zhu Ning, profesor de Finanzas en el Instituto Avanzado de Finanzas de Shanghai:

Esta ronda de regulaciones en el mercado inmobiliario está más impulsada por propósitos políticos que económicos. Durante décadas, la mayoría de los chinos creyó que los precios de las viviendas solo subirían más y se convertirían en una fuente importante de carga para las familias. Está claro que Beijing quiere cambiar esa percepción. Esta ronda de regulaciones en el mercado inmobiliario está más impulsada por propósitos políticos que económicos. Durante décadas, la mayoría de los chinos creyó que los precios de las viviendas solo subirían más y se convertirían en una fuente importante de carga para las familias. Está claro que Beijing quiere cambiar esa percepción.

Pero abundan los costos económicos de la "prosperidad común" de Xi.

En tanto, afuera también golpea el valor de los activos en los que invirtieron occidentales concurrentes a los mercados de capitales.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario