DINERO Arabia Saudita > petróleo > Joe Biden

US$ 113 POR BARRIL

Alerta Joe Biden: Arabia Saudita no rescatará el petróleo

Arabia Saudita acumula enojo con Joe Biden por los sucesos bélicos en Yemén. Y Joe Biden, quien precisa de Riad, desprecia al príncipe Mohammed bin Salman.

Semanas de presión de Joe Biden sobre Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, para producir más crudo, que alivie la volatilidad del mercado tras el ataque ruso a Ucrania. Pero Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, su vecino y aliado, han rechazado los pedidos de Estados Unidos y Reino Unido para aumentar la producción. Los precios del crudo Brent, el estándar de referencia internacional, subieron más del 3% el lunes 21/03 a un máximo de US$ 113 el barril.

En un comunicado publicado por los medios oficiales, el reino dijo: “Arabia Saudita anuncia que no asumirá la responsabilidad por la escasez de petróleo en los mercados globales a la luz de los ataques a sus instalaciones por parte de las milicias terroristas huthíes”.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita se produjo un día después de ataques con misiles y aviones no tripulados contra instalaciones energéticas en el reino. Uno de los ataques en un centro de distribución de Saudi Aramco en Jeddah provocó un incendio en un tanque de almacenamiento. Los huthíes se atribuyeron la responsabilidad y prometieron más ataques. No está claro si los ataques interrumpieron la producción de petróleo.

Amin Nasser, director ejecutivo de Saudi Aramco, dijo a los periodistas que la compañía había adoptado planes de contingencia para garantizar que pudiera cumplir con sus contratos. Los ataques se produjeron cuando Arabia Saudita se preparaba para negociaciones entre las facciones de Yemen organizadas por el Consejo de Cooperación del Golfo. Los hutíes han dicho que boicotearían las conversaciones.

Financial Times: "El Reino y Emiratos Árabes Unidos se sienten cada vez más frustrados por lo que consideran una falta de apoyo de aliados como Estados Unidos contra los hutíes. Le han pedido al presidente Joe Biden que vuelva a incluir a los hutíes en la lista de organizaciones terroristas después de que él revocó esa designación cuando asumió el cargo. Biden también dejó de apoyar a la coalición en Yemen y EE. UU. suspendió las ventas de armas ofensivas a Arabia Saudita, aunque continúa proporcionando interceptores de misiles."

La declaración de Arabia Saudita culpó a Irán por proporcionar misiles a los huthíes y dijo que los ataques "afectarán la capacidad de producción del Reino y su capacidad para cumplir con sus compromisos". También que "la comunidad internacional debe asumir su responsabilidad en la preservación de los suministros de energía y enfrentarse con decisión a la milicia terrorista Houthi".

Los huthíes, que han estado luchando desde 2015 contra una coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen, han ejecutado numerosos ataques contra Arabia Saudita y, últimamente, contra su socio de coalición, Emiratos Árabes Unidos.

Separatista yemení en una protesta antigubernamental en Adén. REUTERS/Fawaz Salman
Huthíes enemigos de Arabia Saudita, que le reprocha a Joe Biden haber aflojado la presión que había impuesto Donald Trump.

Huthíes enemigos de Arabia Saudita, que le reprocha a Joe Biden haber aflojado la presión que había impuesto Donald Trump.

Mal momento de Joe Biden

Con las firmas de Nick Wadhams, Annmarie Hordern y Matthew Martin, la agencia Bloomberg relató:

El presidente Joe Biden se ha visto obligado a regañadientes a vínculos más estrechos con el rey de Arabia Saudita, obligado por la invasión rusa de Ucrania a repensar un enfoque bilateral distinto mientras Estados Unidos lucha por frenar el aumento de los precios del petróleo.

El problema es que el príncipe heredero Mohammed bin Salman (MBS) no está dispuesto a seguirle el juego.

La actitud suavizada de Estados Unidos, confirmada por una docena de personas familiarizadas con el debate, sigue a meses de esfuerzos de algunos altos funcionarios de la Administración para convencer a un Presidente cauteloso de que ignorar al líder saudí de facto estaba obstaculizando los objetivos de política exterior de Estados Unidos.

La necesidad de aislar a Moscú reforzó ese impulso. Un funcionario describió la invasión de Rusia como un evento de cambio de paradigma en la forma en que Estados Unidos observa a Arabia Saudita, la potencia económica de Medio Oriente y durante años un peso pesado político en los asuntos de la región y una fuerza dominante en la OPEP +, alianza entre el cártel de exportadores de petróleo y Rusia. También uno de los mayores compradores de armas estadounidenses.

El cambio de enfoque es una admisión de que Biden se acorraló a sí mismo durante su campaña presidencial al llamar a Arabia Saudita un "paria", consecuencia de su repulsión por el asesinato del opositor Jamal Khashoggi en 2018 y el deseo de tomar distancia de las relaciones más condescendientes de su predecesor, Donald Trump, quien envió a su yerno, Jared Kushner, a trabajar directamente con MBS,.

Las conversaciones con personas en Riyadh y Washington DC reflejan una imagen de una Administración que reconoce que debe mantener una asociación de décadas que garantice la influencia de EE. UU. en la principal región exportadora de energía del mundo y, sin embargo, también quiere castigar al príncipe Mohammed por sus violaciones de los derechos humanos.

La llamada

3 personas familiarizadas con el asunto dijeron que las 2 partes estaban tratando de concertar una llamada entre Biden y el Príncipe heredero por primera vez, pero las tensiones ahora eran tan profundas que tomaría tiempo.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dijo que "es categóricamente falso" que la Casa Blanca haya solicitado una llamada con el Príncipe heredero y negó que los saudíes hayan rechazado al Presidente estadounidense.

La portavoz de NSC, Emily Horne, agregó: “El Presidente habló con el rey Salman el 9 de febrero. En ese llamado, establecieron una agenda bilateral afirmativa desde el medio ambiente hasta la seguridad y la cooperación energética. Desde esa importante llamada, nuestros equipos se han comprometido en todos los niveles. No ha habido discusiones sobre llamadas posteriores a nivel del Presidente dado este compromiso regular y continuo”.

Un funcionario estadounidense que pidió no ser identificado dijo que los saudíes están de acuerdo con el protocolo del Presidente hablando con el Rey. El funcionario también dijo que Biden ha estado abierto a conversaciones con el príncipe Mohammed y señaló que si el Príncipe heredero hubiera viajado a Roma en octubre durante la reunión del G-20, Biden se habría reunido con él.

Biden se planteó un serio desafío después de asumir el cargo en enero de 2021 al prometer reorientar su política exterior fuera del Medio Oriente y hacer de los derechos humanos una mayor prioridad. En ese momento, su portavoz dijo que su contraparte era el rey Salman y expresó el cambio como una "reubicación" de los vínculos.

---------------------------

Otras noticias de Urgente24

Alberto vs CFK: "El vínculo está deteriorado, pero no tienen incentivo para romper"

Moyano amenaza, Navarro contra CFK y Alberto, y denuncian a flamante funcionaria

Retenciones: Semana de reclamos por la "equivocación" oficial

El día más difícil para Sergio Massa

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario