3 A 0 A BOCA JUNIORS

Santos siempre es fiel al Santos y Boca fue una lágrima

Fue una noche mágica para Santos en Vila Belmiro. Incluso más que el del 16 de diciembre de 2020, cuando Peixe ganó al Grêmio 4-1 y se clasificó para las semifinales de la Libertadores. Este miércoles (13/01), el 'Alvinegro' destrozó a Boca Juniors y con un marcador implacable, 3-0, garantizando su
miércoles, 13 de enero de 2021 · 21:50

Una final en el estadio Maracaná (Río de Janeiro, Brasil), era un riesgo para el sentimiento brasilero, que siempre tiene presente aquella final perdida con Uruguay. Pero hay alivio nacional: será una final entre equipos brasileros. El VAR eliminó a River Plate (no ganó el Palmeiras sino el VAR), y el Santos FC destrozó a Boca Juniors, que jugó sin ánimo de semifinal, sin historia de campeón.

En Vila Belmiro, Santos fue superior a los argentinos durante los 90 minutos, abrió el marcador en la primera parte, con Diego Pituca, y aseguró el marcador al inicio de la etapa final, con goles de Soteldo y Lucas Braga.

Tal como en el enfrentamiento de vuelta de los cuartos de final, contra Grêmio, en Vila Belmiro, Santos no supo del rival en los primeros segundos del partido. Si contra el Tricolor Gaúcho, el primero de los cuatro goles del 4 a 1 salió a los 11 segundos, contra Boca a los 30 segundos de juego Marinho abrió el larguero en el costado derecho del campo y pegó en el poste del arquero Andrada. Casi de nuevo, Alvinegro no abre el marcador antes del primer minuto de partido.

Y no pasó mucho tiempo antes de que el 'Peixe' anotara el 1 a 0. A los 15 minutos del primer tiempo, Soteldo tomó el balón en el área, luego de golpear y rebotar, con el balón incluso golpeando la mano del zaguero López, de Boca, se dejó la ronda para que Diego Pituca girara en la entrada del área chica y golpeara el contrapié. el portero Andrada. Fue el primer gol de esta semifinal. 

Tras marcar el primer gol, Santos redujo su impulso defensivo, pero supo posicionarse defensivamente. Con la línea de fondo bien colocada, el 'Peixe' apenas dejó que Boca Juniors llegara a su meta. El único ataque algo peligroso de los argentinos llegó en el minuto 33', cuando Lucas Veríssimo compartió y cabeceó con Eduardo Sálvio y sacó lo peor, tras la jugada Villa sacó pintura del gol de João Paulo. 

Emblemática es la camiseta número 10 del Santos para marcar un gran gol, en Vila Belmiro, en una semifinal de la Libertadores. Y eso pasó a los 48'. Soteldo, que no venía haciendo un gran partido, recibió el balón por el lado izquierdo del campo, pateó con su pie izquierdo al ángulo derecho del portero Andrada. El venezolano aumentó su racha con el Santos. 

Más emblemático que un gol de la camiseta 10 del Santos (la de Edson Arantes do Nascimento, la de Robinho, la de Neymar) en una semifinal de la Libertadores, es un gol de un simpatizante. Lucas Braga tiene fotos acompañando los partidos del 'Peixe' en las tribunas.

Él ya había marcado un gol en la Libertadores, en la última jornada de la primera fase, cuando el 'Peixe' ganó a Defensa y Justicia, por 2 a 1, en Vila Belmiro, que fue la primera de Braga con la camiseta del Santos. Ahora él recibió un pase de gol de Marinho, que pasó con facilidad por la marca de Boca, por el lado derecho, y rodó el balón hacia atrás. Lucas Braga la tocó hacia el arco vacío. 

Y todavía había tiempo para una desastre inamdisible: en el minuto 55', el lateral izquierdo Frank Fabra le puso sus tapones sobre el estómago a Marinho. El deportista de Boca fue expulsado en el acto por el árbitro colombiano Wilmar Roldan.

Luego de la expulsión de Fabra, Boca Juniors se quedó sin fuerzas. El 'Peixe' controló las acciones. El 'Alvinegro' incluso creó algunas oportunidades en rápidos contraataques, pero tanto Madson como Kaio Jorge se detuvieron ante el portero Andrada. La verdad es que el Santos le perdonó la vida a Boca.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia