ANÁLISIS Frente de Todos > Alberto Fernández > kirchnerismo

PANORAMA

Frente de Todos: Una mesa a la que le cuentan las sillas

Alberto lanza la mesa política del Frente de Todos. Escepticismo K. Massa redobla esfuerzos contra la inflación. 

“Esa mesa va a tener tanta gente que va terminar pareciéndose a la Mesa del Hambre… y ya sabemos qué pasó con eso”. Con sarcasmo, el observador transmite algo del escepticismo que hay en el kirchnerismo por la convocatoria que planean en la Casa Rosada. En el sector que responde a Cristina Kirchner miran con desconfianza la mecánica que se vislumbra de lo que Alberto Fernández pretende que sea la tan postergada instancia de debate del Frente de Todos. De hecho, aunque mucho la reclamaron La Cámpora y Sergio Massa, la famosa “mesa políticaapenas atendería, si del Presidente dependiera, temas relativos a la estrategia electoral y no los que tengan que ver con la gestión o las “cuestiones de fondo” que dividieron a la Casa Rosada y el Instituto Patria. En otras palabras, no se discutirá el gobierno, aclaran cerca del jefe de Estado. La intención del Presidente de llenar de actores la “Mesa” -gobernadores, sindicalistas, dirigentes sociales- también dispara el recelo del sector K que no ve allí otro objetivo que el del sumar contrapesos en un escenario en el que de otra forma el jefe de Estado estaría en clara desventaja. En efecto, ahí estaría el principal motivo por el cual la “Mesa” no fue constituida antes.

El anuncio de la convocatoria se precipitó horas después de una cumbre peronista en el partido de Merlo. Allí se mostraron Sergio Massa, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, intendentes y caciques territoriales del Conurbano. Desde el entorno presidencial, no obstante, juraron que el llamado que confirmó luego la portavoz Gabriela Cerruti estaba previsto desde mucho antes. A posteriori, la agencia Télam publicó que hubo una referencia al respecto -no pública- de al menos el 29/12 último. Fernández no querría que se interprete que la convocatoria a la “Mesa” le fue arrancada con la foto en la quinta La Colonial de Merlo, con el aditivo de la presencia de Massa como principal efecto disuasor.

fdt-merlo.jpg
Massa se sumó a encuentro del PJ bonaerense en Merlo.

Massa se sumó a encuentro del PJ bonaerense en Merlo.

Reclamos

Todavía no se conocen detalles de la “Mesa”. Se anticipa una discusión anterior, sobre si será meramente electoral o abordará históricas diferencias entre los popes del oficialismo. Hay quienes sostienen que le será imposible a Fernández escindir el debate electoral del resto de los reclamos que arrastran los socios todistas. Sobran ejemplos. ¿Se discutirá la condición de proscripta que se asigna Cristina Kirchner? Aníbal Fernández recordó que “técnicamente” la Vicepresidente no cuenta con ninguna inhibición para competir en las próximas elecciones hasta que se confirme su condena. El ministro de Seguridad es una de las espadas del Presidente. Por otro lado, ¿intentará el camporismo colar un pedido de revisión del acuerdo con el FMI? Máximo Kirchner, entrevistado por un admirador, alarmó por los vencimientos que se vienen. El acuerdo con el Fondo, sin embargo, es la hoja de ruta de gestión económica de Massa, al menos en términos de sobriedad fiscal.

https://twitter.com/FernandezAnibal/status/1620493612667785216

Punto urticante

Pero tal vez el punto más urticante de la disputa interna gire en torno a la posibilidad de que Alberto Fernández quiera competir por su reelección. El Presidente lo había confirmado en antiguas entrevistas. En el último tiempo, en cambio, evitó ratificarlo. Pero tampoco lo descartó. En días recientes, sin embargo, se lo vio otra vez en actitud proselitista. Se conoció en estos días un nuevo spot con espíritu de campaña y estéticamente muy cuidado. Algunos vieron allí la mano del publicista, amigo y exlocador del Presidente, Enrique ‘Pepe’ Albistur. El anhelo reeleccionista de Fernández crispa los ánimos en el principal despacho del Senado, donde reconocieron, pero minimizaron los intercambios por Telegram entre la Vice y el Presidente. En el kirchnerismo piden la claudicación incondicional del Presidente en ese aspecto. La portavoz Cerruti, alter ego de Fernández en la Casa Rosada, abogó por la realización de las PASO. Desde Brasil, Daniel Scioli, siempre predispuesto a calzarse el traje de candidato, también se inclinó por ese sistema. Y dijo más: anticipó una definición de las elecciones en balotaje, por lo que llamó a tender puentes con Javier Milei para sumar votos en esa 2da vuelta como, recordó, hizo él mismo en 2015 pero con la izquierda. Jorge Capitanich, en tanto, pareció rever su postura de que no haya una primaria en el oficialismo y que se acuerde la representación de Gobierno. Fue después de recibir a Fernández en su provincia. Ahora sostiene que debería haber una competencia entre “los diferentes frentes internos” para potenciar al FdT. El gobernador chaqueño -referente entre los caudillos provinciales, pero también en el cristinismo- coincidiría además en que el próximo Presidente saldrá de un balotaje.

alberto-capitanich-katopodis.jpg
Alberto Fernández, junto al gobernador de Chaco, Jorge Capitanich y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el jueves en la provincia norteña.

Alberto Fernández, junto al gobernador de Chaco, Jorge Capitanich y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el jueves en la provincia norteña.

Fichas

Las principales fichas están puestas en Sergio Massa. Pero el ministro de Economía juega a bajar expectativas sobre una eventual candidatura. En Merlo habló de la “incompatibilidad” entre su función y una postulación. Varios de los que escucharon lo tomaron con pinzas: ¿para qué lanzarse de cabeza a intentar arreglar una economía endemoniada si no es para, a partir de resultados positivos, construir una candidatura presidencial? Ninguno quiere desconocer la entrega de Massa por la Patria. Tampoco sus ambiciones personales. En ambas inscriben el relanzamiento del programa ‘Precios Justos’ ante la inminencia de un dato inflacionario poco alentador. Entre los cambios, la iniciativa oficial ahora reduce los márgenes de aumentos permitidos del 4% al 3,2%. Este último es el número que Massa sueña para la inflación de abril. Con un dato como ese, especulan, el ministro definiría si anota su precandidatura o no. La nueva versión del control de precios viene con otra novedad: un tope de aumento para las cuotas de las escuelas privadas. Si bien parece un guiño a la clase media, más lo sería para las más bajas que hacen el esfuerzo de enviar a sus hijos a, por ejemplo, colegios parroquiales (¿guiño también al Vaticano?). Es una forma que habría encontrado Massa de alcanzar a esos sectores ya que los productos de ‘Precios Justos’, como antes los de ‘Precios Cuidados’, se encuentran en las cadenas de supermercados y no en los comercios de proximidad de los barrios. En los del conurbano la inflación de los alimentos en enero habría superado el 6%, de acuerdo a un informe del Instituto Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), que depende del movimiento social Barrios de Pie, que a su vez tiene a su principal referente, Daniel Menéndez, con un despacho en el Gobierno.

precios justos massa.jfif
Massa relanzó 'Precios Justos'. Se esperan resultados pocos promisorios para la inflación de enero.

Massa relanzó 'Precios Justos'. Se esperan resultados pocos promisorios para la inflación de enero.

Por su parte, el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central, estimó el índice de precios de enero en el 5,6% y proyectó la inflación anual en casi el 98%. Hay que decir también que esa encuesta entre analistas económicos previó en octubre una inflación del 100% para 2022, lo que no ocurrió (aunque quedó muy cerca). Una inflación que mantenga un sesgo alcista desbarata cualquier proyección de Massa candidato. Por eso el ministro insiste en que no lo suban a la carrera. Con esa duda alrededor de Massa, Cristina Kirchner autoexcluida de competir -al menos hasta nuevo aviso- y otros postulantes disminuidos (el berrinche off the record de 'Wado' de Pedro terminó en un bluff que dejó al ministro del Interior con una imagen poco digna de una candidatura presidencial) en el entorno de Alberto Fernández no ven razón para que éste decline su ambición reeleccionista.

Más contenido de Urgente24

Sergio Massa, colegios privados y Francisco contraataca

La tabla que mira Alberto para bancar su sueño reeleccionista

Sergio Massa también necesita un Orden Fiscal 2.0

Todos menos Venezuela: Cuando no basta con tener petróleo

Te puede interesar