Leído

CONGRESO

Empezó la disputa por las bancas de los ‘ministeriables’ de Alberto F

Lun, 02/12/2019 - 1:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

Faltan 4 días para que Alberto Fernández cumpla con su promesa de anunciar a su gabinete de ministros. Muchos de los elegidos provienen del Congreso de la Nación. Esa migración ya provoca tensión y disputas por las bancas que quedarán vacantes y por quienes se irán a otros bloques con la excusa de alianzas caducas. El caso más problemático es el de Martín Llaryola, cuya sucesión ya se judicializó. Por su parte, en el interbloque de Juntos por el Cambio siguen los tironeos y todavía no se definió si Cristian Ritondo será el nuevo presidente de la bancada en lugar del radical Mario Negri.

Contenido

El 6 de diciembre fue el día elegido por Alberto Fernández para anunciar a su gabinete de ministros. Será el fin de las especulaciones que se vienen haciendo hace meses alrededor de los posibles nombres. Aunque la expectativa básicamente gira en torno a los responsables del área económica y sobre cómo encararán desde las negociaciones con el FMI y los bonistas hasta el tipo de cambio y la inflación.

La conformación del gabinete genera también un movimiento de hombres y mujeres en el Congreso de la Nación, que genera tensión y disputas por las bancas que quedarán vacantes si sus ocupantes acuden al llamado de Alberto.

La lista de cambios es larga y podría cambiar porque, además de los elegidos para los ministerios, están también otros cargos menores en diversas dependencias del gobierno nacional.

Para empezar, por estos días se puso en duda el destino del cordobés Carlos Caserio. Parecía que tenía asegurado el ministerio de Transporte, pero ahora eso está en dudas y podría quedarse en el Senado. Si finalmente se fuera al Gobierno Nacional  lo reemplazaría Juan Alberto Grosso, quien responde al gobernador Juan Schiaretti, y que se duda que pueda sumarse al futuro bloque oficialista unificado del Frente de Todos.

Esto significa también que el kirchnerismo perdería una banca.

Alberto Fernández reveló a través de un tuit luego borrado que Cristina Kirchner le pidió que Caserio se quede en el Senado, presidiendo la Comisión de Presupuesto. Una compensación por sacarlo del Congreso y dejarlo sin la jefatura del Bloque Justicialista.

Según un relevamiento que realizó el portal El Parlamentario, el diputado Eduardo "Wado" De Pedro, que sería el nuevo ministro del Interior, sería reemplazado por Federico Fagioli, un referente de los barrios populares que responde a Juan Grabois.

Felipe Solá, futuro canciller, sería reemplazado por Jorge Sarghini, un hombre del área económica que integraba PAIS, la alianza de Sergio Massa con Margatira Stolbizer de 2017.

En lugar de Daniel Arroyo, que sería ministro de Desarrollo Social, su lugar será cubierto por Marcelo "el Oso" Díaz, del GEN. Si bien se duda de si integrará el Frente de Todos, podría irse con Graciela Camaño ya que ese sería el espacio de Roberto Lavagna en Diputados, aunque se dice que Díaz supo tejer muy buenas relaciones con el kirchnerismo bonaerense cuando Daniel Scioli gestionaba la provincia.

En lugar de Agustín Rossi, probable ministro de Defensa, su lugar será ocupado por Juan José Saleme, un hombre de la vicegobernadora Alejandra Rodenas con quien Rossi compitió y le ganó la interna K.

Fernando "Pino" Solanas, que ya anunció que fue convocado por Alberto Fernández para ser representante argentino ante la Unesco, será reemplazado por Eduardo Valdés, el exembajador en el Vaticano y sobre quien se dice que tendrá un rol preponderante en la Cámara baja buscando consensos y la unión del peronismo.

Juan Cabandié no está claro si irá al Gobierno, de ser así en su lugar ingresaría Carlos Heller, quien ya fue diputado nacional hasta 2015.

La diputada camporista Luana Volnovich, a quien se señala para ocupar la dirección del PAMI –si se confirma el desaire que Cristina Kirchner le quiere hacer a Sergio Massa quien contaba con Mirta Tundis en ese lugar, una mujer que tampoco le cae bien a la exmandataria- o la Anses (y sobre quien en el Congreso se rumorea sobre un romance con Máximo Kirchner).

Volviendo a Mirta Tundis, si finalmente recala en algún puesto del Gobierno, la remplazaría la exdiputada massista, Liliana Schwindt.

El ‘vasco’ José Ignacio De Mendiguren también espera un destino gubernamental, podría recalar en el Ministerio de Industria. Su lugar sería ocupado por el santafesino Patricio Hogan, cercano a Felipe Solá.

El exgobernador Daniel Scioli, sobre quien se dice que había pedido el ministerio de Deportes y le terminaron ofreciendo una embajada europea, tendría como reemplazo a Nicolás Marcelo Rodríguez Saá, un primo del gobernador y del senador nacional por San Luis.

Sobre Victoria Donda Pérez tampoco se sabe si irá al Ejecutivo. Su nombre parecía asegurado para un cargo en temas relativos a la igualdad y los derechos humanos. Si llegara a tener otro destino fuera del Congreso, Mara Brawer completaría su mandato.

En cuanto al actual oficialismo, en Juntos por el Cambio todavía no se decide si Cristian Ritondo presidirá al interbloque que hasta ahora comanda el radical Mario Negri. Eso deberá resolverse antes del miércoles 4 cuando será la asunción de los nuevos legisladores y las preparatorias. Sigue el enojo en el futuro interbloque opositor por la designación ‘a dedo’ que hizo Macri.

Juntos por el Cambio, tendría 117 diputados y el Frente de Todos hoy calcula que llegaría a los 121, pero advierten que podrían quedar a 1 del quorum.

Por último, se judicializó el reemplazo del diputado cordobés Martín Llaryora, quien asumirá como en la Cámara de Diputados como intendente de la capital de Córdoba.

Héctor Muñoz, actual funcionario de Villa María, aseguró que será el reemplazante, pero la mujer que le sigue en la lista presentó un amparo ante la Justicia.

Claudia Márquez envió una carta documento a Presidencia de la Cámara de Diputados, donde pidió ser confirmada como reemplazante de Llaryora. Argumentó que, “atento a los derechos políticos de las mujeres y el principio de progresividad, no resulta aplicable” lo prescrito en el artículo 3 de la Ley 27.412 de Paridad de Género.

La Cámara de Diputados pidió un informe al Juzgado Federal con Competencia Electoral de Córdoba, pero ante la falta de respuestas, Márquez presentó esta semana un recurso de amparo, donde insistió en que le corresponde ocupar la banca de Llaryora y que no aplica, en este caso, la Ley de Paridad de Género.