ACTUALIDAD Libertarios > Brasil > Lula

EL CASO BRASIL

El "Ah, pero Lula" de los libertarios argentinos

Los libertarios argentinos culpan a Lula por las tomas de edificios públicos que hicieron los bolsonaristas. ¿Qué pasa con la democracia y las instituciones?

Las imágenes fueron elocuentes: las tomas de edificios públicos en Brasil, -que son al fin de cuentas las instituciones de los tres poderes del Estado de un país democrático- fueron acciones organizadas y perpetradas por militantes seguidores del expresidente Jair Bolsonaro, que aún hoy siguen reclamando por un golpe militar que desplace al presidente electo democráticamente, Lula Da Silva.

“Ah, pero Izquierda”

El debate –totalmente válido- sobre la actitud de las izquierdas en América Latina, su conducta y accionar violento en otros países, fue la excusa tomada por los libertarios para minimizar lo que sigue ocurriendo en Brasil. El problema es si esa actitud no conlleva una justificación a la violencia y debilita la democracia y la convivencia.

https://twitter.com/JMilei/status/1612412441232834563
https://twitter.com/VickyVillarruel/status/1612435206971002882

En Argentina, desde el PRO hasta el peronismo –con las contadas excepciones de algunos dirigentes- salieron a repudiar las tomas y los intentos golpistas en Brasil, pero solo los libertarios salieron a señalar a Lula y a culpar a una supuesta conspiración de izquierda en el marco de los hechos violentos en el vecino país –aquí cabe mencionar la excepción de José Luis Espert quien se pronunció en su cuenta personal de Twitter enfáticamente-, lo que termina por invisibilizar su repudio y generar dudas sobre su verdadera posición al respecto.

Qué pasaría entonces si en Argentina ocurriera un hecho de similares características por parte del peronismo o de los partidarios de Juntos por el Cambio o incluso de otros sectores de la derecha ¿estaría justificado o sería menos grave según el color político, partidario o ideológico?

Los libertarios argentinos pueden caer también en la trampa de la grieta. El ataque a las instituciones democráticas es un hecho repudiable sin excusas que termina con el Estado de derecho, las garantías constitucionales y la propia existencia de los partidos políticos.

Mientras se planteaba una “conspiración de izquierda” como teoría central, los muchos libertarios locales esperaron el pronunciamiento del Foro de Madrid para apoyarse discursivamente en él.

https://twitter.com/jlespert/status/1612197309860794369

El documento habla de “violencia” y “doble moral de la izquierdadesde su título, pero se dedica poco al repudio y nada se menciona de un intento de golpe de Estado o de la afinidad de los militantes con Jair Bolsonaro, justamente uno de los firmantes de ese documento junto con Donald Trump.

Tampoco se hace referencia a la toma del Congreso ni a los tribunales ni menos a los acampes de quienes reclaman un golpe militar.

Qué dice el Foro de Madrid

El documento del Foto de Madrid –que se autodefine como una “alianza internacional en la que caben todas aquellas personas que, independientemente de su ideología, comparten la defensa de la Libertad, la Democracia y el Estado de Derecho”- donde se apoyaron argumentativamente los libertarios argentinos dice:

El Foro Madrid condena de la manera más categórica la violencia ejercida por quienes asaltaron el Palacio de Planalto en Brasilia, a la vez que denuncia la doble moral de los mandatarios y las organizaciones progresistas, que salieron de inmediato a apoyar a Lula da Silva, pero que guardan silencio frente a episodios similares en otras naciones.

https://twitter.com/laderechadiario/status/1612172046259175424

¿Con qué legitimidad pueden Gustavo Petro y Gabriel Boric reclamar por la violencia en Brasil, si fueron ellos los principales instigadores de las protestas vandálicas en Chile (2018) y Colombia (2021), y no contentos con ello, indultaron a los responsables? ¿Cómo puede Pedro Sánchez solidarizarse con Lula; si actualmente gobierna con quienes intentaron sitiar el Congreso español si indultó a los golpistas y ha cambiado la legislación española de modo que episodios como el ocurrido en Brasil serían calificados de ‘desorden público’?

El Foro de São Paulo, el Grupo de Puebla y la Internacional Progresista, que hoy apoyan incondicionalmente a Lula, aplauden el vandalismo en Perú, instigado por Evo Morales, y celebran la feroz represión del régimen boliviano en contra de Santa Cruz de la Sierra. Se trata de una condición intrínseca de la izquierda: su doble moral. Cuando las circunstancias les favorecen, las aplauden; pero cuando contrarían sus intereses, las condenan.

A diferencia de la izquierda, quienes defendemos la democracia y las libertades, mantenemos un solo criterio: que la violencia no se justifica en ninguna circunstancia, ni cuando asaltan el Palacio de Planalto, ni cuando incendian el Metro de Santiago de Chile o cuando la Primera Línea destruye la ciudad de Cali.

Si el Foro de São Paulo -fundado por Lula da Silva- el Grupo de Puebla, la Internacional Progresista y los mandatarios izquierdistas quieren defender la democracia en Brasil, entonces deben, en primer lugar, condenar con firmeza las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela. De lo contrario, y en segundo lugar, disolverse para poner fin a la violencia constante que promueven y el amparo que prestan a los regímenes de carácter totalitario o dictatorial. De lo contrario, dichas organizaciones y sus integrantes quedan totalmente desautorizados a la par que reafirman su complicidad con toda forma de violencia.

Otras lecturas de Urgente24:

Jair Bolsonaro inicia candidatura de Michelle al Senado

Caos en Brasil: Recuperaron el control de los 3 poderes tras el ataque

Brasil grave: Policías filmando y hablando con bolsonaristas

Tristes parecidos entre el ataque al Capitolio y Brasilia