ZONA $ > Brasil > América Latina > materias primas

AGROINDUSTRIA

Financial Times abre "ventana de oportunidad" para Brasil

Para debatir por qué Brasil tiene una "ventana de oportunidad" con la agroindustria, y la Argentina no.

"Brasil, la economía más grande de América Latina está experimentando un repunte en los precios de muchos de estos productos básicos, a medida que se levantan las restricciones de Covid-19 y se recupera el crecimiento mundial. Entre los traders alcistas se habla incluso de un nuevo “superciclo” de materias primas", explicó el reporte de Michael Pooler y Bryan Harris desde Brasil para Financial Times.

En ese contexto habría que preguntarse por qué la Argentina, que ofrece posibilidades similares, no es motivo de interés para la economía global ni interesa invertir en una economía con mejores posibilidades que Brasil en cuanto a deterioro de la moneda propia o sea con menos dólares se compra más.

En la nota de FT el productor Duarte Nogueira afirma:

Tenemos todo que comienza con la letra 'C'. Café, caña de azúcar (cana), cítricos, carne (carne) y celulosa. La agricultura crece cada vez más y no es solo una virtud de nuestra región sino de Brasil. Tenemos todo que comienza con la letra 'C'. Café, caña de azúcar (cana), cítricos, carne (carne) y celulosa. La agricultura crece cada vez más y no es solo una virtud de nuestra región sino de Brasil.

Y FT recuerda:

Brasil es uno de los principales productores mundiales de productos alimenticios, desde soja hasta azúcar y carne vacuna y plátanos / bananas. Bendecido con una abundancia de riqueza natural, como vastos depósitos de mineral de hierro y reservas de petróleo en aguas profundas, Brasil también suministra algunas de las materias primas más importantes para las economías modernas. Brasil es uno de los principales productores mundiales de productos alimenticios, desde soja hasta azúcar y carne vacuna y plátanos / bananas. Bendecido con una abundancia de riqueza natural, como vastos depósitos de mineral de hierro y reservas de petróleo en aguas profundas, Brasil también suministra algunas de las materias primas más importantes para las economías modernas.

La realidad es que el índice de materias primas de Bloomberg, tras una fuerte caída en torno al inicio de la pandemia, se ha recuperado a niveles no vistos desde 2015.

Los costos mundiales de los alimentos cayeron por primera vez en un año en junio, según un índice de la ONU, pero el indicador aún se encuentra más de 30 puntos por encima de su nivel para el mismo período en 2020.

Maurílio Biagi Filho, de familia clave para el azúcar y el etanol en Ribeirão Preto, describe como “muy rara” la coincidencia de altos precios agrícolas y producción récord: "Cuando eso sucede, cuando tienes ambas cosas a tu favor, es extraordinario".

A la región de Ribeirão Preto ya la llaman la “California brasileña”. Su población se ha expandido en 66% durante los últimos 30 años. También crecieron los concesionarios de automóviles Porsche y BMW. Pero más creció la pobreza brasilera en la pandemia.

¿Qué posibilidades tiene Brasil de recuperarse cuando se aproxima un año electoral en el que confrontarán el gran responsable del descuido sanitario Jair Bolsonaro -aunque con un ministro de Economía defensor del mercado tal como Paulo Guedes- y el formidable acuerdo entre Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso, quienes van por la historia?

Lula da Silva. /Foto:AP Photo / Andre Penner
Luiz Inácio Lula da Silva, para muchos el próximo Presidente de Brasil otra vez. Un enigma qué haría en ese nuevo mandato, que sería el 3ro.

Luiz Inácio Lula da Silva, para muchos el próximo Presidente de Brasil otra vez. Un enigma qué haría en ese nuevo mandato, que sería el 3ro.

Desafíos

Sin duda un tema central es / será la protección del medio ambiente: basta de deforestación sin sentido y necesaria descarbonización. Ambos implicarán inversiones en innovación, tecnología e I + D.

A medida que los vendedores de soja y carne se vean presionados para demostrar que sus cadenas de suministro están libres de deforestación, por ejemplo, habrá una mayor necesidad de rastreo por satélite y sistemas de rastreo confiables.

Pero muchos economistas enfatizan la necesidad de reformas profundas para ayudar a abordar el notorio 'costo Brasil', el precio de hacer negocios en Brasil: impuestos bizantinos, burocracia onerosa e infraestructura inexistente, particularmente en el transporte. Pero ¿en año electoral? La gente que reclama eso en cualquier país no parece tener idea de lo que está demandando. A menudo son economistas.

Se abre una “ventana de oportunidad” para Brasil, dice Gustavo Arruda, economista de BNP Paribas.

“Hay un boom que podemos aprovechar. Puedes gastar [las ganancias] y no hacer nada. O bien aprovecharlo y hacer las cosas ”, dice, aludiendo a las reformas estructurales necesarias para hacer la economía más competitiva.

Dado que los precios de las materias primas tienden a ser bastante volátiles, una mayor dependencia de dichas exportaciones corre el riesgo de dejar a un país más expuesto a los altibajos de los ciclos globales.

Si bien esto ha enriquecido a un número relativamente pequeño de terratenientes y ganaderos, no está tan claro si el auge de las nuevas materias primas, incluidas las ganancias inesperadas de los precios más altos del mineral de hierro, distribuirá la riqueza de manera más amplia en toda la sociedad.

El predominio del sector agrícola de Brasil se está produciendo en un momento de malestar en su sector manufacturero. Cuando Ford Motor Co. decidió este año dejar de fabricar en Brasil después de un siglo en el país, sorprendió a miles de trabajadores y asestó un golpe al orgullo nacional.

Sin embargo, fue la última de una serie de salidas que han hecho sonar las alarmas. Daimler-Benz cesó la producción de automóviles de pasajeros poco antes (aunque todavía fabrica camiones), mientras que marcas como Sony y Canon también han terminado sus operaciones.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario