SALUD

LLEGA EL FRÍO

Consejos para prevenir los accidentes por escapes de monóxido de carbono

El monóxido de carbono se produce en todo artefacto utilizado para quemar algún combustible si no está asegurada la llegada de oxígeno al quemador. Cuando bajan las temperaturas, existe riesgo en todo elemento utilizado para calefaccionar el hogar. Por eso es importante hacer revisar todos los años -por un gasista matriculado- las estufas, estufas catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de calefones, termotanques y calefactores de tiro balanceado.

Llega el frío y con él, los accidentes por escapes de monóxidos de carbono. Esta es una sustancia tóxica que ingresa al cuerpo a través de la respiración y es altamente peligrosa porque no es detectable a través de los sentidos. Carece de olor, sabor y color. Tampoco irrita los ojos ni la nariz. 

"Todo material combustible rico en carbono (gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos) necesita oxígeno para quemarse. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, la combustión es incompleta y se forma monóxido de carbono", informan en Metrogas.

Todo artefacto usado para quemar algún combustible puede producir monóxido de carbono si no está asegurada la llegada de oxígeno suficiente al quemador. Las calderas, los calentadores de agua o calefones, las estufas u hornallas de la cocina y hornos que queman gas o kerosén, pueden producirlo si no están funcionando bien.

Los hogares o cocina a leña, salamandras, braseros y los vehículos con el motor encendido también lo emiten. Una de las principales causas de su origen en los artefactos a gas está en el mal estado de las instalaciones, como ser: insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión; instalación de artefactos en lugares inadecuados; mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión, desacoplados, deteriorados o mal instalados y acumulación de hollín u otro material en el quemador.

Señales para sospechar la presencia de monóxido de carbono en el hogar

*Llama de color amarilla o naranja, en lugar de la azul normal. Esto es producto del carbono libre en estado de incandescencia.

*Aparición de manchas, suciedad o decoloración de los artefactos, sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

Desde el Instituto Argentino para la Reducción de Riesgo de Desastres brindan consejos para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono.

1. No utilices cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños.

2 . Apagá estufas por la noche y cuando no sean realmente necesarias.

3. Nunca uses hornallas de cocina y/o el horno como forma de calefacción.

4. Hacé revisar todos los años -por un gasista matriculado- las estufas, estufas catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de calefones, termotanques y calefactores de tiro balanceado.

5. Verificá que no estén obstruidos los conductos o rejillas de ventilación. Un simple espacio por donde circule y se renueve el aire es fundamental y puede salvar una vida.

6. No uses braseros o estufas a querosén para calefaccionarse. Si no podés evitar usarlas, apagalas y retiralas del ambiente antes de acostarse. Es preferible abrigarse con más ropa.

Además recordá que los síntomas comunes de intoxicación son dolor de cabeza, náuseas y vómitos, mareos, debilidad, cansancio y/o pérdida de conocimiento. En altas concentraciones el monóxido de carbono puede generar la muerte en minutos.

Ante estos primeros síntomas, abrí puertas y ventanas, mantené los ambientes bien ventilados y retirá a las personas que se encuentren en el lugar contaminado. En todos los casos, debe concurrir al hospital más próximo al domicilio o comunicarse con emergencias de tu localidad.

Virginia Laino, directora del IARRD explicó: "Ahora que estamos todos mucho más tiempo en casa tenemos que ser más estrictos a la hora de calefaccionarnos. Si actuamos a tiempo ante cualquier síntoma podemos salvar vidas y evitar complicaciones y secuelas que pueden aparecer varias semanas después".

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario