Leído

'FREE SOLO'

Un tipo algo melancólico que escaló una pared de 1000 metros sin soga

Mie, 20/11/2019 - 10:45am
Enviado en:
0 comentarios

Cuando su novia le pregunta si él está dispuesto a "maximizar su esperanza de vida" por ella, Alex Honnold le contesta que no. Su único compromiso es con la montaña, la que escala sin sogas ni arneses, sin protección alguna. La sensación de que cada movimiento que hace tiene que ser perfecto porque si no se muere, lo obliga a una concentración absoluta que es la que él quiere lograr. No quiere morir aunque se la pasa buscando el límite. Como un destino autoimpuesto, siente que no va a poder dormir tranquilo hasta escalar sin soga el 'Cap', una formación rocosa vertical de casi 1000 metros en el parque Yosemite.

Contenido

El documental 'Free solo' de NatGeo, cuenta la historia de Alex Honnold, un tipo algo melancólico y triste (al menos así parece), que vive en un remolque a los pies de una montaña. En realidad, se va mudando a través de Estados Unidos buscando montañas para escalar. Pero no es cualquier tipo de escalada la que le interesa a él: es un tipo particular de escalada llamada 'Free solo' o también 'Solo integral'. Es un tipo de escalada en la que el escalador no usa cuerdas ni arneses, no cuenta con protección alguna. Si cae, en la mayoría de los casos, muere. El documental tiene un momento en el que se recuerda a otros escaladores de solo integral, todos fallecidos. Es una actividad extremadamente peligrosa a la que el protagonista de esta historia, Alex Honnold, no quiere o no puede renunciar.

La obsesión de Honnold es escalar 'El Capitán' o 'Cap', una pared rocosa de casi 1000 metros de altura que se encuentra en el parque de Yosemite, Estados Unidos. Nadie en la historia de la humanidad ha hecho hazaña semejante, y Honnold, aunque no desea morir, no soporta vivir sin haberlo concretado. Sabe que nunca va a poder dormir tranquilo hasta que no escale el 'Cap'. Se pasa los días en su remolque, cerca de la formación vertical, estudiando minuciosamente las rutas posibles. Es decir, primero hace la escalada cientos de veces con sogas y arneses, con protección, hasta conocer el camino a la perfección. La hazaña será filmada por otros escaladores que lo seguirán en el camino, ellos sí con protección.

Honnold cuenta que nunca en su infancia alguien le dijo que lo quería, por lo que la palabra "amor" no es algo a lo que está acostumbrado. Aún así, comienza a salir con una chica que también escala -aunque, valga la redundancia, a escalas normales ella-. Sanni -así se llama- está enamorada de Alex pero teme, por supuesto, perderlo a manos de la montaña. "Alex está buscando el límite y un día lo va a encontrar", dice uno de los amigos del escalador en un momento. Sanni no renuncia a su relación ni le demanda a Alex que cese su actividad. Tanto ella como la madre del escalador aceptan el destino elegido por él: vivir al borde de la muerte todos los días. El por qué de esta elección es quizás lo más interesante detrás de este documental. Más que la hazaña lograda, lo interesante es ver qué lleva a una persona a proponerse tal cosa, a arriesgarse así. Antes de verlo, había imaginado que el protagonista sería un tipo maníaco, hiperactivo, que no puede estar quieto, que no tiene consciencia del peligro. Nada más lejos: Alex sí tiene consciencia del peligro y tiene miedo. ¿Cuál es el placer de escalar una montaña sin protección, en contraposición a hacerlo protegido? Es absolutamente distinto, explica Alex. La sensación de que cada movimiento que hacés tiene que ser perfecto porque si no te morís, te obliga a una concentración absoluta que es la que él quiere lograr. A veces su vida queda colgando del agarre de su dedo gordo.

Alex habla de escalar la montaña como si le fuera un deber impuesto, como si no tuviera otra opción. Una elección que se siente como destino inexorable. Cuando su novia le plantea si él estuviera dispuesto a "maximizar su esperanza de vida" por ella, él le contesta que no. Su único compromiso es con la montaña. De hecho, dice en algún momento del documental, considera en dejarla porque desde que está con ella se empezó a fracturar muy seguido (esguince de tobillo, por ejemplo). El amor significa vulnerabilidad y Alex, que está dispuesto a escalar 1000 metros de pared rocosa, tiene miedo de eso.