MUNDO Rusia > USA > Ucrania

DEBATE

USA cree que es buena estrategia debilitar a Rusia pero, ¿lo es?

Los comentarios del Secretario de Defensa de USA resonaron en todo el mundo, levantando dudas sobre la eficacidad de la estrategia de este país para con Rusia.

Cuando el Secretario de Defensa De USA, LLoyd Austin, declaró en su visita a Ucrania el pasado domingo 24/05 que la estrategia de USA es “debilitar a Rusia en el largo plazo”, generó mucho revuelo internacional.

La revista estadounidense Foreign Policy lanzó el debate sobre estos comentarios del Secretario de Defensa, y sobre la precisión de la estrategia defensiva de USA sobre esta guerra. En el debate se enfrentaron Emma Ashford, miembro sénior del Centro Scowcroft de Estrategia y Seguridad del Atlantic Council, y Matthew Kroenig, subdirector del Centro Scowcroft de Estrategia y Seguridad del Atlantic Council.

La estrategia: ¿con o sin?

Ambos autores comenzaron el debate aclarando que para ellos, los comentarios de Austin no fueron del todo acertados: por un lado, Kroening remarcó que USA mostró estrategias pragmáticas a lo largo de la guerra: esta pasó a ser en un principio una estrategia para apoyar la insurgencia Ucraniana su Rusia tomaba el poder, luego pasó admitir que la guerra fue un fracaso estratégico para Rusia y una victoria para Ucrania, a finalmente ser una estrategia que busca debilitar a Rusia en el largo plazo.

Kroening critica fuertemente este pragmatismo, porque para el “no tener una estrategia definida desde el principio, no sabremos adónde estamos yendo, entonces podríamos tomar cualquier camino con tal de llegar al objetivo”.

Una buena estrategia comienza con objetivos claros, y si Estados Unidos y la OTAN tienen un estado final deseado para Ucrania, no lo han compartido. Una buena estrategia comienza con objetivos claros, y si Estados Unidos y la OTAN tienen un estado final deseado para Ucrania, no lo han compartido.

Pero por el otro lado, Ashford no comparte la posición de su colega: ella plantea que los eventos de la guerra cambiaron sustancialmente a medida que pasaba el tiempo, y esto requería a su vez, un cambio de estrategia que se adapte a la situación.

Ashford menciona el ejemplo de cómo ella, e incluyó a un gran porcentaje de la población, pensamos que Rusia iba a ser mucho más competente, organizada y eficaz en esta guerra, pero no lo fue, y que los ucranianos no iban a ser capaces de desafiar y combatir las fuerzas del Kremlin.

Resulta, por supuesto, que los rusos siguieron una mala estrategia con tácticas aún peores, y la balanza se inclinó a favor de Kiev. Puede que a los rusos les vaya mejor en su renovada campaña en el este de Ucrania, pero eso está por verse. Resulta, por supuesto, que los rusos siguieron una mala estrategia con tácticas aún peores, y la balanza se inclinó a favor de Kiev. Puede que a los rusos les vaya mejor en su renovada campaña en el este de Ucrania, pero eso está por verse.

La autora defiende la postura del gobierno de Joe Biden, presidente de USA, de mantener una estrategia pragmática según la evolución de los eventos. Pero también se debate qué es para USA "la victoria" en esta situación: ¿si es volver al status quo anterior al 24 de febrero, al status quo del 2014, o el objetivo del Secretario de Defensa, el de debilitar a Rusia? Teniendo esto en cuenta, la autora critica la falta de claridad de la administración Biden respecto a estos temas.

Sin embargo, para Kroening, la “victoria” sería volver a las fronteras ucranianas anteriores al 2014, donde Rusia se anexó la península de Crimea. Esto significa deslegitimar el referéndum que se había hecho en la península, donde ganó el sí a la anexión al Kremlin. Y también la victoria constituiría en no reconocer las Repúblicas del Donbass que Rusia reconoció como autónomas, bajo la base del objetivo que para Kroening tuvo que ser el mencionado por Austin, de ayudar a Ucrania a proteger a sus fronteras y su soberanía territorial.

El problema de esta propuesta reside en que, según Rusia, en la república del Donbass y en Crimea, la mayor parte de la población está conformada por separatistas prorrusos, que “fueron perseguidos, discriminados y segregados por los neonazis ucranianos”, uno de los motivos para el inicio de la invasión. En el caso de que esto sea real, el estatus de estos territorios difícilmente volverá a manos ucranianas. La realización de un referéndum mediante los organismo de la ONU y con algún otro país neutral que se oficie moderador podría ser una alternativa viable.

Nuevamente, sobre los dichos de Austin del a estrategia de USA en ucrania, Mark Kroening critica fuertemente que “debilitar a Rusia” sea actualmente la estrategia de USA por lo menos pública, porque para él esto implícita que Ucrania es solo una herramienta de USA para enfrentar a Rusia:

Elevar el debilitamiento de Rusia al objetivo principal sugiere que Ucrania es simplemente un peón que Estados Unidos está utilizando para lograr otros objetivos. No creo que sea una descripción precisa de lo que realmente está sucediendo, pero ciertamente así es como Moscú tergiversará esta declaración y se leerá en algunas capitales europeas. Elevar el debilitamiento de Rusia al objetivo principal sugiere que Ucrania es simplemente un peón que Estados Unidos está utilizando para lograr otros objetivos. No creo que sea una descripción precisa de lo que realmente está sucediendo, pero ciertamente así es como Moscú tergiversará esta declaración y se leerá en algunas capitales europeas.

Y Kroening no se equivoca: recordemos que a lo largo de la guerra, Rusia ha mantenido justamente esta retórica: la guerra en sí es una provocación generada por USA y por occidente, y que esta forma parte de la estrategia de USA de destruir a Rusia, su principal enemigo y amenaza, para volver a obtener el carácter de hegemonía que mantuvo luego de la Guerra Fría. Sin dudas, suenan muchas campanas, especialmente que el propio alto mando del gobierno de USA haya salido a declarar esta estrategia.

No repetir la historia

Sin embargo, a la hora de debatir las consecuencias de la estrategia de debilitar a Rusia, Kroening le pregunta a Emma Ashford, parte de la escuela de relaciones internacionales del realismo, porque ve en las sanciones y en esta estrategia un problema. La autora responde que no se opone a las sanciones, pero si cree que hay que debilitar a Rusia hasta un cierto punto, con una determinada estrategia, para regular el impacto de este debilitamiento.

Sobre todo, teniendo en cuenta el ejemplo de Alemania luego de la Primera Guerra Mundial, que luego del Tratado de Versalles y las reparaciones de guerra, los bloqueos comerciales, y las restricciones industriales, fueron lo que aumentaron el resentimiento de Alemania hacia los aliados. El resto es historia, y es por esto que Ashford cree que un balance es necesario.

Kroening le responde: "USA y sus aliados deben continuar con su desvinculación económica de los mercados energéticos rusos. Es una locura que los europeos estén dando miles de millones de euros para financiar la maquinaria de guerra de Putin. Y es imposible imaginar a un presidente estadounidense sentado con Putin en una cumbre de líderes nunca más."

Pero básicamente, las sanciones económicas, financieras y los bloqueos comerciales son básicamente la única arma que tiene occidente y USA para enfrentarse “directamente” con Rusia. El involucramiento militar está fuera de la mesa, ya que esto llevara a una ampliación de los países enfrentados, y por ende una nueva guerra mundial. El rango de acción es cada vez más pequeño, ya que Rusia lo va a achicando cada vez más: la semana pasada declaró que los envíos de armas a Ucrania serán vistos como una provocación.

En cuanto a la relación futura de USA y Rusia, para Kroening, esta será “a lo Teherán: sanciones continuas, algunas negociaciones diplomáticas de nivel medio sobre el control de armas y otras cuestiones prácticas (como el intercambio de prisioneros entre USA y Rusia esta semana). Pero a Rusia, al menos con Putin a cargo, no se le debe permitir mantener diplomacia educada."

En respuesta, Ashford cree que una vez finalizada la campaña rusa en el Donbass, la cual la prevé fallida, habrá posibilidades de llegar a una paz negociada. La ofensiva en el Donbass dará mucha información sobre la capacidad del ejército ruso, y con esta, se podrá determinar la posición y las posibilidades que tendrá Ucrania.

Tiro por la culata

Los autores también tocaron el tema inicial de esta invasión: el acercamiento de la OTAN a Ucrania, un país fronterizo y en la esfera de influencia de la OTAN. El Kremlin nos se canso se plantear que esto significaba una seguridad directa para Rusia, y que no permitiría que esto ocurra.

Sin embargo, recientemente los parlamentos de Finlandia y Suecia entraron en negociaciones para debatir la entrada a la Alianza del pacifico. La aplicación de la OTAN en su patio trasero, lo que se traduce en 800 millas de alianza enemiga en su frontera, justamente lo que Vladímir Putin quería luchar, parece estar en marcha.

Suecia y Finlandia son economías ricas y desarrolladas con un largo historial de autodefensa, lo que podría ser una ventaja potencial. Traerlos a la OTAN también haría que las fronteras de la Unión Europea y la OTAN fueran más contiguas, lo que podría ser útil si los europeos realmente van a intensificar y contribuir más a su propia defensa. Suecia y Finlandia son economías ricas y desarrolladas con un largo historial de autodefensa, lo que podría ser una ventaja potencial. Traerlos a la OTAN también haría que las fronteras de la Unión Europea y la OTAN fueran más contiguas, lo que podría ser útil si los europeos realmente van a intensificar y contribuir más a su propia defensa.

En el cierre del debate, Kroening remató:

Putin verá esto como una amenaza, pero ese es solo otro beneficio. Él y otros líderes necesitan que se les recuerde que invadir a los vecinos de uno hace que el resto del mundo se equilibre en su contra. El objetivo declarado de Putin con esta guerra era detener la expansión de la OTAN a Ucrania y, en cambio, obtiene una gran expansión de la OTAN. Su plan fracasó épicamente. Putin verá esto como una amenaza, pero ese es solo otro beneficio. Él y otros líderes necesitan que se les recuerde que invadir a los vecinos de uno hace que el resto del mundo se equilibre en su contra. El objetivo declarado de Putin con esta guerra era detener la expansión de la OTAN a Ucrania y, en cambio, obtiene una gran expansión de la OTAN. Su plan fracasó épicamente.

Los dichos de Austin sin duda tendrán repercusiones, especialmente por parte del Kremlin. Por un lado, confirman que Ucrania es una pieza de un juego mayor en el que USA busca lucharle el liderazgo mundial a Rusia. Por el otro, esto delata a su vez que el enfrentamiento real es entre USA y Rusia, y que Ucrania terminó siendo parte de los daños colaterales, así como el resto de las economías europeas que se encuentran en crisis por el impacto de las sanciones a Rusia.

USA con su largo historial de involucrarse en conflictos ajenos para lograr un resultado favorable a Washington, parece estar haciéndolo una vez más. Sin dudas, es el mayor beneficiado de esta guerra, ya que logró cerrar un acuerdo por suministros de gas a Rusia, logró aumentar su capacidad industrial armamentística, y además se está llevando el crédito del “país que lleva la bandera de la democracia y la libertad en el mundo”, por lo menos por ahora.

Pero las repercusiones del Kremlin difícilmente serán fáciles de advertir. Tomemos a la invasión de Ucrania como ejemplo de ello, la expansión de la OTAN hacia Finlandia y Suecia no pasarán de ser percibidos. E inclusive, si el conflicto se extiende temporalmente, Rusia, que ya tiene las cartas sobre la mesa aunque se encuentre debilitada, sabe que tampoco podía quedarse atrás ante tal amenaza.

Más contenido de Urgente24

Jair Bolsonaro habló con WhatsApp y "entiende a la empresa"

Flybondi contraataca a JetSmart con pasajes a precio ganga

Por escritorio, Chile dejaría afuera a Ecuador de Qatar 2022

Dólar blue sigue cayendo mientras el BCRA devalúa más fuerte

Explotó San Lorenzo y dicen que Marcelo Tinelli renunció

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario