MUNDO Donald Trump > juicio > Estados Unidos

HISTÓRICO

Juicio de Stormy Daniels: Donald Trump, 1er expresidente en el banquillo

Donald Trump es el primer ex mandatario de USA en enfrentarse a la justicia penal; inició el juicio sobre un pago para comprar el silencio de la estrella porno, Stormy Daniels.

Este lunes (15/4) inició el juicio del Gran jurado de NY contra Donald Trump que lo acusa penalmente por un supuesto soborno a la actriz porno, Stormy Daniels, para comprar su silencio por una relación extramarital.

El expresidente deberá defenderse por el pago de 130.000 dólares a la actriz de películas porno Stormy Daniels durante la campaña presidencial de 2016 para silenciar una relación sexual extramatrimonial en 2006.

De esta manera, Donald Trump se ha convertido en el primer expresidente de la historia de Estados Unidos en enfrentarse a la justicia penal. Hoy, por primera vez en la historia de USA un ex presidente y candidato presidencial estará sentado en el banquillo de los acusados en un juicio penal.

Básicamente se los acusa a Trump de haber falsificado sus estados financieros en 2016 para ocultar aquellos miles de dólares pagados a la ex actriz porno para guardar silencio sobre su relación.

La operación le habría sido disfrazada a través de transacciones realizadas por uno de los abogados de ese entonces del exjefe de la Casa Blanca. Michael Cohen habría pagado a Daniels y luego fue reembolsado por Trump, quien incluyó ese dinero como gastos legales de la Organización Trump, la empresa familiar, lo que puede acarrearle una condena de hasta cuatro años de cárcel.

image.png

Se espera que todo el procedimiento dure seis semanas, con audiencias todos los días de la semana excepto los miércoles.

Los fiscales de Manhattan acusaron a Trump el año pasado de 34 cargos de falsificación de registros comerciales para ocultar un pago a la estrella de cine X Stormy Daniels antes de las elecciones de 2016.

Fue solo el primero de cuatro casos penales presentados contra Trump en tribunales estatales y federales, y puede ser el único caso que concluya antes de las elecciones de noviembre, según Wall Street Journal.

Trump ha negado todo y acusó al fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg , un demócrata, de acusarlo por despecho político.

“Los demócratas han mentido, engañado y robado en su obsesión por tratar de 'atrapar a Trump', pero ahora han hecho lo impensable: acusar a una persona completamente inocente en un acto de evidente interferencia electoral. Nunca antes en la historia de nuestra nación se ha hecho esto", exclamó Trump un año atrás tras convertirse en el primer ex presidente en ser acusado penalmente.

Entre las otras imputaciones penales en su contra, figuran la presunta violación a la ley de espionaje, obstrucción a la Justicia y falso testimonio tras el allanamiento en su resort de Mar-a-Lago que develó 11 folios con secretos del Estado en su poder, y su intento anular las elecciones de 2020 que culminó en el asalto al Capitolio el 6/01/2021.

Jurado demócrata

Según WSJ, el jurado que decidirá el destino de Donald Trump, es profundamente azul y está ubicado en una de las zonas más demócratas del país. “Elegir un jurado imparcial en territorio demócrata, donde el presidente Biden ganó el 87% de los votos en las elecciones de 2020, será un desafío, dicen los consultores judiciales”.

Según medios locales, el juez Juan Merchán, que preside el juicio, ha emitido una lista de docenas de preguntas para los posibles miembros del jurado. Entre ellas, figuran las fuentes de información de las noticias, sentimientos fuertes respecto a Trump, eventuales ocasionales trabajos antiguos para la campaña de Trump o para una organización anti-Trump.

Sin embargo, no preguntará a los jurados sobre sus afiliaciones partidistas o los candidatos por los que han votado. Algo que los abogado de Rumbo condenaron: “Trump se postula para presidente, dijo Todd Blanche, en una audiencia en febrero. Nos guste o no, la afiliación política de un jurado tiene que ser algo que conozcamos y comprendamos".

En tiempo de honda grieta nacional, es difícil que los jurados puedan dejar de lado sus afiliaciones partidistas para llegar a un veredicto.

image.png
El jurado que decidirá el destino de Donald Trump, es profundamente demócrata.

El jurado que decidirá el destino de Donald Trump, es profundamente demócrata.

Fuera del jugado chocan las agrupaciones a favor y en contra de Trump. Mientras que lo seguidores del magnate corean “hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande”, los demócratas exhiben inmensos carteles: “Nadie está por encima de la ley”.

Aunque no se permiten cámaras en la sala del tribunal y los fotógrafos sólo tendrán acceso breve para cada audiencia individual, Trump hará lo posible en mediatizarlo y denunciar el “lawfare” del estado demócrata contra él.

De ser declarado culpable, Trump correría el riesgo de recibir hasta cuatro años de prisión por cada cargo, pero muchos expertos lo descartan. Lo más probable es que siga libre para continuar su campaña electoral, a la espera de su apelación. Además, una condena no afectaría su estatus como candidato, ni siquiera como presidente, si ganara.

Más contenido de Urgente24

Las universidades corren peligro y en Rosario hacen un llamado de atención

Las paradisíacas termas escondidas en la Patagonia que enamoran a todos

Créditos hipotecarios a la vuelta de la esquina: Cuándo estarán disponibles

Elon Musk despide a más de 14.000 empleados en Tesla

DAIA, tercer atentado y los "blancos no convencionales" en CABA

Dejá tu comentario