MUNDO 2022 > Francia > elecciones

2DO ROUND

Elecciones 2022 en Francia: Le Pen se asegura la revancha

Este abril de 2022 Francia se enfrenta a unas nuevas elecciones presidenciales que podrán cambiar el esquema europeo. Toda la información aquí.

Francia es una de las naciones europeas que elegirán (probablemente nuevo) presidente en las elecciones de este abril de 2022. Con Emmanuel Macron como principal candidato a la reelección, el panorama electoral se encuentra muy dividido y heterogéneo: con 14 candidatos oficiales, y la presunta candidatura del actual presidente a estas elecciones, todavía no oficial, serian en total 15 los contendientes a llegar (o quedarse) en el Elíseo.

teniendo en cuenta la tumultuoso administración de Emmanuel Macron, que paso por intervención militar en la Guerra Civil de Siria, las protestas sociales de los “chalecos amarillos” que sacudieron al paÍs por meses, la reciente crisis Ucraniana-Rusa donde el actual presidente busco ser el portavoz diplomático de Europa, y sobre todo, la pandemia del COVID-19, de cara a las elecciones de este 2022 el balance del mandato de presidente del partido En Marche tiene opiniones muy contrastadas.

La pandemia, la cual en un inicio fue catalogada por el presidente como “una pequeña gripe, por la cual no vale la pena parar la vida” fue muy fuerte en Francia. Con más de 130 mil muertos hasta inicios del 2022, se creía que este iba a ser el golpe final para la administración de Emmanuel Macron, cuando muchos asumieron que esta le iba a costar el relanzamiento de su candidatura a las elecciones, e inclusive, su reelección. Sin embargo, el actual presidente de Francia realizó una muy buena jugada táctica para utilizar a la pandemia y la crisis sanitaria como arma política.

Las elecciones, a llevarse a cabo el 10 de abril, enfrentan a muchos que buscan desplazar a Macron. La pelea se divide en diferentes partidos políticos, pero también en diferentes líneas dentro de los mismos partidos. Aquí un breve análisis de los 3 principales rivales de Emmanuel Macron:

Marine Le Pen

La incansable Marine Le Pen. Haciendo frente a su tercera candidatura a las elecciones presidenciales, la presidenta del partido Frente Nacional vuelve a echar sus cartas en una nueva campaña para las elecciones de 2022. De la extrema derecha y vista por mucho como la versión mujer y europea de Donald Trump en su época, la representante de la derecha francesa promete presentar en estas elecciones un proyecto capaz de atraer votantes moderados. Quiere la formación de un gobierno de unidad nacional y anuncia que su primera decisión política sería organizar un referéndum sobre inmigración. También propone “nacionalizar las carreteras” y “privatizar el audiovisual público''.

La candidata, de 53 años oriunda de la región de Isla de Francia, ha declarado en el pasado tener convergencias con el peronismo, principalmente con la figura de Eva Perón, planteando estar convencida de que su objetivo ultimo es la conquista de las clases populares, pero “a la derecha nacionalista”. También expresamente opositora de la inmigración masiva, anti el multiculturalismo de Francia y anti libre cambio, se ve amenazada bajo el surgimiento de un nuevo candidato de la extrema derecha, a pesar de ser la cara del movimiento nacionalista francés desde inicios de siglo y la candidata que ha estado arriba en las encuestas los últimos 5 años cumplidos en 2022.

Eric Zemmour

Autor y columnista del periódico francés Le Figaro, de 63 años, Zemmour ha escrito más de una docena de libros sobre historia, política y sociedad. Es una estrella de programas de televisión que critica a los musulmanes, la inmigración, el feminismo, el crimen y el supuesto declive de Francia, y cuyas opiniones son más extremas que las de Le Pen. Eric Zemmour también ha sido condenado en dos ocasiones por los tribunales franceses por incitación al odio racial.

Promueve abiertamente la teoría del “gran reemplazo”, una creencia racista, popular en la extrema derecha de Europa, USA y el Reino Unido, según la cual los blancos serán pronto “reemplazados” por inmigrantes no blancos y no europeos

Actualmente no solo le ha quitado varios adeptos a Le Pen que han decidido abandonarla por el nuevo candidato, sino que también podría poner en jaque su campaña y hasta la carrera presidencial de la derecha para las elecciones de este 2022 en su conjunto.

Si él y Le Pen permanecen en carrera, la división en el voto de la derecha podría reducir el umbral de porcentaje para quienes esperan llegar a la segunda ronda.

En las encuestas de popularidad de candidatos para las elecciones 2022, Zemmour ha dado un salto de un 5% en septiembre hasta un 15%, acercándose a Le Pen. Un mes después, las encuestas marcaban que por primera vez desde 2013, indican que Le Pen quedaría eliminada en primera ronda.

El politólogo Benjamin Duhamel señala que:

Están en oposición ideológica diferente, Éric Zemmour por una unión de derechos y Marine Le Pen por un bloque popular contra los que ella llama élites Están en oposición ideológica diferente, Éric Zemmour por una unión de derechos y Marine Le Pen por un bloque popular contra los que ella llama élites

Zemmour no solo preocupa a Marine Le Pen: preocupa a la izquierda porque polariza el debate sobre inmigración y ley y orden mientras que la izquierda está más inaudible que nunca

000_322F3J6.jpg
Eric Zemmour, ¿nuevo rival de Marine Le Pen en la derecha?

Eric Zemmour, ¿nuevo rival de Marine Le Pen en la derecha?

Fan declarado de Donald Trump, Zemmour se ha posicionado como un outsider político, confiando en cambio en su estatus de celebridad y su lenguaje sensato. El día de ayer, Zemmour mantuvo una llamada telefónica con el ex-presidente de USA, donde Zemmour dijo que Trump lo incito a seguir su campaña a las elecciones de 2022:

Me dijo que siguiera siendo quien soy, que los medios me llamarían brutal pero que lo que importaba era ser fiel a mí mismo Me dijo que siguiera siendo quien soy, que los medios me llamarían brutal pero que lo que importaba era ser fiel a mí mismo

Zemmour ha dicho que Francia necesita salvarse de una espiral descendente de la que culpa en gran medida a lo que describe como una inmigración sin restricciones y la creciente influencia del islam en la sociedad francesa.

Compartimos las mismas ideas, a saber, que Estados Unidos debe seguir siendo Estados Unidos y Francia debe seguir siendo Francia Compartimos las mismas ideas, a saber, que Estados Unidos debe seguir siendo Estados Unidos y Francia debe seguir siendo Francia

Valérie Pécresse

Graduada de la Escuela Nacional de Administración, instituto poR supremacía formador de dirigentes en Francia, Valérie Pécresse comenzó su carrera profesional en 1992 como auditora del Consejo de Estado. Luego se acercó al mundo político al convertirse en asesora encargada de estudios, pronósticos y tecnologías de la información de la Presidencia de la República. Valérie luego tuvo una carrera política en escalada: fue electa diputada, luego ministra durante la presidencia de Nicolas Sarkozy, ahora se lanza a la campaña presidencial como representante del partido Los Republicanos. De 54 años, se ha declarándose a favor del liberalismo económico y afirma que es “dos tercios Merkel, un tercio Thatcher”.

000_322F97F.jpg
Valérie Pécresse, candidata del partido Los Republicanos, 4ta en las encuestas.

Valérie Pécresse, candidata del partido Los Republicanos, 4ta en las encuestas.

De cara a las elecciones presidenciales de 2022, promete reducir el gasto público y los impuestos a las empresas a través de cuatro grandes reformas: la eliminación de 200.000 puestos en la función pública antes de recrear 50.000116, la paso de la edad legal de jubilación de 62 a 65 años.

Opuesta al proyecto de ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en Francia, participó en las diversas manifestaciones de oposición al matrimonio gay y la crianza de los hijos entre personas homosexuales entre 2012 y 2013.

En estas elecciones de 2022, aboga por un enfoque más restrictivo de la cuestión de la inmigración en Francia, considerándolo un "gran desafío social". En particular, sugiere la introducción de límites máximos anuales de inmigración y condiciones más estrictas para la emisión de un permiso de residencia, como tener "recursos suficientes, el dominio de la lengua francesa y respeto a la laicidad y a los valores de la República."

Atrapada entre Emmanuel Macron por un lado, Eric Zemmour y Marine Le Pen por el otro: Valérie Pécresse sabe que su campaña solo puede tener éxito logrando mantener la derecha republicana en ambos extremos. La candidata, por el contrario, se encerró en la lógica de la exclusión y el rechazo. Grave error: así instaló a su partido en un duelo a tres bandas que tira al partido en una carrera por ser el más radical.

Sumándole que el domingo pasado, 13 de febrero de 2022, en un acto de campaña para estas elecciones Pécresse dijo:

Quiero hacer franceses de corazón, y no sólo franceses de papel. Quiero hacer franceses de corazón, y no sólo franceses de papel.

Haciendo referencia a la teoría racista del "gran reemplazo", expresión típica de la ultraderecha xenófoba, que busca diferenciar a los llamados ciudadanos franceses "nativos" de los naturalizados, usado en contra los franceses de origen extranjero. Estos dichos afectaron gravemente a la opinión pública: Pécresse fue objeto de múltiples burlas y críticas: el acto fue considerado un fracaso entre sus propios aliados políticos, calificado, entre otras cosas, como un “naufragio” y descrito como “uno de los peores de la Quinta República” en términos de técnica vocal.

Teniendo en cuenta que Pécresse actualmente se encuentra cuarta en las encuestas, por detrás de Zemmour, con un 14%, pareciera que la candidata de Los Republicanos deberá aportar más su juego luego de este revés, especialmente si quiere llegar a una posible segunda vuelta.

Que dice la gente

Hoy en día, en febrero de 2022, los principales problemas de los franceses ya no vacilan entre la seguridad, el cambio climático, el desempleo, ni siquiera el COVID-19, sino que se basan todos en la caída estrepitosa del poder de adquisición. Según una encuesta Ipsos-Sopra Steria en colaboración con el Centro de Investigación Política Sciences Po y la Fundación Jean-Jaurès para Le Monde, el 52% de los franceses lo mencionan como su principal preocupación en 2022.

La creciente inflación es el tema “de moda” en el país de los vinos y el queso, preocupación que surge dentro del contexto de la alza ininterrumpida en los precios de los combustibles, el gas y la crisis energética europea, que no dejan de crecer desde el otoño de 2021, afectando directamente al resto de precios de consumo básico. Estas elecciones marcan una decisión dura para los franceses, con un clima electoral mas polémico de lo habitual.

En este contexto electoral en 2022, una población bajo tales problemas, como sabemos, no tiende a pensar de manera lógica, sino que busca al “mejor postor” de ideas y propuestas concretas sobre cómo hacer frente a estos problemas. Aparentemente, para los franceses, aun sin haber hecho una declaración formal de su candidatura, Emmanuel Macron sigue siendo el mejor postor, con una aprobación de 25% en las últimas encuestas para estas elecciones.

Las elecciones presidenciales de Francia este 2022 no tendrá muchas repercusiones si el actual mandatario continúa en su cargo, el problema reside en el caso de que surja un candidato de la extrema derecha: este movimiento que ha estado en auge y renacimiento en las últimas épocas en Europa, en el caso de llegar a uno de sus principales estandartes, como Francia, adhiriendo el hecho de que este país mantiene la presidencia del Consejo la Unión Europea por el resto del 2022, y en el caso de que un resultado tal se replique el otro país, podríamos ser testigos de un gran viraje ideológico en la política europea.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario