MUNDO Angola > Barcelona > África

EN BARCELONA

Denuncian que quieren matar al expresidente de Angola

El expresidente se encuentra en un delicado estado de salud, en una clínica de Barcelona. Dimitió en 2017 tras uno de los mandato más largos de África. 

Una de las hijas del expresidente angoleño José Eduardo dos Santos, llamada Tchizé dos Santos, ha denunciado al diario barcelonés La Vanguardia un complot del gobierno de Angola para acabar con la vida de su padre. Dos Santos se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Teknon de Barcelona desde hace ocho días. El expresidente, de 79 años y con residencia en la capital catalana desde el 2019, se encuentra en estado de coma inducido desde que el jueves de la semana pasada sufriera un deterioro súbito de su salud en su casa de Pedralbes que derivó en una insuficiencia pulmonar.

“Desde hace casi dos meses tenemos la sospecha de que el médico puesto por la presidencia de Angola, Joao Afonso, y que acompaña a mi padre desde hace años, está deteriorando aposta la salud de mi padre. Ahora que le han llevado a un estado de salud tan delicado quieren desenchufarle de las máquinas que le mantienen con vida y no lo vamos a permitir”, denunció Tchizé.

Los Mossos d'Esquadra (policía autonómica de Cataluña, España) están investigando el presunto complot aunque los familiares de Dos Santos no han presentado aún una denuncia, según han explicado fuentes cercanas a los hechos, este viernes 1/7, a Europa Press. Pero según La Vanguardia, la familia se encuentra redactando la denuncia que presentará hoy mismo para pedir protección.

La familia sospecha que el deterioro súbito de salud del expresidente no fue un accidente y asegura que Dos Santos, quien se mueve en silla de ruedas, cayó por las escaleras cuando en la casa se encontraba la segunda esposa del ex mandatario, Ana Paula. La mujer tiene una relación distante con su esposo desde que éste perdió la presidencia. Tchizé denuncia que tardaron veinte minutos en llamar a urgencias tras el incidente, según recoge el diario La Vanguardia. “Pasan cosas rarísimas. En marzo, mi padre volvió de Angola con 30 kilos menos, muy mal. Tengo la sospecha de que la ex mujer de mi padre forma parte del plan. Tengo mucho miedo”.

Dos Santos dimitió en 2017 tras un mandato de 38 años como presidente de Angola, uno de los más largos de África. El actual presidente Joao Lourenço, histórico delfín del partido en el poder, el MPLA, fue el escogido por el propio Dos Santos para sucederle, explica La Vanguardia. Pero tras alcanzar el poder en el 2017, Lourenço persiguió la corrupción y las fortunas de los hijos de Dos Santos y se convirtió en un enemigo de la familia.

Fuentes de los Mossos confirmaron al diario barcelonés que la familia mostró ayer su preocupación porque personas de origen angoleño habían accedido a la habitación donde se encuentra internado Dos Santos. Según los abogados, la dirección de la clínica se comprometió a reforzar los controles de acceso.

Ayer, el ministro de Exteriores de Angola, Tete Antonio, se desplazó a Barcelona ante el agravamiento del estado de salud del expresidente. Según medios portugueses, Antonio se trasladó a la Ciudad Condal desde Lisboa, donde participaba en una cumbre de Naciones Unidas sobre la situación en los océanos. La familia desconfía de ese interés gubernamental, explica La Vanguardia,

“El presidente teme que mi padre apoye a la oposición en los comicios de agosto”, dijo una de sus hijas según La Vanguardia. “Mi padre es un símbolo y quieren acabar con él. El presidente tiene miedo de que abra la boca y apoye a Adalberto. Mi padre me dijo que quería que ganara la oposición y quizás por eso está pagando con su vida”, dijo en referencia al jefe del principal partido de la oposición, Adalberto Costa Junior.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario