Leído

LA NUEVA ECONOMÍA

Lo esencial es invisible a los ojos, pero de eso no se habla

Lun, 30/12/2019 - 4:52pm
Enviado en:

A Rafael Guerschanik le parece que la economía de la nueva Administración precisa de medidas complementarias, y más audaces. Lo interesante es que no se queda en el reclamo sino que él propone algunas medidas, en especial quitando expectativas acerca de Vaca Muerta, en la presente generación:

"De lo contrario deberíamos reanalizar si Vaca Muerta es el becerro de oro bíblico o, por lo menos, si las utilidades de Vaca Muerta demorararán más de 10 años en ocurrid, y lo disfrutarán las próximas generaciones."
Contenido

La nueva crisis social global -desde Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, entre otros países en Sudamérica-  e Irak/Líbano en Asia hasta los 'chalecos amarillos' en Francia, tienen 2 causas originales:

> la suba del valor del petróleo de US$ 20 el barril a US$ 60 el barril y 
> la baja de impuestos a las corporaciones en USA, que arrastró a otros países a reducir los suyos en forma progresiva para mantenerse competitvos.

Estas  políticas globales han dejados a 2 victimas evidente:

> los jubilados y 
> las clases medias.

Para el FMI (Fondo Monetario Internacional), un organismo alineado con las corporaciones multinacionales, tal como lo dejó en evidencia el presidente Donald Trump, los déficit fiscales se generan por excesivos beneficios en los sistemas jubilatorios.

Para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), institución menos sometida a la opinión de las corporaciones, los déficit fiscales se producen por la baja de impuestos corporativos ya sean oficiales -tales como USA aplicó a las sociedades comerciales- o en paraísos fiscales.

Las clases medias -la OCDE las consideró "exprimidas"- debieron equilibrar los déficit que produce la baja de impuestos corporativos con mayores impuestos, en especial inmobiliarios, y bajando el poder adquisitivo. 

El millonario Warren Buffet, alguien a quien no se lo podría tildar de 'populista'- dijo que era "insustentable en el tiempo" que su secretaria privada pagara el doble de impuesto a la renta en proporción a lo que pagan sus empresas del holding Berkshire Hathaway.

Tal como diría la directora cinematográfica Maria Luisa Bemberg, "De eso no se habla".

Muchos analistas locales que lo enfocan desde el lado financiero quedan entrampados ética y moralmente, escondidos tras la palabra mercado tratando de explicar que el riesgo-país baja en la misma proporción que se bajan las jubilaciones, por tener el gobierno una mayor capacidad de pagar sus deudas.

Otros tratan de analizar comparando con los errores de la anterior Administración pero les cuesta encontrar las diferencias de la política económica emanadas de los acreedores y quedan más identificados con los hermanos Pimpinela, que sólo se peleaban en el escenario.

Sin embargo, son muy pocos los que mencionan la palabra "petróleo" cuando desde 1900 más guerras y agitaciones sociales, han sido la consecuencia del manejo oligop{olico del hidrocarburo, evitando  relacionarlo con él alza tarifaria energética hogareño.

Si no hubieran ocurrido alzas en el precio del petróleo mundial, las tarifas hogareñas y el combustible hubieran aumentado 1/3 de lo que aumentaron en la administración de Cambiemos. 

Sin embargo, la población y los analistas de eso no hablan. De lo contrario deberíamos revisar si Vaca Muerta es 'el becerro de oro bíblico' o, por lo menos, si las utilidades de Vaca Muerta demorararán más de 10 años en ocurrir, y lo disfrutarán las próximas generaciones.

De resultar cierto, se podría presionar por un cambio en 5 años en la jubilación de las mujeres -llevarla a los 65 años- e igualarlas con la de los hombres, en vez de castigar a los hombres y mujeres jubilados de esta generación que tienen que afrontar un precio de las tarifas de energía relacionado con un precio del petróleo en constantes subas especulativas por los periódicos conflictos de Medio Oriente.

O, por lo menos, eximirlos del pago de los impuestos inmobiliarios que, consecuencia de la puja por la recaudación entre municipios / gobernación / Nacion, provocan que los jubilados destinen más del 50% de sus ingresos sólo al pago tributos, ABL y bienes personales.

Esta realidad no sólo provocará recursos de amparo sino que condenará a los funcionarios a una acusación de mala praxis por la obviedad del descalce.

Hasta ahora, el núcleo de las primeras medidas de la nueva Administración se basan en indexar impuestos y licuar, via decreto, salarios y jubilaciones, ponderando los mínimos salariales y jubilatorios que apenas representan el 30% del universo jubilatorio.

Sin embargo, los comunicados difundidos apuntan a afirmar lo contrario, una fórmula coyunturalmente frágil para enfrentar una tormenta social global en desarrollo para 2020.

Mientras los jubilados denuncian que existe una violación en las promesas electorales, el Ejecutivo intenta explicarle que no es violación sino una enema sanadora a los jubilados ricos que ganan más de $ 19.000 mensuales

Desde ya, es algo insuficiente para quienes siguen viendo en la política, las finanzas y el petróleo, privilegios pocos solidarios, una nueva monarquia 'offshore'.