Leído

CINE & POLÍTICA

Grieta entre Bollywood y el gobierno indio por la polémica ley "anti musulmana"

Mar, 14/01/2020 - 2:58pm
Enviado en:
Por Urgente24

Voces de Bollywood se sumaron a las manifestaciones contra el Gobierno indio por la ley de ciudadanía aprobada por el Parlamento, que excluye a los inmigrantes musulmanes. Actores y directores que habían mostrado apoyo a Narendra Modi pasaron a ser críticos. Otros que están a favor de la ley nacionalista, boicotean sus películas. La grieta llegó a la India aunque no es nueva: en 2017, un oficial del gobierno ya había pedido recompensa por la decapitación de una actriz que había protagonizado un film sobre un romance entre una princesa hindú y un sultán musulmán.

Contenido

Además de las peleas entre amigos o parientes, una de las consecuencias nefastas que tuvo la grieta kirchnerismo/antikirchnerismo que dividió a la Argentina en los últimos años fue el efecto que tuvo en la cultura, el arte y el mundo del cine. Actores, directores, artistas en general, pasaron a ser juzgados bajo la vara de a qué tendencia política pertenecían. Su arte, juzgado en base a esos parámetros. Todo se volvió blanco/negro: si un actor profesa el "credo" político que yo comparto, lo apoyo. Sino, lo detesto. Y esto es grave porque justamente el arte es uno de los pocos ámbitos en donde lo humano puede sobreponerse a lo ideológico. Nos permite ponernos en la piel de otro piense lo que piense ese otro y esté del lado de la grieta que esté. Nos permite trascender nuestras diferencias (no borrarlas, sino dejarlas en un segundo plano) para recordar lo que tenemos en común: todos lloramos, reímos y sangramos si nos pinchan. 

Ese fenómeno que sucedió en los últimos años en la Argentina ahora llegó a la India, donde el gobierno nacionalista de Narendra Modi construyó su autoridad en base a un relato divisorio, que pretende presentar al primer ministro como el mesías que viene a salvar al pueblo indio de sus enemigos.

En los últimos años, explica el diario Financial Times, la industria fílmica india había producido biopics históricas que mostraban a héroes hindúes combatiendo a villanos musulmanes, en lo que muchos observadores consideran un apoyo a la plataforma nacionalista de Modi.

Cuando fue reelecto el año pasado, el primer ministro recibió un fuerte apoyo de Bollywood (el Hollywood de la India), incluso apareció en una selfie rodeado de estrellas. Pero algo ha cambiado, y cada vez son más los actores y directores de Bollywood que manifiestan su repudio a las políticas nacionalistas del primer ministro. 

Recordemos que el mes pasado, el Parlamento indio aprobó una ley que otorga ciudadanía a personas de religión hindú, sikh y budista, provenientes de Bangladesh, Pakistán y Afganistán. Pero el mismo principio no aplica para musulmanes, y la condición religiosa es considerada discriminatoria.

Modi, justifica la ley apuntando que no cubre a los musulmanes de Pakistán, Bangladesh y Afganistán, porque ellos no necesitan de la protección de India. Sin embargo, los críticos consideran que la normativa distorsiona la naturaleza laica del estado indio. La ley ha enfrentado protestas estudiantiles que dejaron varios muertos, reprimidas con violencia por la policía. 

La semana pasada, Deepika Padukone, una de las actrices mejor pagas de Bollywood, se mostró junto a jóvenes manifestantes luego de que una turba de personas enmascaradas atacara a manifestantes en la Universidad Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi.

Ya son los varios actores y directores de alto perfil han mostrado su apoyo a los estudiantes, explica el diario The Guardian. Entre ellos están Sonakshi Sinha, Anurag Kashyap, Varun Dhawan, Sonam Kapoor, Suniel Shetty y Nikkhil Advani.

Un director de alto perfil como Zoya Akhtar y su hermano, el actor Farhan Akhtar, se han unido a manifestaciones antigubernamentales en Bombai. Otros, tales como el director Anurag Kashyap, tuiteó: "Esto ha ido demasiado lejos. Este gobierno es claramente fascista."

Perder el apoyo de los "famosos" indio no será gratis para Modi: la industria fílmica india tiene la mayor audiencia en el mundo, según datos de Statista. Se venden 2 billones de entradas al cine por año. 

Sin embargo, no todos en India apoyan la postura de estos actores. Ha habido, incluso, boicóts a las películas de las estrellas que están en contra del gobierno.

El tema excede a la polémica actual por la ley "anti musulmana". Ya en 2017, un oficial del Partido Popular Indio, que lidera Modi, había ofrecido una recompensa por la decapitación de Deepika Padukone, luego de que ella protagonizara un film sobre un romance entre una princesa hindú y un sultán musulmán.