Leído

FUTURO LATINOAMERICANO

Con China y Rusia en Venezuela, y Argentina con un pie en cada lado, ¿cuál es el futuro del Grupo Lima?

Mie, 15/01/2020 - 8:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

Luego de la crisis social y política que estalló en América Latina y que todavía continúa en algunos países, una de las grandes incógnitas es que sucederá en el futuro cercano con el Grupo Lima, el conjunto de países de postura condenatoria al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. ¿Cómo logrará cumplir objetivos mientras las dos principales figuras dentro del país son Rusia y China? Además, teniendo en cuenta que países que ingresan nuevos países como seguramente será Uruguay y Bolivia. Aunque, ¿qué decidirá la Argentina?, ya que el presidente Alberto Fernández tendrá que cuidar su relación con Estados.

Encuentro Grupo Lima en su edición número XI.
grupo_lima.jpg
Encuentro Grupo Lima en su edición número XI.
Contenido

El gran dilema de Alberto Fernández, el presidente que apenas lleva un mes a cargo en Argentina, continúa siendo el qué hacer con Venezuela, teniendo en cuenta que en caso de apoyar directamente al régimen de Nicolás Maduro, como muchos esperan, será un gran problema para la relación del país con Estados Unidos y el gobierno republicano de Donald Trump. Sobretodo cuando existe una deuda con el Fondo Monetario Internacional que todavía necesita una re negociación. Esto también se traduce en su participación en el Grupo Lima.

La presión es tal que este miércoles 15/01, algunos de los legisladores demócratas de Estados Unidos llamaron la atención de Alberto Fernández en cuanto a su relación con Maduro, ya que el contacto entre ambos países estará condicionada por esto. Así explicó Albio Sires, nada menos que el presidente del Subcomité para el Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes.

Recordemos que este conjunto de países fue creado que se estableció tras la denominada Declaración de Lima cuando en 2017 algunos de los líderes de los países latinoamericanos se reunieron para condenar el régimen de Nicolás Maduro y que reconocen a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela. Entre los mismos se encontraba la Argentina de Mauricio Macri, Brasil, Paraguay, Chile, entre otros, con Estados Unidos como gurú por supuesto. Ninguno de estos dudaba en llamar dictador a Nicolás Maduro, palabra que hasta ahora, no se escuchó del presidente Fernández.

Sin embargo de cara a 2020 el escenario político regional es otro, empezando porque países como Uruguay y Bolivia ahora apoyan al Grupo Lima. Entonces la gran pregunta que emerge es nada mas y nada menos: ¿qué sucederá con el grupo que fue tan fuerte en su momento y ahora parece estar muriendo al igual que la presencia norteamericana en Venezuela? Teniendo en cuenta también que después de 2 años el mandatario venezolano, parce estar más afianzado al poder que nunca con la ayuda política, militar y económica de los gigantes China y Rusia.

China es el principal acreedor del régimen de Nicolás Maduro, tal es así que según dio a conocer la agencia del gobierno de Xi Jinping el pasado lunes 13/01, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, estará visitando el país que es potencia asiática desde este 15/01 hasta el 19/01. Claro que para China tanto como para Rusia, Venezuela es una oportunidad para contrarrestar la influencia norteamericana en la región y además para hacer negocio, teniendo en cuenta que es un territorio rico en petróleo.

Lo mismo ocurre con Rusia, el mayor aliado del régimen de Nicolás Maduro desde comienzos de la crisis venezolana ya que este lo provee de armamento militar y comercializa su petróleo, algo terrible para Estados Unidos ya que sortea sus sanciones. Esto mismo se vio reflejado por ejemplo en la presencia de grupos paramilitares, entre ellos, Wagner, que actúan como brazo de apoyo en conflictos donde Rusia está comprometida o involucrada.

Esto no solo demuestra quien tiene el control de la situación venezolana en la actualidad, sino que también refleja que Estados Unidos no es más la superpotencia que era en el pasado y con la que la mayoría de los países de Occidente querían tener relaciones económicas y comerciales así como políticas. El tiempo de estado hegemón para Estados Unidos terminó hace tiempo con reiterados fracasos en el escenario internacional. Además al parecer tanto Rusia como China encontraron un par y un aliado en Venezuela frente a las sanciones estadounidenses. 

Pero ahora regresando a la situación el Grupo Lima, la cuestión principal por la que tambalea y peligra su futuro es exactamente por lo mencionado anteriormente: Estados Unidos (su mayor apoyo) no tiene la misma penetración en Venezuela que tenía en 2017, tal es así que prácticamente abandonó  su protegido, el presidente interino Juan Guaidó y mantuvo más de una conversación con el régimen de Maduro. 

A esto se le suma otra crisis política que ocurre detrás del Grupo Lima y que hasta va más allá de él, que es la situación sobre el futuro liderazgo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el rechazo a Luis Almagro por parte de algunos mandatarios regionales, entre ellos Alberto Fernández. El mismo ocupa el cargo desde 2015 pero que a medida que fue pasando el tiempo su figura hizo un cambio radical respondiendo a la ideología propuesta por Estados Unidos y de alguna forma dejando de lado sus objetivos al momento de ingresar, impulsados por el Frente Amplio de Uruguay y el ex presidente, Pepe Mujica.