Boca > Hinchas > Corinthians

COPA LIBERTADORES 2022

Liberaron a los hinchas de Boca presos ¿Cuánto pagaron?

Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares.

Las autoridades brasileñas liberaron en la tarde de este miércoles (29/06) a dos de los tres hinchas de Boca que habían sido detenidos acusados por racismo en Brasil y pagaron una fianza de 4.000 dólares cada uno para ser liberados y emprender el retorno a Buenos Aires durante el partido entre Corinthians y Boca Juniors por los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2022.

En una conducta totalmente inaceptable, los simpatizantes del xeneize realizaron gestos racistas y antisemitas antes, durante y finalizado el partido ante Corinthians, que culminó empatado en cero.

boca-juniors.webp
Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares. (Foto: Gentileza: Clarín)

Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares. (Foto: Gentileza: Clarín)

Previo al enfrentamiento ante los brasileños, el club de la Ribera fue sancionado con US$ 100.000 por la Conmebol, justamente, por los gestos racistas de los fanáticos de Boca Juniors a los del 'Timao'.

Los boquenses ya habían sufrido una multa económica por US$ 30.000, además de la sanción ya mencionada por lo ocurrido en La Bombonera el martes 17/05. Ambos casos fueron por actos racistas.

imagepng.webp
Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares.

Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares.

La Conmebol advirtió que, en caso de reincidencia de esta clase de hechos, Boca se arriesga a la posibilidad de jugar uno o varios partidos a puertas cerradas o el cierre parcial del estadio.

Ahora, ante estos nuevos gestos racistas ante Corinthians, ¿qué decisión se tomará en Conmebol?

Según fuentes del Juzgado Criminal, la acusación al primero de los detenidos fue realizada por dos hinchas locales que filmaron al agresor, un argentino que no llevaba documentos pero que es residente en Brasil, y que imitó a un mono para burlarse de la torcida brasileña, informó Olé.

Otro de los detenidos por la Seguridad es un hombre que llevaba una camiseta amarilla de Boca y que en la previa insultó al periodista de TyC Sports Leonardo Farinella. Dentro de la cancha, la siguió con un saludo nazi dirigido a toda la tribuna local.

Según el vocero, los dos hinchas -a los que se les abrió un proceso por los delitos de injurias racistas y racismo-, fueron liberados por el juez de turno luego de haber pasado la jornada detenidos en una sede carcelaria de la policía paulista.

El tercer detenido, en cambio, es un argentino residente en San Pablo, que continuará preso hasta una nueva determinación de la justicia por carecer de recursos, ya que declaró que es un “sin techo” que vive en las calles de la mayor ciudad de Brasil.

En total, fueron detenidos seis hinchas de Boca pero la policía encontró pruebas incriminatorias para tres de ellos.

Según fuentes de la investigación citadas por la prensa brasileña, los hinchas de Boca detenidos que deben retornar a la Argentina son Sebastián Palazzo y Federico Ruta, mientras que el residente en Brasil, José Lizarraga, deberá continuar detenido.

Palazzo y Lizarraga están acusados del delito de injurias raciales por haber sido filmados, según la acusación, imitando movimientos de un mono dirigidos hacia los brasileños desde la tribuna visitante del Arena Neoquímica donde se disputó el choque entre Corinthians y Boca, que terminó sin goles.

Ahora, el comisario Saad explicó en declaraciones que reprodujo la agencia estatal de noticias Télam que la fianza fue aumentada a 20.000 reales (4.000 dólares) para intentar reprimir nuevas agresiones racistas en los estadios durante la Copa Libertadores.

“Decidimos elevar la fianza porque esta Copa Libertadores se ha convertido en un escenario de injuria racial como hace mucho tiempo no se veía”, declaró Saad, a cargo del operativo de seguridad en el estadio de Corinthians.

La madrugada después del partido se transformó en un desfile de testigos, videos de las cámaras de los hinchas y de los policías y de argentinos intentando explicar en un complicado portuñol que sus movimientos de brazos no eran racistas.

Un abogado defensor oficial del fuero criminal de San Pablo actuó como representante legal de los detenidos, mientras que personal del Consulado argentino en San Pablo acompañó todos los procedimientos.

Inicialmente el acusado de hacer el saludo nazi contra los corinthianos había sido liberado, pero más pruebas sobre su actitud en las cámaras de seguridad del estadio hicieron confirmar las sospechas.

El fútbol se ha convertido en Brasil en uno de los principales foco de antirracismo en un país marcado por el racismo estructural y la desigualdad marcada por la herencia de 300 años de esclavitud.

El gigante vecino verdeamarillo fue el último país de Occidente en abolir legalmente la esclavitud, en 1888.

Varios de los denunciantes que captaron los gestos racistas de los hinchas de Boca tenían camisetas de Corinthians con la inscripción “Democracia Corinthiana”, el movimiento contra la dictadura que había sido liderado a inicios de los años ochenta por leyendas como Sócrates y el futbolista Vladimir, símbolo del movimiento negro en el fútbol.

En Brasil, los hechos de racismo en las canchas están siendo sancionados incluso en partidos del campeonato local. Hace un mes, Rafael Ramos, de Corinthians, fue denunciado por insultos racistas en pleno partido por Edenilson, de Internacional de Porto Alegre.

Uno de los detenidos simpatizantes de Boca quedó preso porque fue filmado por dos hinchas de Corinthians, Gabriel Ferreira y Guilherme Vieira, que lo terminaron denunciando ante las autoridades.

“Estamos cansados de que los hinchas de Boca hagan siempre lo mismo con estos ataques racistas”, sostuvo Ferreira en declaraciones que reprodujo la agencia oficial de noticias Télam en la puerta del comando de la Policía Militarizada de San Pablo que intervino en el caso.

Por su parte, Vieira manifestó que a partir de estos episodios no tenía “ganas de hablar con ningún argentino”.

A la comisaría ubicada en el subsuelo del estadio del barrio de Itaquera, zona este de San Pablo, también se acercó un vocal de Boca Juniors, abogado, para interiorizarse del tema.

El escándalo por racismo ocurrió luego de que el ómnibus que transportaba al plantel y dirigentes de Boca desde el hotel hacia el estadio antes del partido fuera blanco de piedrazos que rompieron uno de los vidrios.

Varios hinchas de Boca relataron en declaraciones a la agencia Télam que fueron maltratados por la policía en la llegada al estadio de Corinthians, inaugurado para el Mundial 2014 y donde la Selección Argentina venció en la semifinal por penales ante Países Bajos en aquel certamen.

En el mismo escenario en septiembre del año pasado la Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) suspendió a los 5 minutos el partido entre Brasil y Argentina por las eliminatorias sudamericanas a raíz de que cuatro jugadores argentinos no habían cumplido con las normas contra la pandemia.

imagepng (1).webp
Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares. (Foto: Twitter @GerGarciaGrova)

Las autoridades brasileñas liberaron a los hinchas de Boca que habían sido detenidos por racismo tras pagar una fianza de 4.000 dólares. (Foto: Twitter @GerGarciaGrova)

El comunicado de Boca

En la previa al encuentro ante el 'Timao', el club xeneize difundió un comunicado dirigido a todos sus hinchas, especialmente a los que acudieran al estadio, para que no se repitiera esta clase de actos racistas en las gradas.

“En el marco de una nueva serie ante Corinthians de Brasil, por los octavos de final de la Copa Libertadores, Boca Juniors llama una vez más a la reflexión a los hinchas para vivir el partido con la genuina pasión que caracteriza a los xeneizes y lejos de todo tipo de manifestación racista.

Estos partidos que se jugarán hoy en San Pablo y la semana que viene en la Bombonera representan una nueva oportunidad para rechazar cualquier acto xenófobo que vulnere los derechos de cualquier grupo y demostrar el aprendizaje de tristes experiencias recientes, que no sólo causan un daño a la imagen del club sino también a la economía. Cabe recordar que la Conmebol endureció severamente las multas a los clubes participantes en casos de actos de racismo y la reiteración de estos comportamientos no sólo pueden acarrear penas económicas más grandes sino también hasta la clausura del estadio. Así como también de parte del club este tipo de conductas implican un accionar grave que puede ser pasible de las sanciones más duras previstas por el estatuto, como la expulsión en la condición de socio o socia”.

https://twitter.com/BocaJrsOficial/status/1541841501788971008

En total, son seis los hinchas detenidos por la policía brasileña.

https://twitter.com/GerGarciaGrova/status/1542121815987916800
https://twitter.com/goleada_info/status/1541975094154739715

Más contenido en Urgente24:

¿Telefe abusa de su éxito? El Trece se relame y aprovecha

Nueva low cost ofrece pasajes al exterior a mitad de precio

Cómo rastrear un celular con el numero

Se arrepintió: Disney negocia contrato con Johnny Depp

Nacho Viale sin laburo: El Trece jubiló a Mirtha Legrand

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario