JUNTOS BIEN dolor > dolor de espalda > mente

NOVEDOSO TRATAMIENTO

Si el dolor de espalda es recurrente, enfóquese en la mente

El mejor tratamiento para el dolor crónico incluye terapias psicológicas, asegura una investigación con datos de 13 mil personas.

El mejor tratamiento para el dolor de espalda no solo debe dirigirse a lo físico, sino que es necesario poner el foco en la mente, aseguran investigadores de la Universidad de Sydney.

Su nuevo estudio publicado en la British Medical Journal involucró datos de más de 13.000 pacientes y confirma que la mejor forma de abordar este dolor cuando es crónico es no concentrarse únicamente en remedios y terapias físicas.

Los investigadores encontraron que agregar intervenciones psicológicas a los tratamientos, principalmente terapia conductual y educación, condujo a mejores beneficios sostenibles en el tiempo tanto para la función física como para la intensidad del sufrimiento.

En general, las pautas incluyen “una combinación de ejercicio y terapias psicosociales para controlar el dolor lumbar crónico", dijo la fisioterapeuta australiana Emma Ho. "Sin embargo, en realidad se sabe muy poco sobre los diferentes tipos de terapias psicológicas disponibles y su efectividad".

Por eso, junto a su equipo, revisó 97 ensayos previos para recopilar toda la evidencia científica sobre el tema.

image.png
El dolor de espalda desmejora la calidad de vida, ya que a la persona se le dificulta hacer determinados movimientos, como subir escaleras o levantar objetos, y genera hormigueo y entumecimiento. 

El dolor de espalda desmejora la calidad de vida, ya que a la persona se le dificulta hacer determinados movimientos, como subir escaleras o levantar objetos, y genera hormigueo y entumecimiento.

Cuerpo-mente

El dolor de espalda se define como crónico si dura más de 12 semanas y, a menudo, viene acompañado de efectos psicológicos, como ansiedad y depresión.

El impacto en la salud de la mente puede causar que la salud física de un individuo se deteriore aún más.

Para el estudio, se identificaron seis tipos principales de intervenciones psicológicas en investigaciones previas:

  1. Intervenciones conductuales
  2. Terapias cognitivas conductuales (“de conversación")
  3. Atención plena (mindfulness)
  4. Counselling
  5. Programas educativos
  6. Dos o más enfoques psicológicos combinados (por ejemplo: educación sobre el dolor impartida con terapia conductual).

En efecto, para mejorar la función física, tanto la terapia cognitiva conductual con fisioterapia como la educación sobre el dolor con fisioterapia fueron mejores que la fisioterapia sola.

Para ayudar a la intensidad del dolor, la terapia conductual, la terapia cognitiva conductual y la educación sobre demostraron ser complementos efectivos.

Más importante aún, se demostró que la educación y la terapia conductual tienen el mayor impacto durante los seis y 12 meses posteriores al tratamiento.

Según los datos disponibles, estas intervenciones también parecen ser seguras.

"Los médicos deberían considerar incorporar intervenciones psicológicas con atención de fisioterapia (principalmente ejercicio estructurado) para maximizar las mejoras en los resultados de salud", concluyen los investigadores en el informe.

image.png

Más de Urgente24:

Elizabeth Vernaci la sigue con Canosa, pero ella no responde

¿Cómo mejorar la memoria? Este alimento no puede faltar

5 razones para usar esta especia para tu memoria y cerebro

Se marchó: A Roberto Funes se le suma otra periodista de C5N

Reduzca el colesterol: Empiece a comer estas semillas

Dejá tu comentario