JUNTOS BIEN carne > plant based > sodio

¡CUIDADO!

Si buscas comer menos carne, tené en cuenta esta advertencia

Vegano no significa saludable, ya que muchos sustitutos de la carne a base de vegetales son ricos en sodio y grasas saturadas.

Las organizaciones veganas denominan como la “resolución definitiva de año nuevo” al propósito de disminuir el consumo de carne y derivados de animales y reemplazarlos por alternativas plant based (a base de plantas).

Sin embargo, como advierten los expertos consultados por The Conversation, las carnes vegetales suelen tener un alto contenido de sodio, son ultraprocesadas y muchas veces no son más saludables que la carne que imitan.

Aun así, casi la mitad de los consumidores piensan que son más nutritivos. Entonces, antes de definir nuevas resoluciones relacionadas a la salud, es importante tener en cuenta esta advertencia.

The Impossible Burger, por ejemplo, es una preparación sin carne de: soja, proteínas de papa, aceites de coco y girasol. Pero su recuento de calorías y los niveles de grasas saturadas son similares a una hamburguesa cuarto de libra de McDonald's y tiene seis veces más sodio.

Se proyecta que el mercado global de carne de origen vegetal se disparará a 85.000 millones de dólares en 2030. Y los supermercados están siendo testigos, con una variedad de hamburguesas, salchichas, nuggets, carne molida y opciones de “pescados”, todo sin rastro de productos de origen animal.

image.png

¿Cuál es el beneficio nutricional?

El Instituto de Innovación en Alimentos y Biotecnología de Singapur llevó a cabo un estudio en el que reemplazaron tocino, pollo, hamburguesas de ternera y helado por sus versiones plant based.

Encontraron que las dietas que sustituyeron los productos animales por la alternativa plant based estuvieron por debajo de las recomendaciones diarias de vitamina B12, calcio, potasio, zinc y magnesio, y eran más altas en sodio, azúcar y grasas saturadas.

Incluso con vitaminas y minerales añadidos, estos productos no son nutricionalmente intercambiables, explicó Stephan van Vliet, del Instituto de Fisiología Molecular de Duke.

Las fuentes animales como la carne, la leche y los huevos son proteínas completas, lo que significa que contienen suficientes de los nueve aminoácidos esenciales que debemos obtener de nuestra dieta todos los días.

Los alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, nueces, semillas y granos a menudo carecen de uno o más de estos aminoácidos y deben consumirse en combinación. La clave es saber cómo combinarlos y asegurarse de obtener todos los nutrientes necesarios.

Según los científicos en nutrición, la forma recomendada de tener una dieta plant based es ocupando la mitad del plato con verduras y frutas y la otra mitad con cereales integrales y proteínas.

Resta esperar la tendencia que sigan los fabricantes de carne vegetal que hasta el momento se centraron en el sabor, la textura y la apariencia de sus productos. Con un mercado en auge, posiblemente deban adaptarse para ser también más saludables.

image.png

*Fragmentos de un artículo publicado originalmente en The Conversation

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario