FOCO Reichsbürger > Alemania > Pedro I

ALEMANIA DISTINTA

Pedro I, rey de Reichsbürger

Reichsbürger es un autoproclamado reino que no reconoce a Alemania, y que tiene su propia moneda y su propio rey: Pedro I.

En el interior del este de Alemania, hay una frontera invisible, Reichsbürger. Las torres de un imponente castillo emergen de las copas de los árboles. Un cartel en la puerta de entrada informa solemnemente al visitante que ha entrado en un nuevo país: Königreich Deutschland (Reino de Alemania), estado independiente autoproclamado, con su propio rey autoproclamado, Pedro I, quien fue coronado hace 1 década en una ceremonia con mucho lujo. Hoy día tiene su propia moneda, sus propios documentos de identidad, su propia bandera y, lo que es más grave, ha crecido en cantidad de súbditos.

Reichsbürger cree que las fronteras del Imperio alemán de 1932 o 1871 todavía existen y que la moderna República Federal de Alemania es "una construcción administrativa todavía ocupada por las potencias aliadas".

Reichsbürger sostiene que la República Federal de Alemania es ilegítima y que la Constitución de Weimar de 1919 del Reich (o una Constitución anterior) sigue vigente.

Son más de 20.000 integrantes que se autodenominan "Reichsbürger" (Ciudadano del Reich), obsesión de las agencias de inteligencia de Berlín, que los considera teóricos de la conspiración, desafiantes de la legitimidad del Estado alemán de posguerra.

El Kommissarische Reichsregierung (Gobierno Imperial Temporal o KRR) fue fundado en 1985 por Wolfgang Gerhard Günter Ebel. El movimiento fue descrito como de carácter neonazi pero hay movimientos monárquicos que apoyan la restauración del imperio alemán.

Los seguidores del Reichsbürger están dispersos por Alemania, pero concentrados en los estados de Brandeburgo, Mecklemburgo-Pomerania Occidental y Baviera.

La heterogeneidad del movimiento y su división en muchos grupos pequeños que a menudo son independientes entre sí hace difícil estimar el número de Reichsbürger activos.

rey pedro monedas.jpg
Königreich Deutschland tiene su propia moneda.

Königreich Deutschland tiene su propia moneda.

Muchos hablan de ellos por la detención de 25 personas sospechosas de conspirar para asaltar el Parlamento alemán, el Reichstag, para ejecutar un derrocamiento violento del gobierno de Olaf Schulz.

Ese grupo es Patriotische Union (Unión Patriótica) o Der Rat (El Consejo). El grupo también recibió al movimiento radicalizado alemán Querdenker, negacionistas de Covid-19.

Pero el rey Pedro I dice que no tiene intenciones tan violentas, aún cuando el Estado alemán sea "destructivo y enfermizo".

Pedro I es el líder del movimiento NeuDeutschland, con sede en Wittenberg.

Hay otros grupos muy activos en la comunidad Reichsbürger:

  • Fürstentum Germania, con sede en el Palacio Krampfer.
  • Partei Provisional – Das Reicht.
  • Zentralrat Souveräner Bürger, con sede en Schwanstetten.
  • Ur, con sede en Elsteraue. Su líder, Adrian Ursache, resultó herido en un tiroteo con la policía en 2016.
  • United Patriot.

Pedro I dice que no tiene relación con el aristócrata Heinrich Reuss (o Heinrich XIII, Príncipe Reuss de Greiz), un descendiente de la Casa de Reuss, propietario de la finca en Turingia donde se reunía Patriotische Union.

Pero Pedro I coincide con la denuncia de los sublevados: “No tengo ningún interés en ser parte de este sistema fascista y satánico”, agrega el monarca en una entrevista televisada, y que es parte de una ofensiva mediática que en breve incluirá un estudio de TV propio de Königreich Deutschland.

Él dice que no opciones: cuando le impidieron postularse para alcalde y luego para ingresar al Parlamento alemán, tuvo que fundar el Reino.

"Las personas corruptas, criminales o dispuestas a ser utilizadas prosperan en el sistema alemán, y aquellos con un corazón honesto, que quieren cambiar el mundo para mejor, en interés del bien común, no tienen ninguna posibilidad".

Pedro I se llama para el Estado alemán, Peter Fitzek, y sus actividades a menudo colisionan con la ley alemana.

Deutsches_Reich1.jpg
El Imperio alemán dentro de sus fronteras desde 1871 hasta 1918.

El Imperio alemán dentro de sus fronteras desde 1871 hasta 1918.

Alemania no reconoce el reino de Königreich Deutschland ni sus documentos de identidad.

Fitzek tiene varias condenas por conducir sin licencia. Él también fue encarcelado durante varios años, acusado de malversar dinero de sus ciudadanos, pero la condena fue anulada más tarde.

El servicio de inteligencia regional, que lo ha estado monitoreando a él y a su reino durante casi 2 años, lo considera una amenaza. Y Covid-19 parece haber aumentado el apoyo y la membresía en el Reino.

Fitzek considera probado que tiene 5.000 ciudadanos. Y está comprando tierras en Alemania para establecer varias comunidades en las que estas personas puedan vivir.

Por ejemplo, se quedó con un antiguo castillo en el pueblo de Bärwalde, a una hora y media en coche al sur de Berlín, donde viven unas 30 personas en el edificio principal y en remolques o motorhomes estacionados a lo largo de la entrada principal.

Todavía están renovando los edificios y limpiando el terreno. Pero la gente está orgullosa del territorio del reino.

Los ciudadanos no pagan impuestos y no envían a sus hijos a la escuela, un desafío al Estado alemán.

Ellos obedecen a su propia estructura legal y tienen la intención de crear su propio sistema de atención médica. Sin embargo, a pesar de todos sus planes para construir una comunidad verde sostenible utilizando tecnologías modernas, los ciudadanos parecen tener poca fe en la medicina moderna. Nadie está vacunado contra Covid-19, dice Benjamín. El Reichsbürger tiene su propio relato sobre la pandemia.

“El reino puede proporcionar todo lo que necesitas en la vida cotidiana. Alimentos y nutrición, seguridad social, todos estos sistemas están ahí”, según Benjamin, cargo de las relaciones públicas del “Reino”.

Benjamin:

Las personas que hoy piensan por sí mismas a menudo serán condenadas como teóricos de la conspiración. Pero es un hecho que muchas veces estas son las personas que se quedan en la noche pensando en problemas, no solo los suyos, sino los de la sociedad y la política. Las personas que hoy piensan por sí mismas a menudo serán condenadas como teóricos de la conspiración. Pero es un hecho que muchas veces estas son las personas que se quedan en la noche pensando en problemas, no solo los suyos, sino los de la sociedad y la política.

----------------------------

Más noticias de Urgente24

Qatar 2022 es un éxito pese al absurdo boicot de Occidente

Selección Argentina: El tren a Brasil pasa por Países Bajos

Gas: Hay fecha de audiencia pública para los aumento de 2023

Empresarios en la mira por la escasez en los supermercados