FOCO fentanilo > precursores químicos > USA

EL CASO DE ALAA ALLAWI

El hombre del fentanilo comenzó en una base de USA en Irak

Alaa Allawi, un traductor iraquí para el ejército estadounidense devino en uno de los mayores traficantes de fentanilo en la web oscura.

China proporcionó la mayor parte del fentanilo presente en USA antes de 2019, y los traficantes enviaron el polvo por correo internacional y entrega de paquetes privados. Pero los controles que China ha impuesto desde entonces han interrumpido el flujo. Hoy, los cárteles mexicanos lideran la carga, adquiriendo precursores químicos de China, que pueden exportarse legalmente, y producen suficiente fentanilo para ahogar a USA.

La DEA incautó el equivalente a 379 millones de dosis potencialmente mortales de fentanilo en 2022, más que la población de todo el país. Los distribuidores están activos en todas partes. Las oficinas de la DEA en todo el país están estableciendo grupos enfocados en investigaciones de fentanilo, dice.

Sin embargo, según una investigación de Benoit Morenne para la revista Wired, el 'rey del fentanilo' era un iraquí, Alaa Allawi, entrepreneur que en 2017 era 1 de los 10 principales proveedores de AlphaBay (su cuenta fue Dopeboy210, muy probablemente por el código de área de San Antonio, Texas), en ese momento el bazar más grande en la dark web para todo tipo de productos ilegales. Cada semana movía docenas de paquetes de narcóticos ilegales: cocaína, Xanax falsificado y OxyContin falso.

AlphaBay (creación del canadiense Alexandre Cazes, fallecido en prisión quizás por suicidio) se lanzó en diciembre de 2014. Tuvo un crecimiento constante, con 14.000 nuevos usuarios en los primeros 90 días de funcionamiento. En octubre de 2015, fue reconocido como el mayor mercado en línea de Darknet, según Dan Palumbo, de Digital Citizens Alliance. En mayo de 2015, el sitio anunció un sistema integrado de contratos digitales y de depósito en garantía. En 2016 fue clave en la introducción de la cripto monero. En el momento de su desaparición en julio de 2017, AlphaBay tenía más de 400.000 usuarios.

El trabajo de Allawi, deslizando pequeñas cantidades de fentanilo en píldoras falsificadas, haciéndolas efectivas pero altamente adictivas y, a veces, letales, estaba alimentando el giro mortal en una epidemia nacional de opioides que ha cobrado más de 230.000 vidas desde 2017. La contribución de Allawi a esa crisis lo convirtió en un objetivo principal para la Administración de Control de Drogas de USA (la DEA), y los agentes federales interceptaban paquetes con sus píldoras mezcladas con fentanilo desde Kansas a California pero no podían frenar todo.

La Caída Del Mercado Mas Grande De La Deep Web | Historia de AlphaBay

Llega la DEA

AlphaBay era uno de los posibles sucesores de Silk Road, el mercado de la web oscura que se cerró en 2013. A quien tuviera un navegador Tor y algunos bitcoins, AlphaBay ofrecía drogas por kilo, armas, datos de tarjetas de crédito robadas... con total anonimato, o al menos eso es lo que muchos clientes creían. Entre 2015 y 2017, el sitio registró más de US$ 1.000 millones en transacciones ilegales de criptomonedas, según el FBI.

DopeBoy210 ofreció no menos de 80 productos diferentes. X50 -un paquete de 50 píldoras Xanax-, fue uno de los artículos insignia de Allawi y obtuvo críticas entusiastas. Las pastillas eran falsas. Al principio, Allawi mezcló productos químicos con metanfetamina y usó su prensa para producir tabletas marcadas como Adderall y Xanax. Los estudiantes que buscaban pasar la noche en vela o que estaban plagados de ansiedad anhelaban estas cosas. Allawi luego pasó a las píldoras falsas de OxyContin mezcladas con fentanilo que ordenó de China en la web oscura. (Allawi se negó a decir por qué cambió a fentanilo, pero los investigadores me dijeron que a los traficantes de drogas les gusta porque pueden hacer miles de píldoras usando cantidades mínimas).

Cuando las pastillas de Adderall llegaron a los dormitorios y fiestas estudiantiles, comenzaron las sobredosis. Cuando UTSA analizó algunas de las píldoras en un laboratorio, se descubrió que estaban mezcladas con metanfetamina. El Departamento de Policía de San Antonio buscó a la DEA. Aparentemente, un chico del Medio Oriente estaba inundando el campus. Las sugerencias de los estudiantes llevaron a un nombre: Alaa Allawi.

La DEA se hizo cargo del caso. El país se estaba ahogando en el opioide, y detener el flujo era una prioridad para la agencia. El número de muertes por sobredosis atribuidas a ella se disparó, de 1.663 en 2011 a 18.335 en 2016, superando las de los analgésicos recetados y la heroína.

Made in USA

Cuando USA invadió Irak, Allawi tenía 13 años y vivía en un suburbio de Bagdad. Cuando cumplió 18 años, solicitó convertirse en intérprete para el Ejército estadounidense. Fue enviadoa la base aérea de Rasheed, cerca de Bagdad. El trabajo era bien pago para los estándares iraquíes: US$ 1.350 al mes, pero era peligroso porque Al Qaeda castigaba a los colaboracionistas.

Los esteroides prevalecían en las bases estadounidenses. Tan fáciles de comprar como un refresco”, dijo un contratista militar a Los Angeles Times en 2005. Allawi comenzó a venderlos a los soldados estadounidenses y fue despedido de la unidad. A los pocos meses, consiguió otro trabajo de traductor, esta vez con AGS-AECOM, contratista privado que reconstruía depósitos de mantenimiento en Camp Taji, cerca de Bagdad.

Ahora Allawi pasaba sus días sentado detrás de una computadora, traduciendo manuales de operación para Humvees que USA estaba revendiendo a Irak. En Camp Taji, se sumergió de inmediato, y aprendió a codificar y hackear. También conoció a Eric Goss, texano de 25 años amante del hip hop. Allawi instaló una herramienta de recuperación de contraseñas en su computadora que podía usar para acceder a la red inalámbrica de la empresa. También creó un sitio web llamado Iraqiaa.com, una plataforma de chat y citas en línea dirigida a los jóvenes iraquíes. La gente comenzó a pedirle a Allawi que diseñara sitios para ellos. Compró un servidor de un proveedor de nube y comenzó su propia empresa de alojamiento. Parecía que podría armar una carrera tecnológica en Irak.

Pero Goss, quien había regresado a Houston, lo interesó en que viajara a USA. En 2012, Allawi aterrizó en San Antonio. Cáritas le proporcionó una licencia de conducir, cupones de alimentos, un estipendio mensual de US$ 200 y un lugar gratuito para quedarse. Recibió un diploma de escuela secundaria en línea y luego se inscribió en un programa de pre-enfermería en San Antonio College. Los cupones de alimentos eran válidos solo por 6 meses, al igual que el acuerdo de alquiler gratuito. Había que sobrevivir.

Allawi se mudó con otro ex traductor llamado Mohamed Al Salihi, y tenían una habitación libre, que anunciaron en Craigslist para ganar dinero extra. Su primer inquilino fue una mujer joven a la que le gustaba ir de fiesta con un grupo de amigos fumadores de hierba. Muy pronto, Allawi estaba pasando el rato con ellos. Y así comenzó a vender marihuana en fiestas cerca de la Universidad de Texas en San Antonio (UTSA). Su aventura lo puso en contacto con otros traficantes de drogas y sustancias más duras.

Alaa Allawi3.jpg
Alaa Allawi ya en prisión.

Alaa Allawi ya en prisión.

Las criptomonedas

Las ganancias de Allawi eran en criptomonedas, y necesitaba convertirlos en efectivo. En LocalBitcoins.com, una plataforma de intercambio de bitcoins, conoció a Kunal Kalra, quien montó un cajero automático de bitcoin en una tienda de cigarros en Los Ángeles. Allawi comenzó a visitar la tienda para cambiar sus ganancias de bitcoin por efectivo y le pagó a Kalra una tarifa por su ayuda. Luego ellos trasladaron su acuerdo en línea.

Con mucho dinero en efectivo, Allawi se fue de compras... en efectivo. Y su afan de más dinero lo decidió a no considerar las señales que llegaban: lo estaban rastreando.

En la primavera de 2017, Allawi ya estaba en conversaciones para abrir una franquicia local para una cadena de bares de jugos. En marzo llevó a su gente a un viaje a Las Vegas. Poco después el Servicio de Investigación Criminal Naval comenzó a investigar la muerte por fentanilo de un joven. En cooperación con el Servicio de Inspección Postal y la DEA, el NCIS rastreó las drogas hasta Allawi.

En mayo,un trabajador de servicios públicos con un chaleco amarillo neón y un casco caminó por el camino de entrada a la casa de Allawi en Richmond y llamó a la puerta. “Lo siento, no hay electricidad”, les dijo a los ocupantes. “Vamos a estar trabajando en ello por un tiempo”.

El chico de los servicios públicos era un agente de la DEA, y todo el asunto fue una artimaña para poder asaltar la casa sin arriesgar ninguna vida. Las fuerzas del orden vieron el fentanilo como una amenaza a eliminar a toda costa, lo que significó cerrar la fabricación de drogas antes de proceder a arrestar a Allawi.

https://twitter.com/benmorenne/status/1633932883168571393

El final

La búsqueda fue fructífera. Entre otra parafernalia de drogas, había dos prensas de pastillas, cajas de cartón de China que contenían ingredientes y suficientes drogas para encerrar a Allawi durante mucho tiempo: 500 gramos de fentanilo en polvo, 500 gramos de metanfetamina, 500 gramos de cocaína, 10 kilos de drogas falsas. tabletas de oxicodona mezcladas con fentanilo, 4 kilos de Adderall falso mezclado con metanfetamina y 5 kilos de tabletas Xanax falsificadas. Los agentes encontraron un revólver Ruger y una pistola Sig Sauer escondidos en un sofá en la sala de estar. Salieron del dormitorio de Allawi con un rifle de asalto estilo AR-15 y una pistola Glock cargada.

Allawi huyó a California un tiempo y como no lo atraparon regresó a Texas: error. La DEA lo estaba esperando, y detuvo a toda la banda. En junio de 2017, un gran jurado acusó a Allawi de conspirar para distribuir fentanilo, metanfetamina y cocaína; posesión de un arma de fuego durante un delito de narcotráfico; y conspiración para lavar instrumentos monetarios, entre otros cargos. Los investigadores estimaron que Allawi había ganado al menos US$ 14 millones con sus actividades delictivas y había vendido al menos 850.000 píldoras falsificadas en 38 estados.

Allawi se declaró culpable y adoptó un tono contrito. "Lo arruiné. Fue un gran error”. Él pidió que USA le diera una segunda oportunidad. Pero Allawi fue sentenciado a 30 años en una prisión federal.

1 mes después del arresto de Allawi, las autoridades derribaron AlphaBay. Pero no logróaliviar la epidemia de opiáceos en USA Más de 106.000 personas murieron por sobredosis de drogas en 2021, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los mercados de la web oscura registraron US$ 3.100 millones en ingresos ese año, según Chainalysis, una firma de investigación que rastrea la actividad de las criptomonedas. Los ingresos cayeron en 2022 por el desmantelamiento del bazar de la web oscura Hydra pero los mercados ilegales recaudaron US$ 1.500 millones.

------------------------

Más contenido de Urgente24

Esta es la infección sexual que ataca sin que te des cuenta

La técnica fácil para no eyacular tan rápido en el sexo

¿Usas saliva como lubricante durante el sexo? Cuidado

Cinco cosas sorprendentes que provocan disfunción eréctil

Sexo: Cómo es tener eyaculación retardada y qué hacer