FOCO Frente Renovador > Sergio Massa > CFK

CRÓNICA DEL PASADO PRESENTE

28/10, Sergio Massa 9 años después y el Frente Renovador

Hace 9 años el Frente Renovador festejaba el triunfo de Sergio Massa, que conducía a 2015. Interesante mirarlo desde 2022, a 1 año del comicio 2023.

En la mañana del lunes 28/10/2013, la sociedad argentina se despertó confirmando que los números de la noche del domingo eran ciertos: el Frente Renovador había ganado en Provincia de Buenos Aires; y el intendente municipal de Tigre, Sergio Massa, había escalado a la escena nacional. También era evidente que ya no habría reforma constitucional ni proyecto de reelección presidencial. Si bien era algo imposible en los números, a causa de la grieta existente mucho antes de que Mauricio Macri se enterase, vía Jaime Durán Barba, de que había una grieta, la idea permanecía en algunos referentes tal como ahora insisten hoy con una inviable precandidatura presidencial 2023 de CFK.

En 2013 Massa había liderado el nacimiento y avance del Frente Renovador, del que participaban un conjunto de alcaldes municipales bonaerenses, en particular de la 1ra. Sección Electoral, tenía el apoyo del PRO -que no había presentado lista propia en PBA-, y la TV capturó un largo abrazo de Massa y Alberto Fernández en la puerta de la carpa del festejo, en la noche del domingo 27/10/2013 (pero Massa no le concedió el protagonismo que ambicionaba Fernández).

Aquella campaña provocó una ruptura entre Massa y Daniel Scioli porque el alcalde de Tigre espero hasta último momento que el gobernador cumpliera su promesa de ir juntos; y un alejamiento entre Massa y CFK, porque ella nunca creyó que él tendría la decisión de organizar una fuerza partidaria propia.

Otro país, otro escenario, una crisis menos profunda que la de la economía 2022 con la que lidia a diario Massa.

En su página en español, la web británica BBC describió así aquella coyuntura 2013:

"La oposición argentina venció en las elecciones legislativas en la provincia clave de Buenos Aires, donde el político Sergio Massa es ampliamente visto como un potencial candidato presidencial. Mientras tanto el partido oficialista, el Frente para la Victoria, continúa como la principal fuerza política a nivel nacional y mantiene la mayoría del Congreso. El corresponsal de BBC Mundo en Argentina, Ignacio de los Reyes informó que esta fue la mayor prueba para el partido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner antes de que termine su mandato en 2015. (...").

La web mexicana Animal Político explicó su parecer:

"Sergio Massa hizo de la duda la estrategia de campaña más eficaz para convertirse en el rostro de la victoria en las elecciones legislativas del domingo 27 de octubre en Argentina. De ahora en adelante lo guiará una certeza: la pelea por la presidencia del país en 2015. Massa, de 41 años, se ha convertido en la nueva estrella de la política argentina tras su arrasador triunfo en la provincia de Buenos Aires —el principal distrito electoral del país— con el 43% de los votos y una ventaja de más de 10 puntos sobre el oficialista Frente para la Victoria en los comicios para renovar el Congreso. (...)".

Hay preguntas necesarias en 2022:

  • ¿Reivindica el Frente Renovador, hoy día aliado de CFK, aquel triunfo o prefiere omitirlo?
  • ¿Cuál es el análisis que el Frente Renovador hizo de lo que ocurrió entre 2013 y 2022?
  • ¿Existió ese debate interno en la fuerza partidaria integrante del Frente de Todos?
  • ¿Sigue siendo Massa un presidenciable, tal como la BBC lo definió en 2013, hace 9 años, o realmente debe aceptarse el comentario de que no competirá en 2023?

(El comentario del ministro de Economía es aceptable porque sus hoy aliados -Alberto Fernández y CFK- no han manifestado en forma explícita su proyecto, motivo por el cual es mejor que prevalezca la cautela, en especial cuando a la sociedad argentina cuestiona tanto las ambiciones desmedidas como no resolver la crisis hoy -que es el trabajo de Massa- antes de pensar en mañana. Además, la clave es el consenso interno detrás de una gestión.)

Visión 7: El Frente Renovador obtuvo el 43,9 % de los votos

El proyecto

Desde puntos de vista que parió Chantal Mouffe -tan admirada por CFK, al menos en el pasado-, el sociólogo Víctor Castrelo es autor de un trabajo sobre aquellos acontecimientos, que tituló 'La renovación del peronismo tecnocrático. La estrategia de enunciación de Sergio Massa en las elecciones legislativas de 2013', texto que fue presentado en las XI Jornadas de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales (UBA).

Castrelo es autor de varios trabajos desde su enfoque de izquierda, tales como 'El Monstruo está de vuelta: El diario La Nación y la identidad política del kirchnerismo (2008-2015)', y 'Memorias del desvío: El diario La Nación y su caracterización del kirchnerismo durante la cobertura de las elecciones presidenciales 2015'.

En el caso de Massa, lo que Castrelo cuestiona de la construcción de Massa 2013 es algo que Urgente24 considera positivo:

"(...) La primera reflexión que surge después de haber recorrido estas páginas es que todo está estructurado y dispuesto en función de la construcción de una imagen de Massa como un referente político cuyos valores principales no son ideológicos sino técnicos y éticos: gestión y consenso. Esto da cuenta de una identidad política “pos convencional”, es decir, una identidad que se basa en la creencia de que es posible alcanzar un tratamiento racional de las cuestiones políticas en detrimento de la “movilización democrática de los afectos” (...)."

En la sociedad contemporánea, Gestión y Consenso son valores troncales, derivadas de la exigencia social sobre lo que se construye la 'nueva política'. La llamada 'movilización democrática de los afectos' ha estafado a la sociedad argentina, destruye la credibilidad en la democracia representativa y ha conducido a la crisis 2022, que es una profundización de la crisis 2019 y 2015, ya perceptible en 2013.

Otra fragmento de Castrelo sobre Massa 2013, precisamente aborda lo de la 'nueva política':

"(...) Lo que resulta de todo esto es entonces una identidad y una cosmovisión de la política que está mucho más influenciada por la temprana militancia de su líder en el liberalismo acérrimo de la UCeDé que por la tradición peronista y el paso por el kirchnerismo. Massa está construido por el molde de la 'nueva política', que corre al compás del colapso de las grandes narrativas identitarias. Lo que sobrevuela a su propuesta – hay que insistir con esto – es la neutralización de la política para abrir camino a la gestión, abandonar las confrontaciones para estar todos unidos porque, al fin y al cabo, “todos somos argentinos”. Se trata de una inversión reaccionaria del célebre postulado de los socialistas utópicos: “del gobierno de los hombres a la administración de las cosas”. (...)".

¿Por qué 'reaccionaria'? Porque Castrelo lo mira desde el conflicto de clases, que es el 'mundo feliz' de la izquierda, con la ñata contra el vidrio. Sigue el sociólogo:

"(...) El Estado se concibe como un organismo limitado a supervisar el cumplimiento de la ley, son los mercados quienes regulan la economía y asignan recursos, dejando intactas las desigualdades sociales y obturando toda posibilidad de inclusión social y redistribución equitativa de las riquezas; como afirma Ranciere, detrás del cálido discurso de la “consensualidad feliz” se esconde la aceptación total de la lógica del capital y su victoria como dato inobjetable de la realidad, es decir, en un discurso orientado a garantizar la inmutabilidad del status quo. (...)".

Ojalá Massa 2022 siga adhiriendo a gran parte de lo que le cuestiona Castrelo porque la sociedad argentina, tal como sucede en otras latitudes, avanza hacia esos enfoques, que parecían imposibles en 2013 pero hoy día los enarbolan inclusive varios de los más audaces opositores al Frente de Todos. Además, el discurso K (el de Máximo Kirchner, por ejemplo) hoy no gana un comicio ni reuniendo los votos de la izquierda, mal que le pese a Castrelo y su melancólica visión del Estado y del porvenir social anclado a la prehistoria.

Es importante, 9 años después, mantener el foco en la gestión y el consenso, porque por ahí pasa la gobernabilidad, que es algo que no incluyó Castrelo en su análisis.

#CbaPASO2013 Llaryora: "Es un hecho histórico la constitución del Frente Renovador"

---------------------------

Más contenido en Urgente24:

El FBI descubrió maniobras dudosas con dólar blue

Contra Alberto Fernández: "Recibió dinero para ser presidente"

Comieron nueces a diario y esto pasó con su colesterol

Una encuestadora argentina midió el balotaje en Brasil: Los resultados

Tenembaum despedazó al manual del INADI: "Es la caricatura del progre"

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Últimas Noticias