DINERO tarifas > Edesur > Edenor

1RA. AUDIENCIA PÚBLICA

Tarifas: Edesur y Edenor reclamaron compensación 2020/2022

Se realizó la 1ra. audiencia pública para definir los aumentos de las tarifas de luz. Edesur y Edenor necesitan fondos adicionales por desequilibrio de costos.

El aumento en las tarifas de luz para este año está por definirse. Y en ese sentido, este jueves 17/02 se realizó la primera audiencia pública en la que las empresas Edesur y Edenor ya definieron sus reclamos para seguir funcionando. Edesur y Edenor son las únicas distribuidoras bajo regulación de la Nación, a diferencia del resto de las empresas que son controladas por las provincias.

La audiencia pública se realizó entre las empresas de electricidad y el Gobierno, quienes le presentaron a los funcionarios sus propuestas y pedidos respecto a la suba en las tarifas de luz que se dará en el AMBA.

Edesur y Edenor mostraron en la audiencia pública que sus balances fueron pésimos en los recientes 2 años y reclamaron entre $43.236 millones y $56.800 millones en 2022 pero

  • evitaron definir el aumento tarifario que pretenden y
  • si serían por suba de tarifa o con subsidios.

Desde marzo de 2019, el único aumento de ingresos que tuvieron fue de 21% en mayo 2021 (9% en las tarifas). En el período, la inflación fue 196% y los ingresos en promedio subieron 172%.

Según información que trascendió, la audiencia pública de este jueves expusieron 142 representantes de empresas, asociaciones de consumidores y municipios, entre otros, que detallaron sus solicitudes al Gobierno, y en esa línea, trascendió la suma que pidieron Edesur y Edenor.

En primer lugar, Edesur y Edenor pidieron una recomposición de sus ingresos, ya que según las empresas, tienen que cubrir sus costos operativos.

En ese sentido, ambas compañías destacaron que los últimos aumentos tarifarios tuvieron como objetivo principal cubrir el mayor costo de generación de la energía (y de los impuestos), en lugar de recomponer los ingresos de las distribuidoras del AMBA.

En representación de Edesur, Jorge Lemos indicó que la empresa solicita $43.236 millones para continuar con la operación en 2022, en tanto Federico Méndez, en nombre de Edenor, fijó ese monto en $56.800 millones, lo que hace un total entre las dos compañías de $100.036 millones.

Tras ese pedido, y si es que el Gobierno accede, esas cifras se traducirían en un aumento de entre 35% y 40% en las boletas de los usuarios finales.

Gobierno y tarifas de luz

Es importante señalar que pese a la audiencia pública, el Gobierno ya advirtió, a través del secretario de energía, Germán Martínez, que “el compromiso del Gobierno para que los aumentos de tarifas estén por debajo del alza de los salarios”.

Resulta evidente que el motivo de esto es la base electoral del Frente de Todos, en particular en el Gran Buenos Aires: tal como Néstor Kirchner hacía con su famosa nómina de usuarios de energía eléctrica en la Provincia de Santa Cruz, en Nación decidió imitar el procedimiento y ampliarlo al que imaginó como su nuevo reducto electoral, el GBA.

Más allá de otras consideraciones, Guillermo Moreno fracasó en lograr la segmentación en la facturación de la energía eléctrica, que intentó. Esto hubiera permitido, en teoría, minimizar el subsidio de la energía eléctrica otorgado por los Kirchner pero con perjuicio directo a las empresas privadas.

Se desconoce cuántos sufragios le sumó esta medida ridícula a los triunfos electorales de 2005, 2007 y 2011. Pero hay que considerar que en el interín perdieron los comicios de 2009, 2013 y 2015. Por lo tanto, es más especulación que realidad. Se dijo también que esa decisión política era consecuencia de un freno a la inflación. Pero el desborde inflacionario ya fue notorio e imparable desde 2008. ¿Y entonces cómo lo explica?

En 2017, con tarifas iniciando una actualización, Mauricio Macri ganó los comicios. En 2019 los perdió pero las encuestas afirman que impactó más la situación económica en su conjunto que el cuadro tarifario. En 2021, habiendo retraído tarifas, el Frente de Todos perdió 2 elecciones: PASO y generales. Por lo tanto ¿no es una estupidez toda la argumentación K?

De todos modos, en 2022 Martínez y La Cámpora trabajan en la segmentación otra vez, para intentar mantener los subsidios, y no resuelven los problemas de fondo.

La oposición:

Acerca de la audiencia pública, la oposición también opinó al respecto.

En concreto, la diputada nacional de la UCR por Mendoza, Jimena Latorre, participó de la audiencia pública convocada por el ENRE para tratar los regímenes tarifarios de transición en 2022.

En su exposición Latorre planteó una serie de interrogantes y algunas reflexiones “en función de los datos y declaraciones, dispersión, improvisación e incoherencias de los funcionarios de la cartera”.

En su primer planteo, Latorre hizo referencia a los subsidios para la tarifa eléctrica y cuestionó: “ ¿Son conscientes que si seguimos en este sendero en diciembre vamos a alcanzar los niveles de subsidios de 2015?” Y puntualizó “en 2015 los subsidios cubrían el 88% del precio de la energía para un residencial. En 2019 se bajó a un 22%. Hoy, según la programación provisoria de CAMMESA, un residencial solo paga el 19% del costo de generación, es decir el 81% es cubierto por subsidios”.

Luego, se preguntó: “¿En serio van a plantear como “circunstancias exógenas” asimilables a la sequía, la inflación y el atraso cambiario?” y sentenció: “Los subsidios crecen a un ritmo del 140% interanual por la decisión política de congelar el precio con una inflación anual superior al 50%”.

“Si no pueden dar precisiones sobre las principales variables macroeconómicas desde las carteras dependientes del Ministerio de Economía de la Nación, que por otra parte son las que están prometiendo y comprometiendo medidas de ajuste para una necesaria negociación con el FMI, ¿a quién se las pedimos? La economía energética está directa e íntimamente vinculada con la política económica. O en este gobierno hay ‘dos políticas disociadas’: una que responde a las ideologías del Subsecretario Basualdo y al Instituto Patria y otra que responde al Ministro de Economía y las metas de reducción de gasto y del déficit”, afirmó.

Para finalizar Latorre se refirió a la segmentación tarifaria: “me quedé esperando la exposición del Subsecretario Basualdo que después de dos años de vagancia e inoperancia terminó encontrando la solución en un GPS, un criterio de georreferencia, obsoleto y no utilizado en ningún otro país del mundo. Que ese 10% de los usuarios del AMBA, unos 487 mil usuarios que representan el 4% de la población total, soporten aumentos tarifarios muy por encima de la inflación representa un ahorro entre 200/500 millones de dólares de las 7.200 millones de dólares que destinaron a subsidios eléctricos en 2021”.

“Esta Audiencia es una puesta en escena, una falta de respeto a la ciudadanía. Los funcionarios se limitan a leer saludos vacíos de contenidos, la información publicada carece de datos que permitan un análisis serio, no hay informes del Ente que debería ser técnico y no político, y menos que menos planificación que permita ver un sendero de recuperación de las cuentas públicas y la balanza comercial energética”. “Esta Audiencia es una puesta en escena, una falta de respeto a la ciudadanía. Los funcionarios se limitan a leer saludos vacíos de contenidos, la información publicada carece de datos que permitan un análisis serio, no hay informes del Ente que debería ser técnico y no político, y menos que menos planificación que permita ver un sendero de recuperación de las cuentas públicas y la balanza comercial energética”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario