Leído

US OPEN 2019

El ‘Peque’ Schwartzman no le tuvo piedad a Zverev y podría enfrentar en 4artos a Nadal

Lun, 02/09/2019 - 8:28pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El argentino Diego Schwartzman se aprovechó este lunes (02/09) del bloqueo mental del alemán Alexander Zverev, número seis del mundo, para vencerlo por 3-6, 6-2, 6-4 y 6-3 y avanzar a los cuartos de final del Abierto de los Estados Unidos 2019, lo que iguala su mejor actuación histórica en el último Grand Slam del año. El argentino podría enfrentar en cuartos a su “amigo y gran rival” Rafael Nadal, claro favorito luego que Novak Djokovic abandonara el torneo por lesión.

El argentino Diego Schwartzman festeja este lunes (02/09) tras de ganarle al alemán Alexander Zverev por 3-6, 6-2, 6-4 y 6-3 en el partido de los octavos de final del Abierto de los Estados Unidos 2019 que se disputó en el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de la USTA en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York.
Contenido

El tenista nacido en Hamburgo cometió 17 dobles faltas y 63 errores no forzados en un partido que padeció con evidencia durante las tres horas y ocho minutos en el court central Arthur Ashe.

El ‘Peque’, 28 centímetros más bajo que su rival, sí que dio la talla en el templo tenístico neoyorquino y por segunda vez en su carrera se instaló entre los ocho mejores del torneo como ocurrió en 2017.

El porteño, vigésimo preclasificado, le quebró ocho veces el saque al alemán y lo dominó con inteligencia cuando ingresó en una crisis de confianza que se tradujo en un servicio inusualmente errático y suave para un jugador del top ten. 

“Alex tuvo muchos problemas con su servicio, no es normal en un jugador de su categoría. Me costó mucho entender lo que estaba pasando en el partido y por eso perdí el primer set”, explicó el argentino después del partido al canal ESPN.

“A partir del segundo fui mejorando y jugando más de la manera que tenía que hacerlo cuando el partido se me presentó de esa manera”, relató.

Zverev, de 22 años, convive con este problema en los últimos torneos disputados de la temporada, pues venía de cometer otras 20 doble faltas en la derrota con el serbio Miomir Kecmanovic en la segunda ronda del Masters 1000 de Cincinnati.

Durante el encuentro, el ‘Peque’ comenzó el encuentro exhibiendo su mejor nivel y se adelantó 2-0 en el marcador. Pero la potencia de Zverev comenzó a imponerse paulatinamente: el alemán llegó a ponerse 5-2 arriba. El argentino de 27 años, descontó 3-5 y estuvo a tiro de quebrarle el saque a su adversario, pero el N° 6 del ranking ATP se recuperó y cerró 6-3 la primera manga.

Pero Schwartzman consiguió recuperarse rápidamente. El segundo set comenzó parejo, pero se rompió a partir del 2-2. Desde allí, los golpes del argentino tuvieron otro peso y consiguió igualar el partido gracias al 6-2.

El tercer set fue el más disputado y fue allí, en los tramos decisivos, cuando apareció el talento de Peque, que se impuso por 6-4 tras un punto vibrante, que definió con un golpe imposible de frenar. Lo festejó con los brazos arriba, mientras se bañaba del calor popular.

Zverev sintió fuerte el golpe y soltó del todo a Schwartzman, que sacó ventaja rápidamente y resultó decisiva. Contó con el apoyo mayoritario de los fanáticos, que le dieron el último empujón. Y celebró con justicia.

El porteño es el único argentino que sigue adelante en el cuadro principal. Hasta este partido, no había perdido un set en el certamen, muestra de su rendimiento con pocas fisuras. 

Ambos llegaron a este partido con una victoria por lado en el historial de partidos ATP: el argentino había ganado en Kitzbühel (Austria) 2014 y el alemán en el Masters 1000 de París el año pasado.

Schwartzman jugará en la siguiente ronda con el español Rafael Nadal, segundo preclasificado y máximo favorito tras la salida del serbio Novak Djokovic, o el croata Marin Cilic, que se medían más tarde en el mismo estadio principal.

“La otra vez cuando llegué a cuartos parecía una momia -recordó-, estaba todo vendado. Ahora llego con más experiencia, sé cómo debo afrontar un partido de esa trascendencia”, declaró tras saludar desde la cancha a su familia y su equipo de trabajo liderado por el entrenador Juan Ignacio Chela.

La vez anterior, hace dos años, terminó en derrota con el español Pablo Carreño Busta tras eliminar a su compatriota Carlos Berlocq, al serbio Janko Tipsarevic, al croata Marin Cilic y el francés Lucas Pouille.

Frente a la posibilidad de jugar con Nadal, tres veces campeón en Flushing Meadows, el argentino expresó: “Rafa es mi amigo, me ayudó muchísimo en toda mi carrera. Si me toca, ojalá le pueda ganar por primera vez”.

El argentino perdió las siete veces que jugó con el mallorquín en el circuito: Acapulco 2014; US Open 2015; Montecarlo 2017; Abierto de Australia, Madrid y Roland Garros 2018 más Indian Wells este año.

La victoria de este mismo lunes representó la tercera del año frente a un jugador top ten tras las que obtuvo ante el austriaco Dominic Thiem (8) en Buenos Aires y el japonés Kei Nishikori (6) en Roma.

“La dedico a toda la gente en Argentina, que no está pasando un buen momento. Ojalá los haya distraído un poco”, deseó.

Otro tenista que avanzó este mismo lunes a cuartos de final fue el italiano Matteo Berrettini (24), que eliminó al ruso Adrey Rublev por 6-1, 6-4 y 7-6 (6) en dos horas y once minutos en el estadio Louis Armstrong.

El italiano espera por el francés Gael Monfils (13) o el español Pablo Andújar. Dos cruces de cuartos ya están definidos: Stanislas Wawrinka (Suiza)-Daniil Medvedev (Rusia, 5) y Roger Federer (Suiza, 3)-Grigor Dimitrov (Bulgaria).