Leído

ANÁLISIS SOBRE LAS EXPECTATIVAS

La "cautela" de los analistas con el período de gracia

Lun, 09/12/2019 - 4:29pm
Enviado en:
Por Urgente24

Es tan difícil construir expectativas como tan fácil defraudarlas y generar el efecto contrario. Por eso, los analistas políticos prefieren mantenerse cautelosos a la hora de hablar sobre lo que viene. "La sociedad acompañará y le tendrá paciencia al gobierno de Fernández-Fernández. Sin embargo, hay que ver cómo evoluciona la relación con algunos sectores, un potencial conflicto con el campo tiene la potencialidad de limitar esa paciencia drásticamente", ejemplificó Gustavo Córdoba, sobre un estudio que realizó sobre las mismas.

Alberto Fernández.
fernandez.jpg
Contenido


El gobierno electo asume mañana, y se abre una nueva etapa política. Por eso, no es de extrañar que crezca la expectativa en la sociedad y entre los analistas sobre lo que viene. Pero, ¿cómo es esa expectativa? ¿Es positiva o negativa, esta vez? Sobre todo, en materia económica, punto que hoy desvela a más de uno.

Gustavo Córdoba lo analizó en un artículo publicado en el diario 'La Gaceta' realizado sobre un estudio de su consultora 'Zuban, Córdoba y Asociados'. 

"Lo primero que nos encontramos es que el nuevo gobierno asumirá con un margen bastante considerable de imagen positiva. Un 56% de los argentinos tiene buena imagen de Alberto Fernández, mientras que el presidente saliente tiene solo un 38%. Estos números suelen ser usuales en todas las transiciones, siempre la opinión pública muestra tendencias favorables al nuevo gobierno mientras que juzga al gobierno saliente por las expectativas no cumplidas.

Un 45% de los encuestados en el país cree que la situación económica mejorará dentro de un año, y el resto de divide entre estará peor y estará igual de mal. Un 40% resulta un buen número, aunque no llegue a ser mayoritario", explicó.

En cuanto a la situación personal, dijo que el 40% afirma que no llega a fin de mes, y los porcentajes restantes se dividen entre los que afirman estar endeudados o haber usado ahorros para sobrevivir. 

También afirma que un 50% parece mantener esperanzas de que el nuevo gobierno logrará resolver la situación económica, mientras que más de un 40% está dispuesto a esperar entre uno o dos años a que la situación mejore.

De acá se deduce que a simple vista parecen todos números favorables al próximo gobierno, pero remarca que así y todo, "es difícil dilucidar si la nueva gestión contará con un periodo de gracia y cuánto tiempo exactamente durará ese periodo si es que existe".

Sobre todo, considerando que es tan difícil construir expectativas como tan fácil defraudarlas y generar bronca o resignación. 

Además, como aclaró el mismo analista en una entrevista que mantuvo con el diario 'La Capital', "el presidente electo no se acerca ni por asomo a los índices arrolladores que tenía Macri antes de asumir. El fracaso de Cambiemos llevó negatividad a muchos sectores de la sociedad que, ahora, prefiere la cautela".

"Macri asumió en 2015 con 71% de imagen positiva y un 25 de negativa. En principio no existen elementos para emparejar los contextos del 2015 y 2019, quizás el único elemento en común, sería que asume el gobierno, un espacio político distinto al oficialismo. Tampoco coincide la conformación de la fórmula presidencial, ya que, en esta oportunidad, la presencia de Cristina Fernández, excede a mi juicio, el rol de acompañar a Alberto Fernández, dada su centralidad en la política argentina".

La esperanza depositada en el futuro gobierno es "más bien módica, sobre todo en comparación con las expectativas que había cuando asumió Macri. Esto es también una fortaleza para el nuevo gobierno, que tendrá algo más de margen de acción sin que algunas medidas impliquen defraudar rápidamente a amplios sectores de la población. Una gran diferencia con Macri y su equipo, reside en la experiencia y conocimiento del estadio de parte del nuevo gobierno. Pero sin dudas, la clave para evaluar a Fernández va a residir en su capacidad de negociación y de generación de consensos, tanto hacia dentro del Frente de Todos, como hacia los sectores opositores", resumió el analista.

Sobre Cristina Fernández, afirmó que "sin dudas, es la garante de este proceso político y de la victoria de Alberto Fernández. Su imagen fue mejorando al punto que hoy tiene diferencial positivo".

Para finalizar, concluyó que considera que "puede haber un plazo de algunos meses o quizás hasta un año en el que la sociedad acompañará y le tendrá paciencia al gobierno de Fernández-Fernández. Sin embargo, hay que ver cómo evoluciona la relación con algunos sectores, un potencial conflicto con el campo tiene la potencialidad de limitar esa paciencia drásticamente, sobre todo en las provincias centrales. Habrá que prestar atención", dijo cauteloso.