ACTUALIDAD Sergio Massa > Villa María > Martín Gill

ROSCA

Sergio Massa ágil pudo entrar a terreno prohibido (sin K's)

Sergio Massa tuvo un fructífero paso por Córdoba, donde comenzó a dar señales de movimientos políticos. El ministro de Economía y su desembarco.

Pero más allá de esa lectura, en el círculo cercano del ministro de Economía, el viaje se leyó como una de las primeras salidas oficiales que empiezan a dejar ver algunos frutos políticos de la gestión que comenzó en el turbulento julio del 2022. Esto, claro, en vísperas a las elecciones presidenciales cotiza y mucho.

Entre tambos y vacas, el funcionario y ex intendente de Tigre tuvo la rosca política pretendida y dejó en claro que, en Córdoba, alguna parte del Gobierno nacional aún tiene pulso como para llevar adelante una propuesta electoral. Todo ello traccionado por su propia imagen.

Después del acto protocolar, en el que estuvo acompañado por el intendente local Martín Gill, el ministro de Industria de Córdoba Eduardo Accastello, y el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, Massa sostuvo la correspondiente reunión política con los presentes. Allí, se reunió con más de 80 intendentes cordobeses interesados en su figura y en el repunte económico que intenta propiciar.

Massa Gill 2P.jpg

Ahora, Martín Gill podría pasar bajo el ala massista del Frente Renovador para ser un jugador clave en el centro del país. Cabe recordar que el intendente de Villa María fue candidato a diputado por el Frente de Todos en 2021.

A diferencia de un kirchnerismo vapuleado en Córdoba tanto desde el albertismo como desde el cristinismo, Sergio Massa tiene todavía el tejido político que supo generar en 2015 con UNA. En aquel entonces, el tigrense armó un fuerte espacio peronista junto al difunto José Manuel de la Sota, con el que prometía discutir la hegemonía kirchnerista.

Ello, sumado a un espacio congregado por Martín Gill, podría darle vida a un espacio que le dispute el control peronista del schiarettismo en Córdoba. Aunque, claro, no será tarea fácil ya que no solo implicaría juntar gente, sino también dejar fuera a ciertos actores que hoy conforman el Frente de Todos.

La idea de Sergio Massa sería que, en caso de tomar postura de candidato, poder tener la fuerza necesaria en Córdoba como para poder sentarse a entablar negociaciones con el Gobierno provincial. Eso, actualmente, es imposible para cualquiera dentro del Gobierno nacional.

Pero la perspectiva cambia ante la llegada de la renovación schiarettista. Con Martín Llaryora como candidato, la cercanía con Juan Schiaretti podría ser posible, remontando memorias del 2019 cuando Massa y el cordobés amagaron con presentar un espacio peronista central para salir de la “grieta”, algo que aún pesa en la voluntad del tigrense.

https://twitter.com/SergioMassa/status/1611498501875142657

Por otro lado, las ausencias también dieron que hablar. Sergio Massa pasó por la provincia mediterránea sin encontrarse con los principales dirigentes del Frente de Todos.

Por ejemplo, un faltazo importante fue el de la diputada ultrakirchnerista Gabriela Estévez. La legisladora representa a La Cámpora en Córdoba y no exhibió intenciones de encontrarse con el ministro, ni viceversa.

Tampoco estuvo Carlos Caserio. Aunque en el caso del ex senador, las conversaciones con Massa están abiertas.

De esta manera, el ministro de Economía prescindió de la parte más dura del Frente de Todos en Córdoba. O al menos la parte que allí sobrevive.

Con todo ello en consideración, Sergio Massa comenzó a dar señales de sentir el comienzo del año electoral. Si bien el trecho es largo, para el tigrense que ahora es protagonista central de la administración (antes no lo era), las posibilidades de tomar las riendas como líder están cada día más latentes.

Otras lecturas de Urgente24:

Jair Bolsonaro inicia candidatura de Michelle al Senado

Caos en Brasil: Recuperaron el control de los 3 poderes tras el ataque

Brasil grave: Policías filmando y hablando con bolsonaristas

FUENTE: Urgente 24