ACTUALIDAD Sergio Massa > Juan Manzur > Alberto Fernández

CAMBIO DE GABINETE

Domingo 03/07: Todos miran a Sergio Massa

Inminente cambio de gabinete de ministros de Alberto Fernández ante la necesidad que le impone el FdT (no sólo CFK) de recuperar la iniciativa. Sergio Massa.

Sergio Massa en el run-run dominical de políticos y periodistas. Si se desplaza o no de la Cámara de Diputados de la Nación. Si será o no Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación o tal vez superministro de Economía, blablablá. Si Juan Manzur permanece o no en el gabinete de colaboradores, etc. etc. Todos los cronistas están preparados para salir a hacer guardias en la Quinta Presidencial en Olivos o las oficinas de la avenida Libertador y Montevideo que acostumbra utilizar el Frente Renovador, la fuerza política que dirige Massa. La expectativa es de un cambio de gabinete más amplio que la renuncia de Martín Guzmán y su equipo.

El problema de las expectativas ocurre cuando los hechos, luego, no satisfacen a las expectativas. Así es la vida. Y las expectativas son proporcionales a la profundidad percibida de una crisis.

En el caso de Alberto Fernández, se percibe un fracaso sólo comparable al de Héctor J. Cámpora en 1973, pero no habrá elecciones anticipadas y sí habrá una reorganización de la Administración, que es del Frente de Todos, o sea que él también participará de lo que viene. Al fin de cuentas, tal como él mismo lo recordó, es quien tiene 'la lapicera'.

¿Cómo es lo de Massa? Difícil precisarlo pero es apropiado recordar que su nombre lleva más de 1 año en el run-run de las especulaciones. Es más: cuando Juan Manzur ingresó al gabinete de ministros de Alberto Fernández, ya se especulaba con Massa en el área de Economía, donde el Frente Renovador tiene una cabecera de playa consolidada en el Ministerio de Transporte de la Nación.

Pero no ocurrió lo de Massa. En el acto siguiente, Manzur 'se pinchó' a poco de comenzar, quizás de regreso del viaje al Council of the Americas, quizás porque Alberto Fernández se sintió amenazado porque él quería ser Presidente y Jefe de Gabinete, a la vez, tal como ocurría con Santiago Cafiero, y le 'quitó oxígeno'.

El problema de Alberto es que siguió cayendo su imagen positiva y la del Frente de Todos porque es una economía de ajuste y el gran tema en estos casos es cómo manipular la agenda en una economía en ajuste.

Carlos Menem lo logró en 1995, cuando la crisis económica amenazaba su reelección presidencial y Héctor Magnetto lo presionaba porque quería a José Octavio Bordón ya que no le había salido lo de Eduardo Duhalde. Otros tiempos. Hasta ahora Alberto y su equipo no consiguen mantener el ajuste inevitable a la vez que envían estímulos, en especial a los sectores socioeconómicos medios, de recuperación de la actividad.

En su texto de despedida Guzmán pareció entenderlo más que durante sus meses de gestión pero nunca lo transmitió ni generó la corriente de opinión favorable a lo que José Alfredo Martínez de Hoz llamaba 'luz al final del túnel'. Además, dicho de paso, hay una cantidad de medidas que hoy podrían tomarse, con muy limitado costo fiscal y que ayudarían a modificar el humor social.

¿Quién lo dice? Sergio Massa, por eso aparece su nombre en las expectativas, más allá de lo que vaya a suceder en las próximas horas.

De pronto Massa aparece, y vaya si no es un riesgo para él, como la última esperanza del FdT de recuperar la iniciativa antes del Mundial de Fútbol que es la fecha de corte que estableció la política antes de lanzar el año electoral 2023 con los comicios en la Provincia de Catamarca.

Massa es empujado, a su vez, por el propio Frente Renovador, tal como se ha publicado ya, con reclamos por el costo político que paga de mantenerse en una coalición donde no se escuchan o no se atienden sus reclamos, que habían comenzado hace 6 meses con el pedido de creación de una mesa política del Frente de Todos para debatir las políticas.

¿Intervención del gobierno de Alberto Fernández? Quizás. Al menos él lo entendió así y rechazó la propuesta que luego fue un pedido y ahora es una exigencia.

Todavía el bolillero está girando pero la verdad es que casi no hay bolillas adentro. Todo pareciera más o menos definido para que el gobierno de Alberto Fernández no colapse. Muchos rumores y por ahora nada. Pero hay que informarlo aún cuando sólo sean expectativas.

----------------------------

Otras lecturas de Urgente24:

El peligroso 'déjà vu' de la Argentina 2022 / 2023

Cepo BCRA: Agencias de turismo dolarizan hasta las reservas

Tensión con los piqueteros: el Gobierno suspendió la reunión

El sindicato más grande del país cita a asamblea general

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario