ARGENTINA Rosario > balaceras > seguridad

INTENTO FALLIDO

Rosario: Un preso quería casarse para fugarse

Un interno del penal de Piñero, a 30 km. de Rosario, había pedido turno para casarse y luego fugarse. Sin embargo, un fiscal actuó rápido y frustró sus planes.

ROSARIO. Insólito pero real: Luciano “Lucho” Bogado, quien se encuentra preso en la cárcel de Piñero donde cumple condena a 18 años de prisión por un homicidio agravado, había pedido turno para casarse ayer (4/8) por la mañana en el Centro Municipal de Distrito Sudoeste. Hasta ahí, nada fuera de las reglas. Sin embargo, según investigaciones, se pudo saber que luego de casarse el interno planeaba fugarse.

El hecho salió a la luz el miércoles bien temprano, por siete allanamientos de agentes de personal de la Unidad Regional II que se realizan a pedido del fiscal de la unidad de balaceras, Federico Rébola. Los fiscales Valeria Haurigot y Pablo Socca también forman parte de la investigación, según consigna el portal Rosario3.

En esas investigaciones, trascendió que Luciano Bogado ordenaba ataques a tiros desde la cárcel con sello propio. Para llegar a esa conclusión, se realizaron allanamientos en bulevar Seguí al 100, Corrientes al 3100, Necochea al 3500, Iriondo al 4000, Gálvez al 5000, 27 de Febrero al 4600, 24 de Septiembre al 100 bis y también se realizaron requisas en el pabellón 6 de Piñero, donde está alojado el interno mencionado.

Las balaceras y ataques que comandaba Bogado desde la cárcel tenían su propio sello: generalmente en los carteles que dejaba a las víctimas colocaban la frase "Plata o plomo". Uno de ellos se pudo ver hace apenas dos días, cuando una mujer de 56 años que vive en Cochabamba al 5600 comenzó a sentir olor a humo en la madrugada de este martes y al salir de su casa vio llamas de un objeto que estaba sobre la puerta de su casa.

La víctima del ataque, que ya había sufrido amenazas, logró apagar el fuego a tiempo y encontró un papel que decía con birome: "Plata o plomo".

Plata o plomo.jpg
El mensaje intimidatorio que dejaba en sus ataques Luciano Bogado, el preso que se quiso casar en Rosario para luego fugarse.

El mensaje intimidatorio que dejaba en sus ataques Luciano Bogado, el preso que se quiso casar en Rosario para luego fugarse.

Por ese ataque, los fiscales intervinientes en la causa comenzaron a invertigar a Bogado como cabeza de estos ataques, y escucharon las conversaciones que tenía por celular con su novia, María del Rosario C., sobre una posible fuga luego del casamiento de ambos. Según trascendió en las escuchas, la mujer quería casarse con Bogado, pero era contraria a que el hombre se fugara después de estampar la firma en el Registro Civil del Distrito Sudoeste porque temía quedar detenida con él.

El fiscal Federico Rébola pudo dar la orden de detener el traslado del preso hasta el Registro Civil minutos antes del casamiento, por lo que frustró sus planes de fuga.

Situación complicada en Piñero

Hoy, los trabajadores encargados de la seguridad en las garitas externas de la cárcel de Piñero anunciaron que realizarán un paro en su actividad, debido a que no obtienen respuestas a los reclamos salariales y sobre las condiciones laborales que hicieron a sus superiores.

"Los trabajadores de seguridad externa de UXI pararán la guardia del día jueves 5 de agosto a las 8. Cansado del acoso laboral y la poca predisposición del gobierno y las políticas de los jefes de dicha unidad, la falta de seguridad y malas condiciones de trabajos. Decidimos parar pacíficamente para reclamar derechos laborales", apuntaba el comunicado que lanzaron.

Según informaciones de último momento, el paro finalmente no se concretó y los trabajadores se encuentra actualmente dialogando con funcionarios del Gobierno Provincial para llegar a un acuerdo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario