ARGENTINA Rosario > balaceras > armas

SANTA FE

Rosario: La ruta de las balas que matan a los ciudadanos

¿Quiénes venden las balas y armas que atentan contra la vida de los rosarinos? En el marco de una investigación, el dueño de un armeria de Rosario fue detenido.

Muchas veces se logra dar con los atacantes, que suelen escapar rápidamente en algún vehículo que luego descartan. Pero poco se habla del otro gran eslabón en esta cadena delictiva: los que proveen de armas y balas a los delincuentes que luego realizan las balaceras.

Ayer por la tarde, en el marco de una causa que investiga el procedimiento de las armas y balas que se utilizan en las balaceras y ataques similares -llevada adelante por el fiscal de la Unidad de Balaceras Pablo Socca y ejecutado por personal de la División Judiciales de la Unidad Regional II del departamento Rosario-, detuvieron al dueño de un comercio de pesca y armería de la zona oeste de la ciudad.

El local allanado es la armería Carmona, que está ubicada en Presidente Perón al 4100. Los fiscales de la Unidad de Balaceras de Rosario pudieron constatar que el dueño de la misma realizaba anotaciones falsas sobre venta de armas y balas en los libros que este tipo de comercios debe asentar los movimientos comerciales, para luego elevar a la Anmac (Agencia Nacional de Materiales Controlados, ex Renar).

armeria rosario 2.jpg
La armería allanada en Rosario.

La armería allanada en Rosario.

Según se habría podido comprobar, el dueño de Carmona falsificaba la venta de municiones. En las planillas figuraban usuarios registrados por la Anmac que en realidad no habían hecho esas compras. De esta manera, se blanqueaba la salida de las balas que, según estiman los investigadores de la causa, terminaban en manos de terceros en el mercado negro.

El fiscal de la Unidad de Balaceras pidió el secuestro de documentación relacionada a la portación, fabricación, comercialización y registro de armas de fuego y municiones ofrecidas en el comercio. Y ordenó la incautación del libro de registro de ventas al que obliga Anmac (el sistema no está digitalizado) más la documentación sobre la habilitación del comercio y el personal que trabaja en el mismo, detallaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA), tal como consigna el diario El Ciudadano.

Además, la Justicia dará aviso a a la Anmac y a la Agencia Provincial de Prevención de delitos con arma de fuego por la posible existencia de un mercado negro. También pedirá a la Municipalidad de Rosario documentación sobre la habilitación de la armería Carmona.

Según trascendió, la investigación que lleva adelante la Unidad de Balaceras ya cuenta con pruebas que podrían considerarse contundentes: por ejemplo, uno de los clientes de la armería, registrado en la Anmac, se encontraba de vacaciones en la Costa Atlántica el día que se le adjudica una compra en el local. Algo similar pasa con otro cliente, que según el dato corroborado por el seguimiento del GPS de su celular, se encontraba fuera de la ciudad el día que supuestamente hizo una compra en Carmona.

Mayor control en el registro de armas

El subsecretario de la Agencia de Prevención de Violencia con Armas de Fuego, Lautaro Sappietro, dialogó esta mañana con la radio LT8 de Rosario y se mostró preocupado por lo sucedido, que es la antesala de las balaceras que sufren los ciudadanos cotidianamente. “Sostenemos que la Anmac debe tomar cartas y modernizar el sistema por el cual se anota la venta de municiones, que está atrasado: se usa un libro para anotar a mano”, aseguró.

“Hay que contar con un sistema que permita el lanzamiento de alguna alerta, como sucede cuando alguien realiza una transacción sospechosa. No puede ser que el Estado deje librado esto a la conciencia del armero. Y la dispersión normativa que existe es importante por no ser delito el vender municiones”, expresó Sappietro.

Y puntualizó: “Hace ocho meses propiciamos una ordenanza para que haya control del municipio, pero esa medida aún no está reglamentada. Trabajamos con algunos legisladores para presentar un proyecto de modificación del código penal en lo que a esto se refiere. Aunque se corra el riesgo de generalizar y meter en la misma bolsa a legítimos usuarios, sostenemos que tiene que haber un control férreo, en tiempo real”.

“Anmac comunicó que está en desarrollo un sistema que permita la trazablidad de la venta, pero acá estamos apremiados y necesitamos que se resuelva cuanto antes. Siendo el sistema tan complejo y el problema tan grave, es necesario que haya un trabajo mancomunado entre los tres niveles de Estado y la fiscalía: por primera vez se está poniendo el foco en la existencia del circuito ilegal y lo que llamamos ‘mercado gris’, donde el que vende tiene autorización y la usa para también vender ilegalmente. Son pequeñas operaciones, no tan sofisticadas, que permiten desviar material a circuitos ilegales. Por todo esto, el Estado no puede no conocer lo que pasa en una armería”, detalló el subsecretario de la Agencia de Prevención de Violencia con Armas de Fuego.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario