ACTUALIDAD Aníbal Fernández > Rosario > seguridad

SANTA FE

Aníbal Fernández quiere mano dura contra la narcoviolencia

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, anunciará esta semana un plan para encarar la ola de narcoviolencia desatada en Rosario.

ROSARIO. El narcotráfico y la violencia azotan a la ciudad de Rosario desde hace ya mucho tiempo. En lo que va de este año, ya se cometieron 143 homicidios. Para revertir -o por lo menos intentar- esta situación, el nuevo ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, anunciará esta semana una batería de acciones concretas contra la narcoviolencia.

Apenas asumió en su nuevo cargo, Aníbal Fernández se reunió con el gobernador Omar Perotti, con quien dialogó sobre la problemática narco que se instaló profundamente en la provincia, pero especialmente en Rosario. En ese encuentro, el funcionario nacional de la cartera de Seguridad anticipó que se establecerá un "plan profundo" para abordar estos temas que están muy arraigados en el territorio, a dos meses de las elecciones generales.

Por su parte, el gobernador Omar Perotti adelantó luego de esa reunión que este plan que idearán junto con Nación y que su pedido al ministro es de una “presencia firme y fuerte de las fuerzas federales”, y que se necesitará un "comando unificado" para proteger a la provincia. En ese sentido, el gobernador remarcó que "en Santa Fe se ha instalado un sicariato. Necesitamos que se entienda que estas situaciones no se dan en cualquier otra provincia, son características muy diferentes a la seguridad que requieren otros lugares".

"Santa Fe vive un momento muy particular, no solamente tiene que reconstituir la Policía y generar las condiciones de vinculación con la sociedad, sino que también tiene en desarrollo juicios importantes a bandas de narcotráfico, y estas situaciones no se dan en cualquier otra provincia", indicó Omar Perotti, en diálogo con la prensa luego del encuentro con el ministro de Seguridad de la Nación.

Además manifestó que "las fuerzas federales tienen que apoyar transitoriamente mientras podemos mejorar y fortalecer nuestra propia institución, y en segundo lugar garantizar la seguridad de quienes llevan adelante las acciones del desarrollo de un juicio". Y explicó que “las fuerzas federales van a ayudarnos transitoriamente mientras podemos fortalecer con más uniformados nuestra propia institución. Estamos recomponiendo la institución policial, este año ingresaron 1.600 agentes y el año que viene van a ingresar 2.500; cuando ingresamos se jubilaron mil que se jubilaron y entraron 400. Es un proceso".

El gobernador también expresó una advertencia: “Si hay países muy poderosos en el mundo que no pueden con el narcotráfico, nosotros de la noche a la mañana no vamos a hacer maravillas. No podemos permitir impunidad, ni que desde la propia policía de Santa Fe tengamos funcionarios que colaboraron con el narcotráfico”.

Luego de reunirse con Omar Perotti, Aníbal Fernández mandó a llamar al exministro de Seguridad de la provincia, el polémico Marcelo Sain. Este encuentro generó desconcierto entre los medios locales. Muchos consideraron que se trató de una confusión de Aníbal Fernández y que en realidad quiso citar a Jorge Lagna, quien ocupa el cargo desde que Sain renunció. Pero no. La realidad es que Aníbal Fernández citó a Marcelo Sain, a quien conoce desde hace mucho tiempo, porque considera que el exministro es un gran conocedor de las problemática de la provincia y quiere escuchar su opinión sobre la inseguridad y el narcotráfico que se instauraron en Santa Fe desde hace ya mucho tiempo.

anibal fernandez marcelo sain.jpg
Aníbal Fernández recibió al exministro Marcelo Sain para dialogar sobre la narcoviolencia instalada en Santa Fe.

Aníbal Fernández recibió al exministro Marcelo Sain para dialogar sobre la narcoviolencia instalada en Santa Fe.

La reunión entre ambos se llevó a cabo el jueves 23/9 por la tarde, en el despacho del funcionario nacional, y terminó con un fortalecido Marcelo Sain, quien consiguió en Aníbal Fernández el reconocimiento y la valoración que no obtuvo en sus dos años de gestión en la provincia debido a los escándalos que protagonizó.

“El déficit que teníamos en Rosario era la coordinación del trabajo de seguridad, con la llegada de Aníbal Fernández ahora hay una conducción política de las fuerzas federales y no solo buenas intenciones", aseguró Sain luego del encuentro.

Según trascendió, Aníbal Fernández anunciará en estos días el plan que se pondrá en marcha en la provincia -y especialmente en Rosario- para combatir la narcoviolencia. Se estima que se enviarán agentes de las fuerzas federales para que colaboren con las provinciales, pero además se utilizarán estos recursos en forma diferente a lo que se venía haciendo. Habrá mayor presencia en las zonas más peligrosas, coordinación de patrullajes con los efectivos provinciales y el agregado de nuevos actores, como la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) para intentar poner freno a la circulación de dinero que da poder a los clanes.

“La cantidad de fuerzas federales desplegadas en el terreno no es el tema importante, sino que es fundamental saber cómo usar ese recurso. Si se analizan los homicidios en Rosario puede observarse que se producen en solo el 13 por ciento del territorio. El problema en Rosario es que hace tiempo dos clanes, Los Monos y Alvarado, regentean la vida criminal en la ciudad con sus primeras y segundas líneas en prisión. Eso hace que la disputa en el terreno se resuelva a manos de soldaditos que están solo preparados para usar las armas en una sucesión de venganzas cruzadas. Entonces tenemos a la policía que no controla el territorio y bandas que tampoco lo hacen porque no se impone una sobre otra fuera de sus propias barriadas”, señaló Marcelo Sain.

Por su parte, Aníbal Fernández aseguró luego del encuentro con el exministro de la provincia que "todo lo que es Rosario fue fruto de un análisis con Marcelo Sain, con quien nos conocemos mucho".

El flamante ministro de Seguridad aún no anunció las medidas que tomará junto con Omar Perotti en la provincia, pero algo es seguro: deberá estar a la altura de sus promesas si quiere ser bien visto en Santa Fe, donde los habitantes están cansados de vivir entre el narcotráfico y la violencia, y donde además descreen de todo actor político que llega con soluciones que aparentan ser mágicas y que luego terminan no resultando.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario