Leído

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Volvo usará blockchain para comprar cobalto controlado

Lun, 11/11/2019 - 10:12pm
Enviado en:
Por Urgente24

La firma bávara, anunció que comprará en las minas de Australia y Marruecos y no de la República Democrática del Congo, para desarrollar la quinta generación de coches eléctricos a partir de 2020/21

Volvo usará Cobalto controlado en sus baterías
Contenido

Apodado como el 'oro azul' el cobalto tiene la cualidad de potenciar las propiedades de otros metales como el litio, el componente más usado en las baterías para los coches eléctricos; por ello es un material muy codiciado, aunque su precio cayó desde su pico máximo en 2018.

El principal problema de esta materia prima gira en torno a la inestabilidad política que reina en la RDC y a la mano de obra que se usa para extraer el cobalto: explotación infantil, adultos que arriesgan sus vidas en las minas bajo condiciones extremas y en resumen, una ausencia de derechos humanos.

Volvo quiere asegurarse de conocer el origen del cobalto que utiliza, y para ello va a usar el blockchain para establecer una red de datos compartidos.

Según explica la compañía llegado a un acuerdo con sus dos proveedores mundiales de baterías, la china CATL y la surcoreana LG Chem junto a las principales firmas mundiales de tecnología blockchain para implementar la trazabilidad del cobalto a partir de este año.

Serán las firmas tecnológicas Circulor y Oracle, que operan la tecnología blockchain en la cadena de suministro de CATL, las que lleven a cabo el proyecto, mientras que la Red de Blockchain de Abastecimiento Responsable, junto con los especialistas RCS Global e IBM, están implementando la tecnología en el suministro de LG Chem.

El blockchain es un libro de contabilidad digital que contiene una lista de registros vinculados entre sí mediante criptografía. Dentro de las cadenas de suministro, la tecnología crea registros de transacciones que no se pueden cambiar, al tiempo que impone un conjunto común de reglas sobre qué datos se pueden registrar. Esto permite a los participantes verificar y auditar las transacciones de forma independiente.

"En este caso particular, los datos en la cadena de bloques incluyen el origen del cobalto, atributos como el peso y el tamaño, la cadena de custodia y la información que establece que el comportamiento de los participantes es consistente con las pautas de la cadena de suministro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)", explica Volvo.

Y es que la OCDE ofrece recomendaciones detalladas para ayudar a las empresas a respetar los derechos humanos y evitar contribuir al conflicto a través de sus decisiones y prácticas de compra de minerales.

Otros fabricantes como Volkswagen, Audi o BMW también trabajan por la transparencia en la cadena de suministro. La firma bávara, por ejemplo, anunció en abril que comprará cobalto de las minas de Australia y Marruecos y no de la RDC para desarrollar la quinta generación de coches eléctricos a partir de 2020/21.