Leído

TRAS LA DISPARADA DEL VIERNES

Riesgo país: No es el conflicto Irán-USA, son las demoras por la renegociación de la deuda

Lun, 06/01/2020 - 3:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

"Argentina tiene un compromiso con el FMI", lo dejó en claro, tras el triunfo de Alberto F., el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Stephen Mnuchin. La semana pasada, el país cumplió con el pago de las obligaciones previstas en materia de deuda: canceló los cupones del bono Centenario y los Discount en sus diferentes variantes y esta semana se alista a cancelar otros tantos millones de Bocon y otro tanto más de Lecap. Pero así y todo, el riesgo país saltó 6,2% y se ubicó en 1.946 puntos básicos. Es la renegociación de la deuda, cuyo lento diseño viene preparando Martín Guzmán, lo que liquidó el amor de los inversores, dicen quienes insisten en que incluso, decepcionó que las dos personas que iban a formar parte de la comisión de asesoramiento para renegociarla ya no están. La tensión mundial por las amenazas de represalias desde Irán y la réplica de Donald Trump, sin dudas, afectaron a las principales plazas financieras del mundo y la Argentina no es la excepción. Pero aquí fue un problema más. Antes de aquella crisis, Trump había advertido a la Argentina que su renegociación con el FMI y las inversiones en Vaca Muerta corrían peligro por su acercamiento a la izquierda (entiéndase, refugio a Evo Morales y acercamiento a Venezuela). Como fuere, a Alberto Fernández la crisis internacional no le dejó ni un poco de margen de tiempo para tomar vuelo. El riesgo país volvió a acercarse a los 2.000 puntos básicos, y todo indica que habría nuevas demoras por lo que esta semana los números no mejorarán.

Martín Guzmán, ministro de Economía. Foto: NA
guzman.jpg
Contenido

Si a Mauricio Macri, la crisis de las tasas del mundo lo "atraparon" un año después de iniciar su mandato, a Alberto Fernández le llegó su primera crisis internacional a menos de un mes de asumir como presidente.

Anoche, el petróleo estaba subiendo casi 5%: US$70 por barril, cuando el jueves valía US$64, es decir que subió casi 1% en dos ruedas y media, en medio del conflicto entre Washington y Teherán, y luego de que aquí se derogara el aumento del 5% a las naftas.

Para sumarle problemas para la Argentina por este conflicto, antes de que se produjera esa crisis, Donald Trump le había advertido al país que su renegociación con el FMI y las inversiones en Vaca Muerta corrían peligro por su acercamiento a la izquierda, esto es, el refugio a Evo Morales y el acercamiento a Venezuela.

Trump, en su accionar con el terrorismo, se puso más rígido con la Argentina, que está pagando con la debilidad de sus bonos por esa actitud. Por otra parte, debe enfrentar la fortaleza del dólar ante las monedas del mundo y del bono del Tesoro de los Estados Unidos, refugio de los inversores del mundo por la crisis, junto al oro que el domingo aumento más de 3% y cotiza a US$1.577 por onza.

"Cuando se esperaba una posible reacción positiva de las cotizaciones de bonos y acciones tras dos días de toma de ganancias, la situación en Medio Oriente generó una altísima volatilidad, con variaciones intradiarias de hasta 4% en los precios de los títulos públicos y bajas significativas en la cotización de los ADR de empresas argentinas listadas en Nueva York", analizó el diario 'Ambito Financiero' y continuó: "A este verdadero cisne negro mundial por la creciente tensión entre Washington y Teherán, se sumó un ingrediente que afectó a la Argentina en particular. Un reporte de la agencia Bloomberg reveló la advertencia de una alta fuente de la Administración Trump respecto de las consecuencias que tendría para Buenos Aires la afinidad del gobierno de Alberto Fernández con Evo Morales y Nicolás Maduro. Concretamente hizo referencia a que estaba en juego el apoyo de los EE.UU. en el FMI para las negociaciones de reestructuración de la deuda y que también podría desalentar las futuras inversiones de empresas norteamericanas en la cuenca de Vaca Muerta".

Alberto y Donald Trump.

La crisis con Irán apunta al corazón del plan económico: la renegociación de la deuda. Por eso, no extrañó que el riesgo país el viernes se disparara y volviera a acercarse a los 2.000 puntos básicos, que hasta hace poco parecían estar más cerca de perforar el piso de los 1.600 puntos. Pero la caída de los bonos argentinos por las advertencias de Trump y por la crisis con Irán lo hicieron trepar más de 6%, a 1.946 puntos básicos. Y todo indica que este lunes los números no mejorarán. 

El conflicto con Irán puede generar demoras en la renegociación, porque ahora los acreedores están preocupados por el riesgo.

"Las dos personas con expertise que iban a formar parte de la comisión de asesoramiento para renegociar la deuda ya no están. Adrián Cosentino fue nombrado en la Comisión Nacional de Valores y Daniel Marx se preservó. Allegados al ex secretario de Finanzas en la última gestión de Domingo Cavallo aseguraron que su decisión se basó en la oferta, agresiva con bonistas (léase alta quita), que estaban impulsando funcionarios de Guzmán. Recuérdese que el alumno de Stiglitz, en diferentes presentaciones como la que hiciera en Ginebra pocas semanas antes de asumir como ministro, destacó que cerca del 50% de las renegociaciones de la deuda efectuadas desde 1974 debieron ser renegociadas nuevamente a los pocos años. Si se lo hace, hay que hacerlo bien. Pero ello no implica que para hacerlo bien hay que aplicar alta quita. La oferta de renegociación tiene que ser aceptada por los bonistas. Y la sostenibilidad de la deuda pasa también por el superávit fiscal que prometa hacer el gobierno en los próximos años. No todo es quita.

El amor de inversores con los bonos argentinos se fue esfumando en los primeros días del 2020. Es un reflejo de esta renegociación en cámara lenta  que viene diseñando Guzmán. Los precios de los papeles argentinos en dólares retrocedieron, especialmente los de menor "duration". El AO20 y el AY24 se encuentran operando en paridades cercanas al 42% y 45% . Venían del 51% y 54% en la despedida del 2019", publicó esta mañana el diario 'El Cronista'. 

Según publicó 'Ambito Financiero', "el viernes el Palacio de Hacienda cerró la recepción de propuestas para la reestructuración de la deuda y para los próximos días esperaba la llegada de un grupo de fondos de inversión, proveniente de Nueva York, con una alternativa tendiente a acelerar los plazos de negociación, en un esquema similar al que ya se ensayó en Ucrania en 2015. Claro que para eso hace falta el apoyo del FMI y hoy no parece tan claro. 

(...) Argentina necesita tener resuelta la reestructuración de la deuda antes de abril, para evitar caer en default. Las Letes en dólares fueron re-reperfiladas para agosto y los vencimientos de bonos del primer bimestre apenas suman unos u$s800 millones. Pero en los meses siguientes los compromisos en moneda extranjera se aceleran con los Bonar 20 (AO20) y el Bonar 24 (AY24), entre otros títulos públicos.

El dólar pegó un salto de 4% en la versión que surge del arbitraje de bonos conocida como “contado con liquidación” (CCL) y quedó en $78. También acompañó al dólar MEP o dólar Bolsa, aunque menos, a $75,90. Aunque se mantuvieron estables el blue a $77 (por la escasez de pesos) y el oficial, producto del cepo hard y el control de cambios, en $59,82 para la transferencia y $63 para el billete en las pizarras de Banco Nación.

La reacción del petróleo, que saltó el viernes en Nueva York a u$s68,70 por barril en la variedad Brent, puede complicar los planes del Gobierno, sobre todo en lo que respecta al congelamiento de tarifas por 120 días y en los recursos que deberá destinar a subsidios. Las empresas directamente afectadas por el salto en el precio del crudo serían Aerolíneas e YPF".

Mientras tanto, Alberto Fernández mantiene cerrada su agenda internacional y no estará en la 50a edición del Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, que comenzará el martes 21. En cambio, evalúan que el representante argentino sea Martín Guzmán para mantener allí reuniones de alto nivel vinculadas a la renegociación de la deuda con el FMI.

La presencia de Guzmán podría resultar clave en Davos teniendo en cuenta que la delegación de Estados Unidos en Suiza estará encabezada allí por el secretario del Tesoro, Stephen Mnuchin, el mismo que tras las elecciones locales dijo que "Argentina tiene un compromiso con el FMI. Nuestra expectativa es que este Gobierno cumpla con ese compromiso y si solicita cambios, como cualquier otro país, el FMI considerará su solicitud como parte de su plan económico".

Alberto se bajó de esa primera cita internacional y la posibilidad de que viaje a Washington por ahora no está en los planes. En efecto, se evalúa un borrador de posibles viajes al exterior que tendrían a Francia como primer destino oficial del Jefe de Estado en el exterior.