Leído

ANTICIPANDO LO QUE VIENE

2019 cerró con -32,5% en la producción automotriz pero nuevas disposiciones reactivarían el sector

Mie, 04/03/2020 - 11:57am
Enviado en:
Por Urgente24

El Gobierno Nacional conjuntamente con sindicatos y representantes del sector, buscan poder diagramar un 2020 con mayor solidez y aumento de ventas. Aunque el 2019 cerró con una caída del 32,5% en la producción de vehículos, nuevas disposiciones darían signos de reactivación en todo el sector.

En la comercialización de vehículos, una de las opciones más buscadas por los argentinos son los planes de autos con entrega inmediata.
Contenido

 

El 08/12/2019, representantes del Sindicato de Mecanicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), la Asociación de Fabricantes Automotores (ADEFA), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) con el apoyo de la Universidad Austral (IAE), presentaron al Gobierno Nacional un plan estratégico a largo plazo con el objetivo de poder revertir y consolidar la situación de la industria automotriz en nuestro país.

Con vistas a revertir los números y poder sobrepasar la caída en la actividad y la pérdida de puestos laborales, el Plan Estratégico Automotor propone ciertos lineamientos y disposiciones la cual generarian una solidez en el sector y una clara reactivación. Según lo establece su texto, la industria automotriz es uno de los sectores claves en nuestra sociedad ya que: 

> Crea puestos de trabajo de alta calificación.
> Genera inversiones.
> Difunde innovaciones tecnológicas incorporadas a la producción, las ventas y la reparación.
> Desarrolla al autopartismo a través de la integración local.
> Genera exportaciones de alto valor agregado (vehículos y autopartes).
> Moderniza la educación técnica profesional, la inteligencia artificial y la robótica.
> Promueve el desarrollo territorial federal.

De esta manera podemos ver la  relevancia para el desarrollo económico y social del país que significa el funcionamiento de la industria automotriz. Para ponernos en contexto, a raíz de ésta se generan 650.000 puestos de trabajo (200.000 directos y 450.000 indirectos), se logran inversiones cercanas a los 5 mil millones de dólares (periodo 2007-2019), se generan exportaciones por 8 mil millones de dólares (2018) y el desarrollo de toda la industria representa el 6.6 % del Producto Bruto Interno industrial. 

Pero todo este gran motor funciona si se genera una industria competitiva y si logra fomentar al consumo interno. Principalmente ésta última fue la que mermó en los últimos años, produciendo una caída del 32,5 % en la producción de vehículos, según informó la Asociación de Fabricantes Automotores (ADEFA).

Las principales razones de la caída tanto en producción como en ventas se remontan a las fuertes recesiones generadas en abril de 2018 y en Agosto de 2019 , donde se produjo una gigantesca devaluación de nuestra moneda, aumentando así de manera abrupta la cotización de la moneda estadounidense la cual repercutió directamente en un aumento de los precios de los automóviles. 

A raíz de esto, el poder adquisitivo de los salarios se vio fuertemente impactado y la posibilidad de adquirir un 0 km se volvio mucho mas complejo. Según un informe publicado por la consultora Invenomica en base a datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INdEC), en el año 2015 se necesitaban 13,8 salarios mínimo vitales para adquirir un vehículo de gama baja. Desde entonces esta cifra no paró de aumentar y en el 2019 se necesitaron 17,9 sueldos para adquirir el mismo vehículo. 

El causante de este problema es sencillo: los sueldos no aumentaron en términos reales y el precio de los automóviles continúan en alza a un ritmo mayor al de los salarios e inclusive por encima de los aumentos de la cotización del dólar. Sumado a esto, la confianza de sector, aspecto no menor, se encuentra por el piso y la decisión de invertir en un bien durable se hace esperar. 

Actualmente en nuestro país, el deseo de adquirir un automóvil 0 km trasciende tanto modas como generaciones. Las dificultades económicas posponen muchas veces la compra directa del vehículo pero a través de sistemas de financiación como los planes de ahorro las ventas se mantienen, aunque a un bajo ritmo, constantes. Para representar esto, en el 2019 el 55 % de todas las ventas financiadas del mercado estuvieron representadas por la compra de planes de ahorro, según publica el diario Clarín en su web.

autos
La búsqueda online y la comparación de planes surgen como una herramienta de mucha ayuda para el comprador.

Podemos ver que, los planes de autos siguen siendo la herramienta predilecta de los argentinos para llegar al sueño del 0 km. Pero, éste método no estuvo exento de los aumentos desmedidos proporcionados por las constantes devaluaciones, ya que para todas aquellas personas que participan o participaron de un plan de ahorro, durante el 2019 percibieron subas en sus cuotas mensuales de hasta el 150%.

Los precios de referencia de los vehículos aumentaban mes a mes y dado que las cuotas se calculan en relación a este valor, éstas aumentaron desmedidamente. Al inicio del plan, la cuota representaba entre en 15 y el 25% de los haberes percibidos por los ahorristas pero terminando el año este porcentaje subió hasta el 50%. Frente a estas circunstancias, muchos ahorristas se atrasaron y/o tuvieron que abandonar sus planes. 

Con el objetivo de poder brindarle un poco de respiro al bolsillo de todos los argentinos, el Gobierno Nacional, a través de el artículo 60 de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, le otorgó cierto grado de poder al Banco Central para poder implementar medidas frente a los aumentos en la cuotas de los planes. Específicamente lo que se busca es lograr cierto grado de previsibilidad en los ahorristas y que éste pueda planificar sus ingresos y ahorros con cuotas pautadas desde el inicio del plan. Fuentes cercanas al Gobierno afirman que, las cuotas mensuales podrían sufrir congelamientos anuales si se logra determinar que el aumento le gana al promedio de aumento de los salarios. Para exponerlo con mayor claridad el artículo 60 de la presente ley establece que :

“El Banco Central de la República Argentina realizará una evaluación sobre el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos UVA para la adquisición de viviendas y los sistemas de planes de ahorro para la adquisición de vehículos automotor, sus consecuencias sociales y económicas, y estudiará mecanismos para mitigar sus efectos negativos atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor.”

Con este marco legal, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tiene el poder de habilitar un sistema de topes y congelamientos a las cuotas correspondientes a los planes de ahorro.

Conjuntamente con lo mencionado, otra herramienta que podría generar un aumento de ventas para este 2020 son los nuevos modelos comparativos online. Los planes de ahorro han sido históricamente sistemas engorrosos y difíciles de comprender. Sumado a esto, la incesamente competencia entre las concesionarias, las cuales lanzan un sin fin de publicidades y ofertas, muchas veces confunden al cliente y éste termina optando por una opción que no es la que se ajusta a sus necesidades.

Es por esto que la búsqueda online y la comparación de planes surgen como una herramienta de mucha ayuda para el comprador. Con ésta podemos visualizar de manera clara, dependiendo nuestra región, modelo, marca y concecionaria, todas las ofertas disponibles en el mercado. Una de las opciones más buscadas por los argentinos son los planes de autos con entrega inmediata, ya que se desea convertir la inversión en el bien lo más rápido posible y de esta forma se puede conocer la duración exacta del plan, el monto de la cuota a abonar y el periodo faltante para adquirir nuestro vehículo.

Todas estas medidas, tanto las provenientes del sector público como privado, sumado a estas nuevas tendencias tecnológicas generará, sin dudas, un aumento en las ventas y una mayor confianza en la sociedad.