VIAJES Isla > Colombia > Cartagena

ALUCINANTE

Isla Múcura, la joya oculta del Caribe colombiano

Colombia es conocida, entre otras cosas, por sus hermosas playas. Y la Isla Múcura no es la excepción, aunque no es tan famosa como otros destinos de ese país.

Santa Marta, San Andrés, Providencia y Cartagena son algunos de los destinos más visitados de la bellísima Colombia, un país que sin dudas compite en el ranking de las mejores playas del mundo. Pero hay otros destinos no tan populares, como la Isla Múcura, que es un verdadero paraíso y sin dudas vale la pena visitar al menos una vez en la vida (aunque, probablemente, querrás volver...)

Mar cristalino y turquesa, cálido, bien caribeño, y una playa bastante virgen (en comparación con otras playas colombianas), rodeada por un arrecife coralino habitado por gran número de especies marinas. Pero que además brinda la oportunidad única de convivir con sus habitantes, si estás buscando un destino sin lujos -aunque también tiene opciones más 'turísticas'- con lo esencial para disfrutar la naturaleza increíble de este país.

Se trata de una pequeña isla caribeña localizada al norte de Colombia, en el departamento de Bolívar. Pertenece al archipiélago de San Bernardo -compuesto por 10 islas, entre las que se destacan Tintipán y Santa Cruz del Islote, esta última reconocida como una de las más densamente pobladas del mundo- y que forma parte del Parque Nacional Natural Los Corales del Rosario y San Bernardo.

Allí no hay coches ni ningún otro medio de transporte, tampoco es necesario pues la isla se recorre a pie en unos pocos minutos. Todo es mar, palmeras y mucha paz... (excepto cuando llega algún contingente de turistas a pasar el día). La recomendación de esta cronista es quedarse al menos dos noches, para así poder disfrutar la paz del lugar y tener un contacto real con la naturaleza y la sencilla vida local. Aunque seguramente querrás quedarte más tiempo... en mi caso, fui por dos noches y terminé quedándome 4. ¡No querés irte!

Cabe destacar que salvo que te hospedes en los alojamientos de más alto nivel, recursos como el agua y la electricidad son limitados. Tampoco hay wifi (¡realmente no necesitarás conectarte más que con la naturaleza!)

Aquí te contamos todo sobre este destino, una verdadera joya colombiana.

Cómo llegar a Isla Múcura

La forma más fácil y directa de llegar a Múcura es desde Santiago de Tolú, que también vale la pena conocer, al menos por un día. Allí, dicen, hacen las mejores arepas de Colombia: esta cronista no puede aseverar tal cosa, pero sí dar fe -tras haber probado arepas en varios destinos colombianos- de que son realmente exquisitas. Las mejores, como suele ocurrir, son las que venden en los puestitos callejeros, a precios bastante económicos.

De allí se toma una lancha en el muelle, y la duración del viaje es de entre una y dos horas, de acuerdo al trayecto. Algunos servicios ofrecen parada en Santa Cruz del Islote para conocer esta pequeña isla conocida por ser la más poblada del mundo.

islote.jpg
Parada en Santa Cruz del Islote, una de las islas más poblada del mundo (Foto: Mercedes Sullivan).

Parada en Santa Cruz del Islote, una de las islas más poblada del mundo (Foto: Mercedes Sullivan).

El viaje en la lancha puede ser bastante movidito... pero cualquier esfuerzo será compensando ampliamente tan sólo al poner un pie en la isla.

Las lanchas salen por la mañana, bien temprano. El consejo es averiguar apenas arribes a Tolú los horarios y precios.

También se puede llegar a la Isla Múcura partiendo de Cartagena, y hay tres posibilidades: la primera es viajar directamente desde uno de sus muelles en lancha (2 horas de viaje), las otras dos implican ir por vía terrestre hasta San Onofre o Santiago de Tolú y desde ahí continuar por vía marítima. Estas dos opciones son más económicas y acortan la ruta acuática.

Muchas personas contratan un tour para ir y volver en el mismo día. La recomendación de esta cronista, tal como se mencionó anteriormente, es quedarse al menos una o dos noches para disfrutar plenamente del lugar.

Isla Múcura: Dónde alojarse

Hay variadas opciones de alojamiento de acuerdo al presupuesto disponible y al tipo de viaje que uno desee. Mi elección fue el Hostal Dahlandia, que era el más económico pero que, además, permitía estar en contacto con los isleños y conocer su forma sencilla de vida. Es un hospedaje que tiene lo básico, íntegramente de madera y techos de paja, con habitaciones compartidas y privadas (los baños sí son compartidos), balcones que dan al mar, con hamacas, y un entorno rústico pero sumamente acogedor. Los atardeceres, párrafo aparte: maravillosos.

mucura.jpg

Pegadito a dicho hostal se encuentra el pequeño poblado de pescadores Champundum, por lo cual uno puede mezclarse con su gente y palpar el día a día en una isla caribeña. Verás a mujeres lavando ropa a mano, terneros y cerdos muy campantes por el lugar y niños jugando y disfrutando de los pequeños placeres naturales.

mucura-niños.jpg
Los niños juegan con barquitos de papel en el mar (Foto: Mercedes Sullivan).

Los niños juegan con barquitos de papel en el mar (Foto: Mercedes Sullivan).

Lo maravilloso del alojamiento mencionado es que no se ubica en la zona más turística de la isla -la playa principal- y, justamente por eso, lo convierte en un verdadero paraíso. Es una zona muy tranquila, ideal para descansar y desconectarse.

La recomendación de esta cronista es evitar la playa principal, a la que todos los días llegan barcos cargados de turistas que pasan el día entre atracciones, chiringuitos y mucha gente. De todos modos, a partir de las cuatro de la tarde suele quedarse vacía, recobrando el silencio, la paz y su encanto paradisíaco.

mucura-atardecer.jpg
Atardecer en Isla Múcura: la foto no le hace justicia.

Atardecer en Isla Múcura: la foto no le hace justicia.

Qué hacer en Isla Múcura

Más allá de disfrutar del mar turquesa, la arena blanca, la paz y naturaleza del lugar (¡cómo si fuera poco!), hay algunas actividades que pueden realizarse en la isla, como alquilar (a precio económico) un kayak y adentrarse en las aguas cristalinas casi sin olas.

También se puede contratar una excursión de buceo o el tour del plancton bioluminiscente en mitad de la noche (para esa actividad hay que tener en cuenta las fases de la Luna o que el cielo esté nublado, ya que cuando hay mucha luz es difícil de apreciar).

Además, se ofrecen tours a los corales para hacer snorkel o a los extensos manglares de Tintipán, que constituyen el ecosistema de la zona.

mucura1.jpg
Manglares en Múcura (foto: Mercedes Sullivan)

Manglares en Múcura (foto: Mercedes Sullivan)

Múcura tiene uno de los arrecifes de coral más impresionantes del Caribe colombiano y podrás descubrir una fascinante variedad de vida marina, como peces de colores vibrantes, tortugas marinas majestuosas, estrellas de mar, corales exquisitos y otros organismos marinos. Puedes alquilar el equipo de snorkel o unirte a una inmersión con un instructor certificado en la isla.

En cuanto a la gastronomía, por supuesto lo más cotizado es la pesca del día. Entre los platos que se ofrecen se destaca la langosta con arroz con coco, ensalada rayada y patacón; el pulpo, a la parrilla o guisado; el guiso de caracol o la sopa de cangrejo.

La mayoría de los platos vienen acompañados con el infaltable arroz con patacones o ensaladas.

En Múcura también encontrarás las famosas cocadas, unas ricas galletas que se preparan con leche, pulpa de coco rallada, mantequilla y panela. Y el mango con sal (sí, ¡con sal!).

Las opciones, como siempre, variarán de acuerdo al presupuesto y gusto del consumidor.

mucura-pesca.jpg
Llega la pesca del día y los habitantes de Múcura se reparten el botín (Foto: Mercedes Sullivan).

Llega la pesca del día y los habitantes de Múcura se reparten el botín (Foto: Mercedes Sullivan).

Isla Múcura: Un poquito de historia

La historia de Isla Múcura se remonta a la época precolombina, cuando era habitada por la comunidad indígena zenú. Durante la época de la colonización española, la isla se convirtió en un punto estratégico para el comercio y la navegación. Más tarde, se convirtió en un destino de pesca y agricultura, y hoy en día, el turismo es la principal fuente de ingresos de la comunidad local.

La isla también cumple funciones ecosistémicas esenciales, además de albergar una amplia variedad de especies animales y vegetales. Su valor natural ha dado lugar a que, desde 1977, forme parte —junto con otras islas— del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo.

Según cuenta la leyenda, la isla se originó de las múcuras con oro que encontraron tres niños y botaron al mar por desconocer el valor de su contenido.

mucura2.jpg

Recomendaciones antes de viajar

Hay que tener en cuenta que se trata de un lugar aislado (y ahí su belleza...) donde el acceso a los recursos es complicado. Así que antes de viajar, deberías tener en cuenta algunas cuestiones:

  • No hay tiendas grandes
  • Por ser un entorno natural, hay mosquitos y otros insectos. Es recomendable llevar repelente.
  • No hay agua potable pero podés comprar botellas de agua ahí (o llevar la propia, si vas por un día)
  • El agua para las duchas es racionada (con horarios específicos)
  • Hay poca o nula señal en los celulares y no hay internet
  • Electricidad racionada en la mayoría de los hospedajes: sólo funciona por la noche.
  • No hay sistema de recolección de basura

Y por último, una sugerencia -que aplica a todos los viajes que realices-: cuidá el lugar, no tires basura, no molestes ni toques a los animales, respetá a los habitantes y sus costumbres.

mucura6.jpg

Si ya conociste esta maravillosa isla, ¡contános tu experiencia!

FUENTE: Urgente24