OMNI riesgo > trasmisión > Avión

VIAJAR EN PANDEMIA

Verano 2022: Cuál es el riesgo de trasmisión en el avión

Científicos descubrieron que el riesgo de trasmisión viral es 59% mayor al momento de la comida, comparado a tener el barbijo siempre puesto en el avión.

De cara al verano 2022, los argentinos evalúan si elegir un destino de vacaciones que requiera un vuelo de distancia. Pero la pandemia continúa, por eso científicos indagaron en el riesgo real de trasmisión viral en el avión.

Los autores creen que las aerolíneas podrían adoptar nuevas políticas para proteger mejor a sus pasajeros. Principalmente, los momentos de mayor riesgo se dan al momento de la comida, en la que todos se sacan los barbijos y durante el embarque y el desembarque por la aglomeración.

La bibliografía científica disponible sugiere que el riesgo de trasmisión viral (COVID y no COVID) no es tan bajo como se creía antes de la pandemia. Con todo, las posibilidades de propagación viral a bordo de los aviones siguen siendo bajas.

"En este momento es seguro viajar si se toman las precauciones adecuadas", dijo Mark Gendreau, director médico del Beverly Hospital cerca de Boston y experto en medicina aeronáutica a The Wall Street Journal.

A medida que los viajes comienzan a abrirse más y sumado a la baja constante de casos y muertes de COVID-19 en Argentina, los viajeros se interesan por volver a pisar un avión.

Un estudio reciente realizado por un grupo de la Universidad de Greenwich (Londres, Reino Unido) encontró que el riesgo de trasmisión viral es un 59% mayor durante el servicio de comida de una hora en un viaje de 12 horas, en comparación con permanecer durante todo el vuelo con barbijo.

Además, encontró que, si todos los pasajeros usan barbijo durante un vuelo de 12 horas, la probabilidad promedio de infección se puede reducir en un 73% con barbijos de alta eficiencia y en un 32% con barbijos de baja eficiencia.

La investigación fue publicada en la revista Journal of Travel Medicine.

image.png

Situación de riesgo I: La comida

El riesgo de trasmisión viral aumenta si todos los pasajeros se quitan los barbijos al mismo tiempo, dijeron los autores.

La solución que sugirieron es hacer una entrega escalonada de los alimentos, que sería la única situación en la que coincidirían todos sin la protección facial. Es decir que solo la mitad de los pasajeros coman a la vez y los pasajeros restantes permanezcan enmascarados.

Sin embargo, las aerolíneas se apegan a los patrones estándar de servicio de comidas. Entonces, una medida personal que se puede tomar es protegerse mientras los compañeros de asiento comen, a menos que sea alguien de la propia burbuja.

Situación de riesgo II: Embarque y desembarque

La investigación publicada recientemente también ha demostrado que al embarcar y desembarcar el avión se presenta un mayor riesgo de trasmisión que cuando el avión está volando.

Eso se debe a que las personas se aglomeran y respiran unas encima de otras, especialmente tirando y empujando bolsas en los compartimentos superiores.

Cuando están sentados, los sistemas de ventilación de aviones, originalmente diseñados para eliminar rápidamente el humo del cigarrillo de las cabinas, son muy efectivos para mover el aire hacia abajo, filtrarlo con calidad casi hospitalaria y mezclarlo con un 50% de aire exterior antes de devolverlo a la cabina.

Debido a los problemas de congestión durante el desembarque, algunas aerolíneas en Europa les piden a los clientes que permanezcan sentados hasta que se llame a su fila para desembarcar.

Otras aerolíneas estadounidenses lo intentaron pero desistieron ya en los primeros días de la pandemia.

Otra recomendación de los autores es usar la boquilla de aire superior que se puede ajustar en muchos aviones y que funciona para dispersar rápidamente las partículas virales.

Y aunque la evidencia es algo contradictoria, parece sugerir que la clase ejecutiva y la primera clase son las áreas de menor riesgo de trasmisión porque los pasajeros se sientan más separados.

En síntesis, los riesgos de trasmisión viral parecen muy pequeños.

De momento, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, que representa a las aerolíneas, dice que no han recibido una guía clara de las autoridades sobre la mejor manera de manejar el servicio de comidas.

image.png

Fuente: The Wall Street Journal

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario