OMNI Covid persistente > Vacunas > Covid

UN 15%

Gracias a las vacunas, cayó el riesgo de COVID persistente

El estudio más grande hasta la fecha sobre COVID persistente encontró que las vacunas disminuyen el riesgo, aunque mucho menos de lo que se esperaba.

Las vacunas contra el SARS-CoV-2 reducen el riesgo de COVID persistente después de la infección. Sin embargo, solo en un 15%, según un estudio de más de 13 millones de personas publicado en la revista Nature.

Se denomina COVID persistente cuando la enfermedad perdura durante semanas o meses después de la infección con el SARS-CoV-2.

Como tal, ha resultado difícil de estudiar, sobre todo porque la variedad de síntomas dificulta su definición. Incluso descubrir qué tan común es ha sido un problema.

Algunos estudios han sugerido que se da hasta en el 30% de las personas infectadas con el virus. Pero una investigación de noviembre pasado con aproximadamente 4.5 millones de personas tratadas en hospitales del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) de Estados Unidos, sugirió que el número es del 7% en general y más bajo en no hospitalizados.

Otro misterio ha sido si el COVID persistente es menos probable después de las vacunas.

En un trabajo publicado el 25 de mayo en Nature Medicine, el nefrólogo Ziyad Al-Aly y sus colegas, el mismo equipo que escribió el de noviembre, analizaron los registros de salud del VA de enero a diciembre del 2021, incluidas 34.000 personas vacunadas que tuvieron infecciones avanzadas, 113.000 no vacunadas y más de 13 millones que no se enfermaron.

Los investigadores encontraron que la inmunización parecía reducir la probabilidad de COVID persistente en un 15%, lo que contrasta con estudios anteriores más pequeños que han encontrado tasas más altas.

image.png

Los autores también compararon síntomas como niebla mental y fatiga en personas vacunadas y no vacunadas hasta seis meses después de que dieron positivo y no encontraron diferencias en el tipo o la gravedad de los malestares.

Los hallazgos significan que retirar medidas como el uso obligatorio de barbijos y las restricciones de distanciamiento social podría poner en riesgo a más personas, en particular a aquellas con sistemas inmunológicos comprometidos.

“Dependemos literal y casi exclusivamente de la vacuna para protegernos y proteger al público”, dijo Al-Aly.

“En términos generales, esto es horrible”, opinó en Nature David Putrino, fisioterapeuta del centro Mount Sinai en Nueva York, Estados Unidos, estudioso del tema.

No obstante, agrega que el estudio es limitado porque no desglosa factores clave como el historial médico. "Todavía no tenemos ningún estudio realmente bien construido".

image.png

Más contenido en Urgente24:

Talleres y Vélez en 8avos: pidieron 'cancelar' a Niembro

Un centro de ski de nivel internacional abrirá en Argentina

"Byron Castillo se arriesga a una expulsión del fútbol"

Javier Milei cruzó al nuevo troll, Eduardo Feinmann

Explosivo: Dibu Martínez le respondió a Kylian Mbappé

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario