OMNI ChatGPT > OpenAI > Inteligencia Artificial

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

En 2023, HAL 9000 se disfrazó de ChatGPT y hay agitación

AI, la inteligencia artificial ha descendido a los terrícolas y se llama ChatGPT: Stanley Kubric tenía razón pero hay mucho entusiasmo con el nuevo HAL 9000.

ChatGPT, es inteligencia artificial, un sistema de generación de texto y respuesta a consultas lanzado a finales de noviembre, irrumpió en la conciencia pública de una manera rara vez vista fuera del ámbito de la ciencia ficción. Creado por la firma de investigación OpenAI con sede en San Francisco, es el más visible de una nueva ola de los llamados sistemas de IA "generativos" que pueden producir contenido a pedido. Si escribe una consulta en ChatGPT, responderá con un breve párrafo que presenta la respuesta y algo de contexto.

La Inteligencia Artificial (AI) no es un tema reciente. Recuerdo en los tiempos del 'cinerama', que en los '60 era como el iMAX hoy día, el estreno de '2001: Odisea en el Espacio', que ocurrió en el Cinerama Theatre Broadway de Nueva York. Aquí en Ciudad de Buenos Aires, mi padre me invitó a la doble experiencia: a mis 10 años conocer el 'cinerama' porteño y ver la película de Stanley Kubrick, que en determinado momento imaginaba en el futurista 2001, la nave espacial Discovery 1 en viaje hacia Júpiter con 5 tripulantes, 3 en hibernación y 2 despiertos, David Bowman y Frank Poole, y un supercomputador de última generación, llamado HAL 9000, que tenía 'ojos' y 'oídos', y gobernaba la nave utilizando inteligencia artificial.

Wikipedia nos recuerda que "(...) el término inteligencia artificial se aplica cuando una máquina imita las funciones «cognitivas» que los humanos asocian con otras mentes humanas, como por ejemplo: «percibir», «razonar», «aprender» y «resolver problemas» (...)".

inteligencia artificial3.jpg

La historia

Richard Waters explicó la breve historia para Financial Times desde San Francisco, la frontera de Silicon Valley:

"Hace poco más de 10 años, tres investigadores de inteligencia artificial lograron un gran avance que cambió el campo para siempre.

El sistema 'AlexNet', entrenado en 1,2 millón de imágenes tomadas de toda la web, reconoció objetos tan diferentes como un barco de contenedores y un leopardo con una precisión mucho mayor que la que las computadoras habían logrado antes.

Esa hazaña ayudó a los desarrolladores Alex Krizhevsky, Ilya Sutskever y Geoffrey Hinton a ganar una arcana competencia anual llamada ImageNet. También ilustró el potencial del aprendizaje automático y desencadenó una carrera en el mundo de la tecnología para llevar la IA a la corriente principal.

Desde entonces, la era de la IA de la informática ha ido tomando forma en gran medida entre bastidores. El aprendizaje automático, una tecnología subyacente que implica que las computadoras aprendan de los datos, se ha utilizado ampliamente en trabajos como la identificación de fraudes con tarjetas de crédito y hacer que el contenido y la publicidad en línea sean más relevantes. Si los robots están comenzando a hacerse cargo de todos los trabajos, ha estado ocurriendo en gran medida fuera de la vista.

Es decir, hasta ahora. Otro avance en la IA acaba de sacudir el mundo de la tecnología. Esta vez, las máquinas están operando a simple vista, y finalmente podrían estar listas para cumplir con la amenaza de reemplazar millones de puestos de trabajo.

ChatGPT, un sistema de generación de texto y respuesta a consultas lanzado a finales de noviembre, irrumpió en la conciencia pública de una manera rara vez vista fuera del ámbito de la ciencia ficción. Creado por la firma de investigación OpenAI con sede en San Francisco, es el más visible de una nueva ola de los llamados sistemas de IA "generativos" que pueden producir contenido a pedido.

Si escribe una consulta en ChatGPT, responderá con un breve párrafo que presenta la respuesta y algo de contexto. Pregúntele quién ganó las elecciones presidenciales de 2020, por ejemplo, y presenta los resultados y le dice cuándo asumió Joe Biden. (...)".

inteligencia artificial4.jpg
Cuidado: La IA tiene el potencial de usarse deliberadamente para generar grandes volúmenes de información errónea, y podría automatizar una gran cantidad de trabajos que van mucho más allá de los tipos de trabajo creativo que están en la línea de fuego.

Cuidado: La IA tiene el potencial de usarse deliberadamente para generar grandes volúmenes de información errónea, y podría automatizar una gran cantidad de trabajos que van mucho más allá de los tipos de trabajo creativo que están en la línea de fuego.

Datos

OpenAI es propietario de ChatGPT y del sistema de escritura automática GPT-3, presentado a mediados de 2020, antes de que la tendencia migrara hacia la generación de imágenes con sistemas como Dall-E 2 -también de OpenAI-, Stable Diffusion de código abierto -de Stability AI- y Midjourney.

Google ya ha mostrado 2 sistemas experimentales que pueden generar video a partir de un aviso simple, así como uno que puede responder problemas matemáticos.

Stability AI han aplicado la técnica a la música.

La tecnología puede sugerir nuevas líneas de código, o incluso programas completos, a los desarrolladores de software.

Las compañías farmacéuticas sueñan con usarlo para generar ideas para nuevos medicamentos de una manera más específica.

La compañía de biotecnología Absci dijo este mes que había diseñado nuevos anticuerpos usando IA, y podría reducir más de 2 años en vez de los 4 que se necesitan para llegar a ensayos clínicos.

¿Cuáles son los efectos sociales?

Cuidado: Waters dice que la IA tiene el potencial de usarse deliberadamente para generar grandes volúmenes de información errónea, y podría automatizar una gran cantidad de trabajos que van mucho más allá de los tipos de trabajo creativo que están más obviamente en la línea de fuego.

“Estos modelos van a cambiar la forma en que las personas interactúan con las computadoras”, opinó Eric Boyd, director de plataformas de IA, de Microsoft, que ha invertido OpenAI.

Un sistema de generación de código de la división GitHub de Microsoft ya está generando el 40% del código producido por los desarrolladores de software que usan el sistema, según la compañía.

El resultado de sistemas como estos puede ser un "desbloqueo mental" para cualquier persona que necesite generar nuevas ideas en su trabajo, dice James Manyika, vicepresidente senior de Google que analiza el impacto de la tecnología en la sociedad. Integrados en las herramientas de software cotidianas, podrían sugerir ideas, verificar el trabajo o incluso producir grandes volúmenes de contenido.

Sin embargo, a pesar de su facilidad de uso y su potencial para alterar gran parte del panorama tecnológico, la IA generativa presenta profundos desafíos para las empresas que la construyen y tratan de aplicarla en la práctica, así como para las muchas personas que probablemente la encontrarán. poco tiempo en su trabajo o en su vida personal.

El principal es el problema de la credibilidad. Las computadoras pueden generar respuestas que suenan creíbles, pero es imposible confiar completamente en lo que dicen. Hacen su mejor suposición basándose en suposiciones probabilísticas informadas mediante el estudio de montañas de datos, sin una comprensión real de lo que producen.

“No tienen ningún recuerdo fuera de una sola conversación, no pueden llegar a conocerte y no tienen noción de lo que significan las palabras en el mundo real”, dice Melanie Mitchell, profesora en la Universidad de Santa Fe.

Son imitadores brillantes pero sin cerebro, sin garantía de que su salida sea algo más que una alucinación digital. Es una herramienta que las personas pueden usar de manera moral o inmoral, legal o ilegal, ética o no ética. Son imitadores brillantes pero sin cerebro, sin garantía de que su salida sea algo más que una alucinación digital. Es una herramienta que las personas pueden usar de manera moral o inmoral, legal o ilegal, ética o no ética.

Una posible solución es someter los resultados de los sistemas generativos a una verificación de sentido antes de que se publiquen. El sistema LaMDA experimental de Google, que se anunció en 2021, presenta alrededor de 20 respuestas diferentes para cada mensaje y luego evalúa cada una de ellas en cuanto a "seguridad, toxicidad y conexión a tierra".

Sin embargo, cualquier sistema que dependa de humanos para validar la salida de la IA plantea sus propios problemas, dice Percy Liang, profesor asociado de informática en la Universidad de Stanford. Podría enseñarle a la IA cómo "generar cosas engañosas pero creíbles que en realidad engañan a los humanos", dice. “El hecho de que la verdad sea tan resbaladiza, y los humanos no sean muy buenos en eso, es potencialmente preocupante”.

inteligencia artificial.jpg
En los primeros procedimientos legales para impugnar el uso despilfarrador de imágenes con derechos de autor por parte de las empresas de IA para entrenar sus sistemas, Getty Images y 3 artistas iniciaron la semana pasada acciones en USA y el Reino Unido contra Stability AI y otras empresas.

En los primeros procedimientos legales para impugnar el uso despilfarrador de imágenes con derechos de autor por parte de las empresas de IA para entrenar sus sistemas, Getty Images y 3 artistas iniciaron la semana pasada acciones en USA y el Reino Unido contra Stability AI y otras empresas.

Una clave

Muy interesante el final de Waters en FT:

"Los tecnooptimistas creen que la tecnología podría amplificar, en lugar de reemplazar, la creatividad humana.

El sistema de derechos de autor podría terminar jugando un papel importante. Las empresas que aplican la tecnología afirman que son libres de entrenar sus sistemas con todos los datos disponibles gracias al "uso justo", la excepción legal en USA, que permite el uso limitado de material protegido por derechos de autor. El sistema de derechos de autor podría terminar jugando un papel importante. Las empresas que aplican la tecnología afirman que son libres de entrenar sus sistemas con todos los datos disponibles gracias al "uso justo", la excepción legal en USA, que permite el uso limitado de material protegido por derechos de autor.

Otros no están de acuerdo. En los primeros procedimientos legales para impugnar el uso despilfarrador de imágenes con derechos de autor por parte de las empresas de IA para entrenar sus sistemas, Getty Images y tres artistas iniciaron la semana pasada acciones en USA y el Reino Unido contra Stability AI y otras empresas.

Según un abogado que representa a dos empresas de inteligencia artificial, todos se han preparado para las inevitables demandas que establecerán las reglas básicas. La batalla por el papel de los datos en el entrenamiento de la IA podría volverse tan importante para la industria tecnológica como las guerras de patentes en los albores de la era de los teléfonos inteligentes."

-----------------------

Más contenidos en Urgente24

¿El hijo de Milagro Sala se drogaba? "Cocaína o pasta base"

AFIP puede congelarte la tarjeta si superas este monto

El truco para aplazar hasta 40 días el pago de la tarjeta de crédito

Llegó encuesta al Patria: Intención de voto (y un dato que alarma al FdT)

Sergio Massa en FT: CFK sin opción y gas a Chile y Brasil

Dejá tu comentario