Leído

LENGUAJE NO VERBAL

Este simple gesto nos hace ver más intimidantes

Mar, 16/07/2019 - 2:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

Inclinar la cabeza hacia abajo hace que las cejas tomen una forma de "V", desciendan un poco hacia abajo y se acerquen, característica que estudios previos han demostrado que hace que las personas parezcan "de alto status y físicamente fuertes, amenazantes o dominantes".

Los participantes del estudio evaluaron fotografías de personas en 3 ángulos diferentes. /Foto:Quartz/ZAK WITKOWER
Contenido

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de la Columbia Británica, inclinar el mentón levemente hacia abajo hace que los demás nos perciban como más intimidantes.

La investigación, publicada en la revista científica Psychological Science, consta de 5 experimentos que incluyeron a un total de 1517 personas.

Las personas que aparecían en fotos con la cabeza levemente inclinada hacia abajo eran percibidas como más dominantes que aquellas que aparecían con la cabeza completamente derecha o levemente inclinada hacia arriba, teniendo en cuenta que en todos los casos la expresión era la misma, neutral.

El secreto, apunta el estudio, parecería ser que está en las cejas. Inclinar la cabeza hacia abajo hace que estas tomen una forma de "V", desciendan un poco hacia abajo y se acerquen, característica que estudios previos han demostrado que hace que las personas parezcan "de alto status y físicamente fuertes, amenazantes o dominantes".

Los autores del estudio, Zachary Witkower y Jessica Tracy, explican que la inclinación de la cabeza hacia abajo hace que parezca como si estuviésemos activamente provocando este efecto de "V" en las cejas, utilizando los músculos de la frente, mientras que en realidad es solo una ilusión de perspectiva producido por el ángulo.

En el mundo de las expresiones faciales, explica el portal Quartz, este gesto es conocido como 'Action Unit 4', y se cree que hace a la gente parecer de un status superior.

Los autores del estudio reconocen sin embargo que la expresión que se forma al inclinar la cabeza levemente hacia abajo puede ser leída también como apaciguadora o incluso menos amenazante. A veces puede hasta hacer parecer como si estuviéramos sonriendo. Pero como regla, nos hace más intimidantes.

Si estás en una situación en la que necesitás mostrarte dominante, intentá poner tu expresión facial en neutro e inclinar el mentón levemente hacia abajo.