OMNI calor > zonas urbanas > Salud

CAMBIO CLIMÁTICO

34° de calor: Una amenaza creciente para la salud

Cada vez más población mundial vive en zonas urbanas y cada vez hay más eventos climáticos extremos. ¿Qué significa el calor de 34° para hoy en Buenos Aires?

La última semana de octubre llegó con temperaturas inusitadas y para hoy se esperan 34° en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pero no es la única urbe afectada por el calor, sino que es una preocupación global: cada vez mayor de la población mundial vive en zonas urbanas.

Se espera que la población urbana mundial crezca de 4.200 millones en 2018 a 6.700 millones en 2050, incluida una población que vive más años.

Mientras tanto, debido al cambio climático inducido por el hombre, la frecuencia de eventos climáticos extremos está aumentando en todo el mundo. El cambio climático, la urbanización y el envejecimiento de la población crean una “tormenta perfecta” de riesgos para la salud mundial, particularmente a causa del calor urbano.

Si todo sigue igual, se proyecta que las temperaturas extremas actuales se superarán en gran parte de la Tierra para el año 2100, explican los autores de un análisis publicado en la revista científica British Medical Journal (BMJ).

Dado que los riesgos para la salud relacionados con el calor son particularmente graves en las zonas urbanas, es imperativo evaluar estos riesgos y responder de manera eficaz Dado que los riesgos para la salud relacionados con el calor son particularmente graves en las zonas urbanas, es imperativo evaluar estos riesgos y responder de manera eficaz

Consecuencias para la salud del calor

Los desastres relacionados con el calor son cada vez más frecuentes e intensos, como olas de calor, sequías e incendios forestales, ya han provocado un aumento de la mortalidad y la morbilidad.

Por ejemplo:

  • El número de muertes en exceso durante la ola de calor de 2003 en Europa se estimó en 70.000, incluidas alrededor de 15.000 personas solo en Francia.
  • Las olas de calor de 2018 en Japón dieron como resultado más de 20.000 ingresos hospitalarios relacionados con el golpe de calor, principalmente en personas de 65 años o más.

Los niveles elevados de ozono debido a las temperaturas más altas y los contaminantes del aire por la quema de combustibles fósiles también aumentan la mortalidad y morbilidad cardiorrespiratorias, posiblemente al aumentar los niveles de colesterol y la inflamación sistémica.

La creciente incidencia de enfermedades renales y enfermedades mentales asociadas con la exposición al calor urbano son otros efectos devastadores.

Además, se espera que el aumento del calor urbano reduzca la productividad laboral y la capacidad de trabajo al aire libre.

image.png

Calor en zonas urbanas

Las zonas urbanas son generalmente más cálidas que las áreas rurales y suburbanas adyacentes. Este fenómeno se conoce como efecto isla del calor urbano (Urban heat islands).

Por ejemplo, mientras que la temperatura promedio del aire en el centro de una gran ciudad como Londres puede ser 4 ° C más alta que en las áreas rurales exteriores, este diferencial puede alcanzar los 10 ° C durante los eventos de calor extremo.

Las islas de calor urbano son causadas por el uso de materiales como el metal, el hormigón y el ladrillo que son altamente eficientes para absorber y almacenar el calor del sol, la falta de vegetación y el calor liberado por las actividades humanas (por ejemplo, transporte, iluminación, aire acondicionado).

Las islas de calor urbanas pueden afectar la salud directa e indirectamente. Los estudios han encontrado que el aumento de calor tiene un efecto directo sobre la mortalidad y la morbilidad, particularmente durante los eventos de calor extremo.

Las islas de calor urbanas también pueden afectar los patrones de lluvia y empeorar la contaminación del aire, agravando los daños a la salud.

Como si fuera poco, para el 2100 se espera que la mortalidad relacionada con el calor en Europa aumente unas 50 veces debido al cambio climático aumentado por la expansión de las zonas urbanas.

"Es necesaria una adaptación estructural", reflexionaron los autores.

Es necesaria una adaptación estructural

Es necesaria una adaptación estructural

image.png

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario