OCIO Netflix > series > Cobra Kai

ALERTA DE SPOILERS

Netflix y Cobra Kai: Explotación nostálgica al límite

La nueva temporada de Cobra Kai en Netflix nos demuestra que los grandes deberían retirarse en la cima, y que la "nostalgia explotation" ya es un hecho

Cobra Kai divide las aguas de la crítica nuevamente, tras el estreno de su quinta (¿Y penúltima?) temporada dentro de la plataforma de Netflix: los postulados a favor consideran que la serie funciona como secuela tardía de la mítica trilogía ochentera, pero existe cierto descontento con la sobrexplotación de la nostalgia y las fórmulas de trama repetitivas.

El título estadounidense creado por Josh Heald, Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg recicla a todos los abyectos de las entregas anteriores, ya que en esta oportunidad, unos derrotados Daniel LaRusso y Johnny Lawrence deberán enfrentarse al inescrupuloso villano villanísimo de Terry Silver (Thomas Ian Griffith), tras el fracaso del último (y arreglado) torneo de artes marciales.

Cobra Kai: Temporada 5 | Tráiler oficial | Netflix

En esta nueva temporada también retornan varios de los reconciliados enemigos del personaje de Ralph Macchio; por un lado, Toguchi Chozen (Yuji Okumoto), antagonista arrepentido de la segunda entrega de Karate Kid, se convierte en un gran descubrimiento como alivio cómico de la serie, mientras desempeña su rol de "guardaespaldas" de LaRusso y Lawrence.

Por el otro, tenemos a un adulto Mike Barnes (Sean Kanan) enemigo de Macchio en la tercera entrega, que al principio demuestra lo que sucedería con los protagonistas si fueran a terapia, pero rápidamente sucumbe al torbellino karateca de LaRusso y compañía gracias al poder del guion, socavando (otra vez) en las adversidades de la adolescencia contra el patán de turno.

Cobra Kai: Un inicio accidentado y que se desinfla paso a paso

Si bien la quinta temporada sigue la estela de sus antecesoras y logra convertir a sus personajes en parte de nuestra familia, es cierto que las subtramas se vuelven repetitivas. No obstante, este adictivo guilty pleasure sigue siendo un favorito de la plataforma de streaming porque sabe rememorar la nostalgia ochentera incluso con un público que ni siquiera había nacido en esa década.

Esta nueva serie de episodios posee un inicio accidentado con el viaje de Miguel Diaz (Xolo maridueña) a México, en busca de sus orígenes biológicos, pero nunca terminan de arriesgarse por decir qué tan malo era su padre: ¿Era narcotraficante? ¿Organizaba peleas clandestinas? La serie no sólo no lo aclara sino que tampoco lo hace relevante para la trama, se queda en el medio afirmando que el padre de Miguel sólo es "un hombre malo".

Si a eso le sumamos el tan cliché filtro amarillo para retratar las calles mexicanas, tenemos un desenlace de subtrama que hace agua, y que sólo justifica un road trip para solventar la unión familiar entre Robby, Miguel y Johnny en los siguientes capítulos. La única sorpresa al descubrir quién es el padre de Miguel, es que está encarnado por el conocido actor puertorriqueño Luis Roberto Guzmán (¿Quién mató a Sara?, El pantera).

Guzman cobra kai.webp
Luis Roberto Guzmán, un rostro sorpresa en los primeros episodios de la reciente temporada de Cobra Kai

Luis Roberto Guzmán, un rostro sorpresa en los primeros episodios de la reciente temporada de Cobra Kai

Tras limar las asperezas convenientes para la historia, en otro extremo tenemos a un Daniel LaRusso lidiando con la expansión de Cobra Kai a manos de Terry Silver (memorias de trauma mediante para LaRusso). Sin embargo, esa diversificación de tramas en paralelo acaba siendo un espejismo y todo vuelve a la normalidad tras los primeros tres capítulos.

Entre los personajes jóvenes la que tiene más peso es Tory Nichols (Peyton List) al jugar a dos puntas alegando no estar de ningún lado, mientras afronta un problema de conciencia cuando descubre que el combate que le ganó a Sam estaba comprado por su sensei.

Tal y como se advertía en la cuarta temporada, se nota cierto estancamiento y falta de ideas nuevas que regeneren la franquicia, pero cuando todo parece perdido, el esotérico poder del guion reactiva el interés del espectador, amagando con una próxima temporada que promete un final a todo trapo en Japón.

Villano con esbirros y el poder de la amistad, un clásico

Terry Silver es el mejor antagonista de la saga. Punto. No pienso discutir esto. Ni Sato, ni John Kreese. Hay que reconocer que la labor de Thomas Ian Griffith es soberbia, el aspecto arquetípico de villano bond mezclada con el tono amenazante de hablar, superan con creces a la brutal crueldad del sensei Kreese, y son de lo mejorcito que tiene esta temporada.

Incluso cumple con todos los checks en la lista de cómo ser un villano, contratando esbirros comandados por una socia surcoreana con aires mafiosos, igual de detestable que él: Kim Da-Eun (Alicia Hannah-Kim) aparece en escena con un equipo de subordinados que se encargarán del dojo y de convertir a los discípulos de Cobra Kai en máquinas destructoras, mientras el infame plan de expandirse globalmente toma impulso.

La verdad es que es increíble la habilidad exhaustiva de los guionistas para recuperar a personajes de la saga e ir integrándolos de manera dosificada durante la serie, sumado al ya conocido apartado nostálgico, donde se encuentran referencias a películas de Rocky, culminando con unos ebrios LaRusso, Lawrence y Chozen cantando a pleno pulmón Eye of the Tiger de Survivor.

Cobra Kai Netflix.jpg
El carismático trio de senseis conformado por Lawrence, LaRusso y Chozen ya está más que aceitado en la explotación de la nostalgia

El carismático trio de senseis conformado por Lawrence, LaRusso y Chozen ya está más que aceitado en la explotación de la nostalgia

Terry Silver es el mejor antagonista de la saga. Punto. No pienso discutir esto. Terry Silver es el mejor antagonista de la saga. Punto. No pienso discutir esto.

En un apartado al capítulo final, es menester destacar la prodigiosa combinación entre acción y humor, con más violencia de lo habitual, que borra gran parte de los defectos e imperfecciones de esta temporada con el poder de la amistad, ejercido por los alumnos del Miyagi-Do/Eagle Fang. Un recurso narrativo que se repite desde los albores de la saga, cuando los protagonistas unen fuerzas para ejercer esa técnica en particular que se enseñó a lo largo de los episodios y que será relevante para la trama más adelante.

Lo único que sobra para preguntarse sobre esta accidentada temporada de Cobra Kai es si la próxima season será la última, ya que amagar con un Superbowl del karate y no llegar a nada con ello sería una enorme decepción, que haría que la serie no se retire decorosamente de la plataforma Netflix, pero eso sólo se verá cuando se estrene y no antes. A esperar otros dos años.

Más noticias de Urgente24

El Indec y la "encubierta" (e infernal) inflación de agosto

Larreta sin 'teléfono rojo' con CFK y "mil días sin un plan"

ANMAT prohibió la venta de 5 suplementos dietarios "ilegales"

CFK, Mauricio Macri y cómo recuperar el Superclásico

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario