ACTUALIDAD CFK > Mauricio Macri > la Grieta

VIEJA TRAMPA

CFK, Mauricio Macri y cómo recuperar el Superclásico

CFK vs. Mauricio Macri / Mauricio Macri vs. CFK, el Superclásico dominguero es lo que reclaman los melancólicos. Pero llegan tarde, probablemente.

Desde hace 1 año que algunos estudiosos de la política sostienen que CFK y Mauricio Macri intentarían volver a ocupar el escenario en 2023. Ahora, con la excusa de que hay que administrar la violencia, autogenerada durante varios años desde la Grieta, resulta que ambos parecen dispuestos al cumplimiento de la profecía. El superclásico debe regresar. El Viejo Circo propone reponer el antiguo show de la Mujer Forzuda y el Mago del Trapecio.

Marchitos, responsables ambos del gran fracaso argentino, CFK y Macri se aferran al coprotagonismo. En privado, ambos exigen que la historia revalide sus gestiones y rescate sus virtudes tal como si fuesen ciertas.

El ardid para resucitar el superclásico CFK vs. Macri y Macri vs. CFK, ya lo comprendió la UCR, que se resiste a darle un 2do. tiempo a quien no los dejó tan siquiera ingresar al estadio durante el 1er. tiempo.

Gerardo Morales y Gustavo Valdés tienen argumentos concretos: la UCR es la que cubre el territorio más allá del AMBA.

Y también tiene conocimiento del anhelo de Macri, Horacio Rodríguez Larreta, desde antes que su ex líder respaldara a Patricia Bullrich sólo para erosionar al alcalde porteño; y amenazara con Javier Milei -muy eficiente el trabajo de ‘approach’ de Joaquín de la Torre- por las dudas que aquel desgaste no fuese suficiente.

En el espacio de CFK, la cuestión es más compleja. Si bien Alberto Fernández ya no es candidato a un 2do. mandato, su abandono sucede por su derrumbe, que no fue en soledad sino que arrastró consigo al Frente de Todos.

Muy estropeado en todas las encuestas, el FdT no le alcanza a CFK para revalidarse como jefa de una fuerza de opositora con ínfulas. Si Milei ganara madurez en su propuesta y articulara algunos candidatos distritales interesantes, CFK deberá elegir destinos más accesibles que la presidencialidad. Ella tiene a su favor que Macri hará todo lo posible por impedirle ese ostracismo. Luego, falta 1 año, mucho tiempo para la Argentina.

javier milei.jpg
Javier Milei no tiene oficina partidaria ni precandidatos propios en CABA, PBA, Santa Fe, Córdoba ni Rosario, ¿Es candidato o un experimento?

Javier Milei no tiene oficina partidaria ni precandidatos propios en CABA, PBA, Santa Fe, Córdoba ni Rosario, ¿Es candidato o un experimento?

El invitado incómodo

CFK demoró demasiado. Sergio Massa debió ser una opción anterior. Mucho se especuló conque Alberto se resistía a que Massa se hiciera cargo del Palacio de Hacienda o de la Jefatura del Gabinete de Ministros, pero CFK tampoco apuró la decisión. Ella creía en funcionarían los correctivos a Martín Guzmán.

Hoy día para que el FdT sobreviva, Massa debe tener éxito. Es una situación incómoda para CFK, quien ocupa la agenda sólo porque tiene un pedido de condena por robo al Estado o porque unos marginales a quienes quiere inventarse como terroristas profesionales quisieron hacerse famosos matando al personaje más visible de la sociedad a la que, en su conjunto, culpan de sus frustraciones.

Es obvio que CFK se siente incómoda, no por carecer de otra opción que Massa sino porque éste puede recuperar al FdT robando la agenda a Macri, Bullrich y Larreta y traicionando a Ernesto Laclau... pero esto se debatirá sólo si consigue algún éxito. Cuidado: ese tema preocupa, y mucho, a Macri.

Pero la realidad hoy es que con o sin CFK, Juntos por el Cambio se encuentra a 1 punto porcentual de ganar en 1ra. vuelta, y la supervivencia del Frente de Todos es esperar el éxito de Massa aún cuando una parte de la coalición no comulgue con el orden fiscal, un plan monetario y la geopolítica cercana a Washington DC. Massa conoce esas resistencias y sus límites; por ese motivo, a cada paso recuerda ‘a todos y todas’ que aún no hubo exclusión de los más necesitados.

CFK se pregunta: ¿Cómo usufructuar un eventual éxito de Massa? Eso es lo que elucubran asistentes al Instituto Patria.

Sin embargo, Massa no dará una pelea que no es suya sino del mercado. Por ese motivo le dijo a los lenguaraces de Coninagro que él piensa en 2027, no en 2023, casi una ironía que sólo no entendieron los periodistas de Juan Cruz Ávila.

massa yellen3.jpg
Sergio Massa y Janet Yellen, en el Departamento de Estado. CFK prefería La Habana. ¿Y ahora?

Sergio Massa y Janet Yellen, en el Departamento de Estado. CFK prefería La Habana. ¿Y ahora?

La Grieta otra vez

En septiembre 2022 CFK y Mauricio Macri son espíritus melancólicos. CFK se arrepiente de haber cedido espacio en forma temporaria -según ella, fue apresurada- a Alberto Fernández. Macri se pregunta si sustituir la alianza con la UCR por una alianza con Milei le devolvería la centralidad que extraña.

El magnicidio fallido y sus consecuencias, permite el diálogo que ni siquiera es diálogo porque alcanza con los gestos y las complicidades. Intermediarios siempre se encuentran, hoy con la excusa de la necesidad del teléfono rojo.

No es relevante si el atentado contra CFK fue una acción de personajes de la ultraderecha o de la ultraizquierda. La cuestión es la violencia que ha crecido en la sociedad argentina, en el contexto de la Grieta, que ambos convirtieron primero en marketing y luego en merchandising, y que parecía sólo verborrágica hasta que alguien decidió convertirla en un acontecimiento físico. ¿Ahora ellos vienen al rescate?

De pronto, unos perciben que hay personas dispuestas a odiar en la práctica, no en la teoría. Por supuesto que han llegado demasiado lejos. La irracionalidad argentina, que acumula años pero es más perceptible desde el conflicto 2008 entre el kirchnerismo y el campo, nunca fue sanada ni acotada ni reprimida sino alentada, argumentada, racionalizada, tal como si a la estupidez pudiese concederle un marco racional.

Luego, ¿puede funcionar el superclásico sin Grieta? ¿No sería como Titanes en el Ring sin Martín Karadagian...?

De todos modos, los números son terribles para ambos. Es muy difícil instalar como presidenciables a 2 políticos que se encuentran entre los personajes menos populares y de reconstrucción tortuosa.

Ni el atentado fallido en su contra rehabilitó lo suficiente a CFK ante la opinión pública. Macri sigue más abajo que Bullrich, Larreta, Milei y varios radicales.

¿Explorar una Gran Cumbre mano a mano para pacificar la opinión pública argentina ayudaría a recuperar la centralidad perdida por ambos?

Por supuesto que hay riesgos. Uno consiste en la renovada pérdida de credibilidad en la democracia sistémica que provocaría un show mal administrado.

jose torello.jpg
José Torello, otro fan del superclásico. Para eso, que recuperen a Fabián Rodríguez Simón....

José Torello, otro fan del superclásico. Para eso, que recuperen a Fabián Rodríguez Simón....

Los promotores del evento, al mejor estilo Don King, dicen que todos los medios de comunicación deberían acompañar. ¿Quién puede ser tan tonto como para creer que en 2022 los medios de comunicación lideran la agenda de la opinión pública? Mucho menos en la Argentina conspiranoica que ellos inventaron.

Luego, la ausencia de legitimidad es otro riesgo sistémico. Ellos no representan a todos, apenas a sí mismos. Hay imperfecciones en el proyecto. La ingeniería requiere ajustes.

Los electores fieles de ambos se han reducido y los cómplices se exponen a habitar una irrealidad que les provocaría un desgaste innecesario. Pero es lo que hay para no perder la esperanza de recuperar el estrellato.

--------------------------

Más contenido en Urgente24:

Emmys 2022: Escándalo por ninguneo a famosa serie de Netflix

Furor por convocatoria gratis para trabajar en el exterior

Aerolínea incorporará camas para pasajeros en los aviones

Previaje 3: Cómo combinarlo con los puntos del banco

4 tenedores libres imperdibles en Buenos Aires

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario