MUNDO Irak > fraude > Muqtada al Sadr

TEMEN ESCALADA

Irak: Milicias proiraníes no aceptan resultado electoral

En Irak, los partidos chiitas proiraníes y las milicias que tienen detrás, denuncian fraude en las elecciones donde ganó Muqtada al Sadr.

Partidos proiraníes y milicias que los apoyan han denunciado fraude en Irak el martes 12/10, luego de que los resultados preliminares de las elecciones parlamentarias del domingo arrojaran un contundente triunfo para el clérigo populista chiita Muqtada al Sadr(que rechaza cualquier influencia extranjera, incluso la del vecino Irán).

Según la agencia estatal de noticias iraquí INA, su grupo, Sairún (Caminantes), ha obtenido 73 de los 329 escaños del nuevo Parlamento.

Mientras que los partidos proiraníes, agrupados en el bloque Al Fateh (Conquista), se quedaron solo con 14.

Las milicias que respaldan a esos partidos denunciaron fraude y amenazaron con una respuesta armada, incluso antes de que la Comisión Electoral anuncie los resultados oficiales.

Hadi al Ameri, líder del bloque Al Fateh, que agrupa a la mayoría de las milicias proiraníes que operan en Irak y que están integradas de facto dentro de las Fuerzas Armadas iraquíes, rechazó en un breve comunicado los resultados preliminares de los comicios celebrados el domingo.

“El Bloque Al Fateh no acepta los resultados manipulados de estas elecciones parlamentarias que fueron anunciados por la Comisión Electoral Suprema”, dijo este destacado paramilitar en un breve comunicado.

Quién es Al Sadr

Al Sadr está al frente del único movimiento genuinamente popular que surgió tras la invasión de Estados Unidos en 2003, asegura El País.

Tiene el apoyo de las clases populares árabes chiitas y despierta hostilidad entre las élites de la comunidad.

Al Sadr fue uno de los grandes opositores a la presencia estadounidense; explica La Vanguardia: fueron sus milicias las que libraron algunas de las batallas callejeras más duras contra la presencia de las tropas de USA después de la invasión en el 2003.

"Actualmente pide la retirada de los 2.500 soldados estadounidenses -explica el diario catalán- que permanecen en el país, tal como piden las milicias proiraníes. Con los años, Al Sadr también pasó a oponerse a la influencia de Irán, país donde se educó como religioso, y su lema es 'no a Estados Unidos, no a Irán'".

Al Sadr defiende que “el Estado debe tener el monopolio en el uso de las armas” (otro punto que joroba a las milicias).

El líder de Kataeb Hezbolá, una de las principales milicias proiraníes, instó a las Fuerzas de Movilización Popular (FMP, el paraguas que agrupa a todas las milicias) a que estén listas para defender su “entidad sagrada”. Se trata de un poderoso grupo armado con un registro de intimidaciones y atentados, explica el diario El País, considerado por USA y otros una organización terrorista.

Algunos analistas han advertido sobre el riesgo de escalada.

La participación electoral ha sido del 41%, la más baja en 2 décadas.

Como segunda fuerza del país quedó posicionada la Alianza del Estado de la Ley, del ex primer ministro Nuri al Maliki, a quien en el 2018 los votantes acusaban de haber ahondado en la división sectaria que abrió camino al ascenso del Estado Islámico.

Los kurdos, si se unen, tendrían 61 escaños, 35 de ellos el Partido Democrático Kurdo, liderado por los Barzani. Otra fuerza importante será la coalición Taqadun, liderada por Mohamed al Habusi, con unos 38.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario